sanidad

Un estudio confirma que las dosis de refuerzo son eficaces ante la variante ómicron

Las reacciones a las siete vacunas fueron similares, notificándose con mayor frecuencia fatiga, dolor de cabeza y dolor en el lugar de la inyección
Un estudio confirma que las dosis de refuerzo son eficaces ante la variante ómicron

Un ensayo, previo a la secuenciación de la variante Ómicron, ha confirmado que las dosis de refuerzo son seguras y eficaces, según el estudio publicado en ‘The Lancet’, destinado a obtener más información sobre la tercera dosis tras dos inyecciones de AstraZeneca-Oxford y Pfizer-BioNtech.

Este estudio, que recibe el nombre de COV-BOOST, se ha realizado obre 2.878 personas sanas mayores de 30 años que habían recibido la pauta completa y a todos se les ha administrado, entre diez y doce semanas después de las dos dosis iniciales, una tercera de alguna de las siete vacunas seleccionadas (las dos citadas, Novavax, Janssen, Moderna, Valneva y Curevac).

“Los datos de efectos secundarios muestran que las siete vacunas son seguras de usar como tercera dosis, con niveles aceptables de efectos secundarios inflamatorios como dolor en el lugar de la inyección, dolor muscular y fatiga. Si bien todos aumentaron la inmunogenicidad de la proteína de pico después de dos dosis de AstraZeneca, en el caso de la vacuna Pfizer-BioNTech, solo aumentó con AstraZeneca, Pfizer-BioNTech, Moderna, Novavax, Janssen y Curevac”, ha detallado el líder del ensayo y director del NIHR Clinical Centro de investigación, University Hospital Southampton NHS Foundation Trust, Saul Faust.

Concretamente, las terceras dosis e administraron entre 10 y 12 semanas después de los ciclos iniciales de dos dosis de AstraZeneca o Pfizer. Los participantes tenían 30 años o más pero aproximadamente la mitad tenía 70 años o más. La edad promedio de los participantes que recibieron AstraZeneca ha sido de 53 años, en el grupo de edad más joven, y de 76 años en el grupo de mayor edad. Las edades promedio para Pfizer fueron de 51 y 78 años, respectivamente.

Las reacciones a las siete vacunas fueron similares, notificándose con mayor frecuencia fatiga, dolor de cabeza y dolor en el lugar de la inyección. Estos fueron informados con mayor frecuencia por las personas de 30 a 69 años. 912 de los 2878 participantes experimentaron un total de 1036 eventos adversos, efectos más allá de estos efectos secundarios, 24 de los cuales fueron graves.

Además, los aumentos en los niveles de anticuerpos, en la vacuna de AstraZeneca, aumentaron entre 1,8 y 32,3 veces y, entre los inmunizados con Pfizer, el rango fue entre 1,3 y 11,5 veces mayor. También se obtuvieron respuestas significativas de linfocitos T con las diferentes combinaciones en todos los rangos de edad, entre los 30 y los 70 años.

TE RECOMENDAMOS