Política

El PSOE defiende que la reforma laboral es clave y beneficiosa para Canarias

Los socialistas arguyen que “permite atajar la precariedad y el paro desde la protección de los trabajadores y también de la empresa”

Ramón Morales, Tamara Raya y Luc André Diouf.

El PSOE de Canarias defendió ayer que la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez “será clave para Canarias”, al “permitir atajar dos de los principales males de nuestro mercado laboral, la precariedad y el alto desempleo, desde la protección de los trabajadores y de la empresa”. Así lo pusieron de manifiesto durante una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria Ramón Morales, senador por Gran Canaria y secretario del área de Relaciones con las Cortes y Administraciones del PSOE de Canarias; Tamara Raya, representante en el Congreso por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, coordinadora de los diputados canarios, y Luc André Diouf, por la provincia de Las Palmas, secretario de Políticas Migratorias y Refugiados de la ejecutiva federal del PSOE y portavoz de migraciones del Grupo Socialista en el Congreso.


Los parlamentarios socialistas invocaron “el espíritu de diálogo con que se ha emprendido esta iniciativa”, con el consenso de los sindicatos y la patronal. “Esperamos que todos los partidos, también los nacionalistas que tienen presencia en el Congreso de los Diputados, como es el caso de Coalición Canaria y Nueva Canaria, se sumen al apoyo de esta reforma laboral”, transmitió Tamara Raya.


Ramón Morales hizo un llamamiento concreto al Partido Popular, “que sin haber visto el documento, desde el primer momento ya se puso en el no”, para que se centre “en lo realmente importante, que es la recuperación económica y el mercado laboral y que demuestren si realmente están pensando en el país”.


Entre las novedades, Raya destacó la recuperación de la negociación colectiva, “que con la reforma de 2012 había desaparecido, y dejaba a los trabajadores en un cierto desamparo”; la potenciación de la contratación indefinida para reducir la precariedad y el desempleo; la limitación de los contratos temporales, y la prevalencia del convenio colectivo sobre el empresarial y su prórroga en el tiempo hasta que se negocie uno nuevo.


Luc André Diouf apuntó que otro de los puntos fundamentales introducidos es la formación, a través de dos tipos de contrato: el formativo, destinado a adquirir la competencia profesional adecuada correspondiente a un determinado nivel de estudios mientras se alterna con una actividad laboral retribuida, y el ideado para la obtención de la práctica profesional.