la palma

La Palma, al borde de una crisis turística “sin precedentes”: la ocupación no supera el 20%

Las asociaciones indican que "solo han llegado ayudas a las empresas directamente afectadas en el Valle de Aridane"
Un establecimiento cerrado en una vía cubierta de ceniza en Puerto Naos. EP

La patronal turística de La Palma, integrada por los centros de iniciativas turísticas Tedote y el CIT Insular; la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia tinerfeña (Ashotel); las federaciones insulares del sector comercial y empresarial (FAEP y FEDEPALMA) y la delegación palmera de la Cámara de Comercio, esperan con “desesperación” y al borde de una “crisis sin precedentes”, con una ocupación que no supera el 20% en enero y febrero, las medidas solicitadas a los gobiernos central y canario para paliar los efectos económicos de la erupción volcánica.

Recuerdan los presidentes y principales representantes de las patronales palmeras que de los 18 puntos del documento presentado el 9 de noviembre, de los que siete tienen que ver con la ayuda al sector turístico insular, solo se ayudó con la prórroga del IGIC del tercer trimestre del recién concluido año, al que apenas en 14 días se tendrá que hacer frente, lo que implica liquidar el tercer y cuarto trimestre de 2021 de forma conjunta además del resto de impuestos, costes laborales o financieros.

Aunque reconocen el aplazamiento del mes de octubre, y el apoyo a empresas y autónomos del Valle de Aridane, lamentan que el resto de las medidas previstas para salvar la economía palmera, no se hayan materializado.

“Estamos francamente desconcertados por la ausencia de ninguna de las medidas comprometidas por distintos interlocutores ministeriales ni consejería autonómicas, entre las que figuran la exención de impuestos, la llegada de ayudas directas, la ampliación de carencia en préstamos ICO, una nueva financiación a bajo interés y moratorias hipotecarias”, señalan en un comunicado conjunto.

Así, indican que “nada se ha llevado a cabo mientras se asiste al agravamiento de la situación una vez se ha dado por concluida la erupción volcánica”.

En la isla la media de ocupación hotelera alcanzó el 35%, un porcentaje apenas cinco puntos mayor en el caso de la oferta alojativa extrahotelera, durante la que se consideraría temporada alta, de Navidad a Reyes, mientras que en el caso de la oferta de casas vacacionales no se supera el 51% de ocupación.

“Estamos ante un panorama de enorme complejidad, con riesgos evidentes para el mantenimiento de la actividad de empresas de servicios, una repercusión negativa en el tejido comercial y empresarial y el temor de no poder hacer frente durante mucho más tiempo ante la precariedad de la situación, derivada de la crisis volcánica que ha vivido La Palma durante casi tres meses y cuyas consecuencias continúan. Desde la erupción del volcán hace ya 4 meses hemos perdido el 100% de las conexiones con los mercados europeos, algo que se prolongará hasta bien entrado febrero, cuando la recuperación prevista de conexiones no será suficiente”, apuntan.

Las asociaciones indican que “solo han llegado ayudas a las empresas directamente afectadas en el Valle de Aridane, y si bien esa es una acción imprescindible, no es suficiente si por lo que se apuesta es por compensar las pérdidas y potenciar la recuperación de la economía palmera afectada gravemente por la crisis volcánica, que ha golpeado la estructura productiva y de servicios del conjunto de la isla de La Palma”.

TE RECOMENDAMOS