cultura

Lang Lang y su virtuosismo al piano desembarcan en el FIMC

El intérprete protagoniza hoy y el domingo uno de los hitos del 38º Festival Internacional de Música de Canarias con las ‘Variaciones Goldberg’ de Bach y el ‘Arabesco’ de Schumann
Lang Lang interpretará obras de Bach y Schumann en su paso por el Festival de Música de Canarias. / DA

Lang Lang, el pianista más influyente y aclamado en el mundo, se encuentra en el Archipiélago para participar en el 38º Festival Internacional de Música de Canarias. Lo hará con dos conciertos programados esta semana en los auditorios de Gran Canaria y Tenerife, cuyas entradas se agotaron pocas horas después de su puesta a la venta, al igual que sucede en todos los escenarios que visita. Los conciertos tendrán lugar hoy jueves (20.00 horas) en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y el domingo (19.00 horas) en el Auditorio de Tenerife.

Los afortunados que han conseguido una butaca podrán escuchar las Variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach, pieza que Lang considera una de las obras maestras más grandes escritas para teclado, así como el Arabesco de Robert Schumann, que, a su juicio, es la partitura perfecta para preceder a Bach.

Pocos artistas tienen un impacto tan notable como Lang Lang. Como pianista, educador y filántropo, además de influyente embajador de las artes, el pianista chino ha asumido como propios el compás de las nuevas tecnologías y la melodía de la innovación para llevar la música clásica al siglo XXI. Se siente igual de feliz tocando para miles de millones de espectadores, como sucedió en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekín, que ante un puñado de niños en las escuelas públicas.

Considerado por The New York Times como “el artista más popular en el planeta de la música clásica”, agota entradas en todos los continentes. Ha colaborado con directores como Sir Simon Rattle, Gustavo Dudamel, Daniel Barenboim y Christoph Eschenbach, y actúa junto a las mejores orquestas. Pero además es protagonista de diferentes mundos musicales. Su presencia en los premios Grammy con Metallica, Pharrell Williams o la leyenda del jazz Herbie Hancock han sido aclamadas por millones de espectadores. Es además responsable de que millones de niños chinos hayan decidido estudiar piano.

MÁS QUE UN NIÑO PRODIGIO

Lang Lang comenzó a tocar el piano a los tres años y dio su primer recital público antes de los cinco. Ingresó en el Conservatorio Central de Música de Pekín a los nueve años y ganó el primer premio en el Concurso Internacional Tchaikovsky para Jóvenes Músicos a la edad de 13. Posteriormente se fue a Filadelfia para estudiar con el legendario pianista Gary Graffman. Tenía 17 años cuando llegó su gran oportunidad, reemplazando a André Watts en la llamada Gala del Siglo, interpretando el Concierto para piano nº 1 de Tchaikovsky con la Sinfónica de Chicago bajo la batuta de Christoph Eschenbach.

En su autobiografía, Un viaje de miles de kilómetros, desvela tres puntos de inflexión: un acontecimiento dramático, un cambio de rumbo y un exitoso debut. Desde un padre autoritario, que concentró en su único hijo toda su frustración por la Revolución Cultural y lo invitó a suicidarse con nueve años tras fracasar en su ingreso en el Conservatorio de Pekín, pasando por un profesor -el pianista Gary Graffman- que lo convenció, con 15 años, para cambiar su espíritu competitivo por una mentalidad más artística y hasta llegar a un director de orquesta -Christoph Eschenbach- que lo invitó a debutar compartiendo escenario con colegas de la talla de Leon Fleisher, Misha Dichter y Alucia de Larrocha.

Su carrera entró en otra dimensión al grabar con Universal las Variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach, que ha sido para Lang Lang, como él mismo ha relatado, el sueño de su vida, y que se podrán escuchar ahora en el Festival Internacional de Música de Canarias. Antes, el pianista chino interpretará Arabesco en Do Mayor, de Robert Schumann, autor que confesaba también ser un gran admirador de Bach.

ESTUDIANTES

Lang Lang mantendrá hoy, horas antes del concierto de Gran Canaria, un encuentro con más de un centenar de estudiantes de música, con quienes departirá sobre su dilatada y espectacular trayectoria, además de darles pautas y consejos sobre lo que significa dedicarse profesionalmente a la música.

TE RECOMENDAMOS