marcas

Hospiten Roca incorpora un nuevo servicio de medicina estética facial

La especialista indica que la medicina estética facial es una oportunidad para mejorar la salud de la piel y retrasar el envejecimiento
Dra Cecilia Lobos Soto Hospiten Roca San Agustín
La doctora Cecilia Lobos Soto lidera la Unidad de Medicina Estética Facial de Hospiten Roca

Hospiten Roca ofrece un nuevo servicio de medicina estética facial que permite a los usuarios solventar cuestiones de su aspecto físico con las que no están conformes, mejorar la salud de su piel y retrasar el envejecimiento. Para ello, el centro hospitalario cuenta con la nueva Unidad de Medicina Estética Facial, liderada por la doctora Cecilia Lobos.

Según Cecilia Lobos, la medicina estética se ha visto favorecida por la mayor accesibilidad a la información por parte de la población, así como por la amplia oferta que existe en el mercado sobre tratamientos médicos estéticos destinados a la salud facial. Además, la doctora resalta que existe “una mayor preocupación por la apariencia física”, por lo que, gracias a la medicina estética “se pueden mejorar aspectos físicos con los que no estamos conformes y mejorar nuestra satisfacción con nosotros mismos”.

La principal ventaja para los usuarios que acuden a Hospiten Roca para realizarse un tratamiento estético facial es que encuentran una atención multidisciplinar, ya que, al tratarse de un centro hospitalario, los profesionales encuentran apoyo en el resto de las especialidades médicas y quirúrgicas que permitirán resolver exitosamente las demandas de los usuarios. Además, las intervenciones que se realizan son de carácter ambulatorio, la mayoría de los resultados se notan de manera inmediata y permiten la incorporación a la vida normal en el mismo día.

La Unidad de Medicina Estética Facial de Hospiten Roca ofrece diferentes tipos de tratamientos, entre los que se encuentran: el rejuvenecimiento facial con toxina botulínica, la mesoterapia con ácido hialurónico, inductores de colágeno, tratamientos estéticos faciales de arrugas dinámicas y estáticas y la sonrisa gingival, la hipertrofia de maseteros, lipoatrofia e hiperlaxitud de la piel, las ojeras y bolsas de párpados inferiores, pómulos, rinomodelación, código de barras, volumen, hidratación y/o perfilado de labios, surcos nasogenianos, entre otros.

De esta manera, los pacientes pueden encontrar un amplio abanico de tratamientos que se adapten a sus necesidades, independientemente del tramo etario en el que se encuentren. Así, la doctora aclara que entre la población más joven se puede hablar del concepto ‘prejuvenation’, ya que lo que buscan es prevenir los signos del envejecimiento, en lugar de tratarlos y mantener una buena calidad de la piel. Mientras que, en los pacientes de mediana edad, los tratamientos se dirigen a la pérdida del volumen y el aumento de la flacidez de la piel. “En este tipo de pacientes nos enfocamos en reponer ese volumen necesario y luego aplicamos tratamientos para aumentar la producción de colágeno propio y, así, mejorar la tensión de la piel. Nuestro objetivo principal es ofrecer un aspecto natural, armónico y personalizado a cada paciente”, señala la Dra. Cecilia Lobos.

Además, la doctora destaca la necesidad de poder detectar posibles casos de pacientes que sufren un trastorno dismórfico corporal, que los lleva a obsesionarse de manera enfermiza con su aspecto físico y con la necesidad de hacerse intervenciones estéticas. “Lo más importante es poder identificar si existe una alteración psicológica para poder ofrecer un tipo de ayuda que no depende de mejorar en el aspecto físico, sino mental”, añade.

TE RECOMENDAMOS