justicia y tribunales

Sacarse el carné vía soborno: la presunta trama en pruebas de conducir en Tenerife

La Audiencia juzga esta semana a los acusados de cobrar de 2.000 a 8.000 euros a cambio de hacer trampas en exámenes para obtener permisos de circulación

El Ministerio Fiscal ha pedido un total de 29 años de prisión para los nueve acusados, entre ellos tres funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico de Santa Cruz de Tenerife, de participar en 2010 en una presunta trama, cuya finalidad sería lucrarse con la obtención fraudulenta de permisos de conducir, la mayoría de ellos para miembros de la comunidad china asentada en la Isla.

Dicha acusación será juzgada esta semana por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, en un caso que tiene como uno de los principales encausados al propietario de una autoescuela del Sur en la que trabajaba su esposa, también procesada.

Siempre según la versión de la Fiscalía, esta pareja captaba entre sus alumnos a los posibles interesados en pagar cantidades que oscilaban entre los 2.000 y los 8.000 euros a cambio de obtener el permiso de conducir sin estar capacitados para ello. Para lograrlo, presuntamente contaban con la intervención de dos funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico de Santa Cruz de Tenerife, quienes al parecer recibían parte del dinero cobrado a los beneficiarios de la ilegalidad descrita, así como viajes y reservas hoteleras, siempre que ayudasen a sus ‘clientes’ a superar las pruebas de conocimientos, y de aptitudes y comportamientos.

Captador

Se da la circunstancia de que muchos de los alumnos que aceptaron formar parte del chanchullo en cuestión eran de nacionalidad china y acudían a la autoescuela por la intermediación de otro de los acusados, un empresario afincado en el sur de Tenerife y con notoriedad en la comunidad china en Tenerife.

La Fiscalía también considera probado que uno de los funcionarios, que era conocedor de los cuestionarios de exámenes que iban a establecerse en el centro de exámenes de la Dirección General de Tráfico en Santa Cruz de Tenerife, entregaba de forma continuada los test a estos alumnos e, incluso, animaban a aquellos alumnos chinos que presentaban dificultades con el idioma que se aprendieran de memoria las respuestas del teórico.

TE RECOMENDAMOS