santa cruz

Santa Cruz obtiene 9,4 millones de los fondos Next Generation para limitar el tráfico en el centro

La financiación para la Zona de Bajas Emisiones se convierte en la primera que recibe la capital de la convocatoria europea, con la que también se reformará la calle de La Rosa
La reforma de la calle de La Rosa está incluida en el proyecto, que ha obtenido financiación europea. DA

Santa Cruz recibió ayer la confirmación de su acceso a los fondos Next Generation a través del proyecto de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) con el que pretende limitar el acceso del tráfico al centro de la ciudad. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana publicó la concesión de 9,4 millones para la implantación de este proyecto, en el que el Ayuntamiento de Santa Cruz aporta otros 5,6 millones, hasta completar los más de 15 que supone la implantación de esta ZBE, que supone, además, la compra de guaguas 100% eléctricas (2,2 millones), la remodelación de las calles Imeldo Serís (1,9) y La Rosa (1,7), una red de movilidad personal (1,2) y las instalaciones auxiliares para las guaguas eléctricas (696.000 euros).

Este proyecto, que sobre el mapa coincide con la Zona de Gran Afluencia Turística, supone la implantación de hasta 39 puntos con cámaras de reconocimiento de matrícula, la limitación de aparcamientos en superficie para favorecer su uso para los residentes o la implantación de la conocida como zona azul, para favorecer la rotación de los aparcamientos existentes.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, valoraba ayer este hito señalando que “la concesión de más de nueve millones para los proyectos relacionados con la futura Zona de Bajas Emisiones de Santa Cruz de Tenerife es una gran noticia para la ciudad. Supone, en primer lugar, un aval a los proyectos presentados por la capital y los funcionarios de cada uno de los servicios implicados. Estas iniciativas están bien construidas y tienen una justificación evidente en beneficio de la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía”.

El regidor añadió que, “por otro lado, suponen también el impulso a un proyecto de ciudad, una planificación que implica que la ciudadanía gane espacio frente a los coches; que el sector servicios de la ciudad, que es mayoritario, pueda generar nuevas oportunidades de negocio y seguir construyendo empleo, y, además, continuar promoviendo la reducción de las emisiones de gases contaminantes”. Bermúdez defendió que el desarrollo de este proyecto “nos permitirá, asimismo, recuperar para el disfrute de los vecinos, y poner de nuevo en valor, una de las arterias principales del centro de la ciudad como es la calle de La Rosa, que vivirá una remodelación que desde hace tiempo Ayuntamiento y vecinos estamos buscando”.

Para el nuevo responsable de Servicios Públicos, Carlos Tarife, “la aprobación de este proyecto supone el impulso a una transformación de la ciudad y de sus servicios públicos, cada día menos contaminantes, más eficientes, y más cercanos a los objetivos de desarrollo sostenible”.

Desde el área de Movilidad, Evelyn Alonso, apuntó que “Santa Cruz está viviendo un momento clave en cuanto a la transformación de la movilidad y su relación con políticas sostenibles. Este proyecto es un punto de partida para ordenar dicha movilidad y que suponga un impulso para continuar implementando medidas que favorezcan una movilidad más cercana a las necesidades de la ciudadanía”.

TE RECOMENDAMOS