economía

Mojar el churro se complica: los precios del aceite y la harina en Canarias se disparan

Los pequeños comercios ven con preocupación la subida de los precios del aceite y la harina en Canarias
los-precios-del-aceite-y-la-harina-en-Canarias
La subida de los precios del aceite y la harina en Canarias pone en apuros a numerosos negocios

La subida de los precios del aceite y la harina en Canarias provoca que muchos establecimientos se vean en verdaderos problemas a la hora de poder cuadrar cuentas entre los gastos de producción y los de venta al público. En el caso de establecimientos como las churrerías, con precios asequibles, esas dificultades son aún mayores al evitar que esa subida la paguen los clientes.

El churro, que solemos tomar acompañado de chocolate caliente, está hecho de agua, harina (de trigo generalmente, aunque puede ser de otro origen), aceite, fundamentalmente de girasol y sal. Pese a que en los últimos años muchas churrerías han ido desapareciendo, varias de ellas logran resistir, pero ahora, los precios del aceite y la harina en Canarias hacen aún más complicada su supervivencia.

José Antonio es propietario de la churrería La Tradicional, ubicada en el centro de Santa Cruz y una de las más concurridas de la capital tinerfeña. Cuando cuenta cómo han subido los costes es muy sencillo entender las dificultades a las que se pueden presentar: “Nuestra materia prima son el aceite y la harina. Esos dos productos nos han subido, sobre todo el aceite, que ha incrementado su precio en un 70% en solo dos semanas”.

Si los precios del aceite y la harina en Canarias suben ellos lo notan más que ningún otro negocio. José Antonio ha pasado de gastar “42 euros por una garrafa de 25 litros” a “pagar 72 euros” por cada una de ellas: “Gastábamos semanalmente entre 250 y 300 euros y ahora gastamos casi 500 en esos siete días”.

Porque, además, en este ejemplo concreto, el incremento de los precios del aceite y la harina en Canarias supone un problema al no querer restar calidad a lo que se ofrece al consumidor: “Usamos un aceite de alta calidad y necesitamos que no sea de oliva, porque, si no, la acidez le da un sabor distinto al churro. Es necesario que nuestro producto sea de calidad; gastamos, dentro de su gama, el aceite más caro de todos”.

José Antonio, además, reconoce que los proveedores de harina ya le advierten de una posible subida en el coste de esta materia prima. “Nosotros compramos sacos de 25 kilos y nos cuesta cada kilo algo más de 60 céntimos y nos han dicho ya que puede subir a un euro. Imagine la cantidad de harina que necesitamos en las churrerías para poder mantener nuestro negocio”, asegura con preocupación.

Los precios del aceite y la harina en Canarias… y de la luz

El propietario de esta churrería espera que algunas de estas subidas puedan ser “puntuales” debido a la guerra en Ucrania, porque ha existido acaparamiento como sucedió, por ejemplo, con el papel higiénico durante la pandemia.

Su clara intención es la de mantener “por lo menos hasta que pase esta locura” los precios sin alteración. Supone un esfuerzo, pero creen que es necesario hacerlo: “Esperaremos. Creemos que, quizás, los proveedores estabilizarán el precio, igual bajándolo un poco. Hace unos meses subimos algo los precios, porque el café subió, por ejemplo, también en relación a la luz, pero vamos a aguantar un mes. Esperemos que la cosa cambie, aunque sea un poco”.

Los precios del aceite y la harina en Canarias disparan la inversión en empresarios como José Antonio, que lucha por mantener a su clientela. Mientras tanto, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reiterado que no habrá desabastecimiento alimentario en España, tras el fuerte impacto que está teniendo el conflicto bélico de Ucrania, uno de los principales ‘graneros’ de Europa, en el sector agroalimentario, aunque sí que ha avanzado que se está trabajando para importar algunas materias primas de fuera de la UE para tener un mayor aprovisionamiento.

TE RECOMENDAMOS