día mundial de la mujer

Mujeres líderes en diferentes áreas del sector alojativo de Canarias

Siete mujeres analizan cómo ha evolucionado el papel femenino en el sector hotelero y todas coinciden en que la formación es clave para acceder a los puestos de responsabilidad con naturalidad
Las siete profesionales de diferentes departamentos del sector alojativo que participaron en la tertulia. Fran Pallero

Las mujeres representan el 57% de las plantillas del sector alojativo en la provincia tinerfeña y dirigen el 51% de los departamentos. Unas cifras que demuestran el peso femenino que existe hoy en día en el sector de la hostelería. Sin embargo, según el estudio realizado con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, por Ashotel, hay departamentos, como el de Pisos, que están muy feminizados frente a otros, como el de seguridad o mantenimiento que siguen estando muy copados por hombres.

Con motivo de su celebración en el día de hoy, DIARIO DE AVISOS reunió en el Hotel Iberostar Mencey de la capital tinerfeña a un grupo heterogéneo de mujeres que dirigen diferentes departamentos en distintos establecimientos hoteleros para conocer cómo ve cada una el papel de la mujer en el sector y cómo ha evolucionado en los últimos años. Desde la Dirección, pasando por Pisos, Cocina, Producto y Experiencia de Cliente, Congresos e Incentivos (MICE), Administración, junto a la directora general de una empresa hotelera asociada. Todas coincidieron en una cosa: la importancia de la formación para que las mujeres puedan acceder cada vez con mayor naturalidad y con menos obstáculos a puestos de responsabilidad.

Es indudable que las cosas han cambiado y que la situación de ahora no es la misma que la de hace unos años, pero coinciden en que aún quedan muchas cosas que cambiar. Lo que está claro es que ninguna quiere que le regalen nada. “Queremos acceder a los puestos por nuestros méritos y formación, no por estar en un cupo”, aunque reconocen que, de alguna manera, “hay que empezar a ayudar a las empresas a contar también con el sector femenino para ocupar puestos de responsabilidad”.

“Si no quiero ocupar un puesto porque prefiero estar más tiempo con mis hijos o por alguna otra razón, quiero ser yo la que lo decida, no que sean otros quienes lo decidan por mí”, afirma Nira González, directora MICE de Hard Rock Hotel Tenerife, para quien la formación es la clave para acceder de forma natural a los puestos de responsabilidad. “Pero tanto de hombres como de mujeres”, aclara.

Lo mismo opina Yaiza González, directora de producto y experiencia de cliente de Spring Hoteles. “Falta mucho camino que avanzar en este terreno. A día de hoy cualquiera se piensa que con un idioma puede ser camarero o recepcionista y para eso hace falta mucho más. No todo el mundo puede ser camarero. Hay que trabajar no solo en los idiomas, sino también en incentivar a quien quiera trabajar en el sector para que sea, por ejemplo, el mejor camarero”, dijo.

Además de la importancia de la formación para poder acceder a un puesto de responsabilidad, hay otro aspecto que hay que incentivar y no solo en el sector alojativo, que es la conciliación familiar. Todas ratifican su “suerte” al contar con parejas que entienden su profesión y se reparten las tareas, aunque reconocen que les da “rabia” tener que utilizar la palabra “suerte” cuando debería ser algo habitual. No obstante, admiten que muchas veces las mujeres no cuentan con la ayuda de su pareja para poder acceder a un puesto de mayor responsabilidad y es ahí donde profundizan en la necesidad de que las empresas entiendan la importancia de facilitar la conciliación familiar y laboral.

Victoria López, directora general de GF Hoteles y directora del grupo Fedola, asegura que se ha tenido que “ganar” el respeto de muchos empresarios que “al principio no aceptaban que yo me hiciera cargo de la empresa que fundó mi padre, pero ahí estoy y ahora me respetan”. “Las mujeres estamos dando pasos importantes. Ya no tenemos miedo a hacerlo y nosotros desde el grupo facilitamos la conciliación sobre todo en aquellos periodos en los que no hay clases y las madres no tienen con quien dejar a sus hijos. Es una responsabilidad”, asegura.

Teresa Pérez, gobernanta del hotel Tigaiga, lleva 20 años vinculada a esta profesión y asegura que al principio su sección, la de camareras de piso, era absolutamente femenina, pero “las cosas van cambiando y ya hay hombres en esta área. Y espero que cada vez haya más”. Al contrario ocurre con Clarisa Gómez, jefa de cocina de Tigotan Lovers & Friends, un puesto mayoritariamente ocupado por hombres, pero al que ella accedió sin dificultad.

Ninguna han tenido problemas con jefes o altercados, pero sí anécdotas. “Cuando aparezco en las reuniones y todos son hombres se nota que se cortan a la hora de hablar”, asegura Yaiza González. “A mí, no hace mucho, un cliente me dijo que si podía llamar al director del hotel, que prefería hablar con mi superior. Lo peor es que cuando le dije que la directora del hotel era yo, seguía insistiendo en que llamara entonces al superior máximo”, cuenta Fedua El-Gheriani, directora del Iberostar Heritage Grand Mencey.

Dulce Carballo, responsable de administración y recursos humanos del hotel Silken Atlántida de Santa Cruz, asegura que cuando va a realizar una entrevista para algún puesto no se fija si es hombre o mujer, sino en la formación que tiene para el puesto requerido.

Al final, toda la conversación condujo al mismo camino: las cosas han cambiado. Las mujeres actuales están abriendo las puertas para las generaciones futuras, cosa que no pudieron hacer “nuestras madres, que la mayoría no trabajaba”, dijo Victoria López. “No queremos acceder a los puestos por un cupo, sino por nuestra formación” y, sobre todo, “queremos ser nosotras quienes decidamos si ascendemos o no. No quiero que nadie me descarte para ocupar un puesto de responsabilidad porque piense que al tener hijos no lo voy a aceptar”, asegura Nira González.

El cambio se ha producido. Las mujeres en la hostelería ocupan mayoritariamente ya puestos de responsabilidad, pero está claro que aún queda mucho camino por recorrer.

TE RECOMENDAMOS