guerra en ucrania

Evacuaciones privadas en Ucrania a 30.000 dólares: el negocio de la seguridad

Familiares de residentes en el país ya habían solicitado presupuesto de estas evacuaciones privadas en Ucrania “mucho antes” de que comenzara la invasión por parte de Rusia
evacuaciones-privadas-en-ucrania
Suelen ser antiguos militares los que llevan a cabo las evacuaciones privadas en Ucrania

“Tienes que convencer a mi hijo de que venga también. Convéncelo. Haz que se venga con nosotros. Habla con él, por favor, quizá a ti te haga caso”. La petición, repetida una y otra vez, es lo que han venido manifestando emocionadas muchísimas madres ucranianas. Suplicaban desesperadas a los exmilitares -hoy personal de seguridad de élite- en operaciones de riesgo y alto riesgo, que llevaran a cabo evacuaciones privadas en Ucrania.


Ha sido una constante. Las madres lo pedían siempre que estos profesionales acudían al lugar de recogida, normalmente secreto, y escoltaban a las familias para sacarlas de la guerra de Ucrania. Son compañías que, desde que comenzó la invasión rusa, se han encargado de hacer evacuaciones de forma privada a familias, pero también a personal extranjero y profesionales. En lo más crudo del conflicto, la evacuación de una familia de cuatro miembros, efectuada bajo la escolta, organización milimétrica y la protección de un grupo de seguridad privado, ha llegado a costar alrededor de 30.000 dólares.

Empresas tras las evacuaciones privadas en Ucrania


Más allá de quienes abandonaron Ucrania por iniciativa propia en los primeros días de la contienda, cogiendo un coche y conduciendo 12 horas hacia la frontera polaca, o en un autobús fletado por ONG u otras iniciativas ciudadanas, ha habido quienes han preferido quedarse hasta el último minuto. “Sobre todo, el personal de las empresas, y algunas familias que han intentado resistir hasta donde han podido”, cuenta una fuente de toda solvencia del sector.


Estas evacuaciones privadas en Ucrania han sido desempeñadas por empresas polacas, húngaras y moldavas, aunque en este último caso, el de Moldavia, “nunca aquellas situadas ni oriundas en la zona prorrusa de Transnistria”, un territorio declarado como república y ocupado por Rusia, incluyendo una fuerte presencia militar, precisa la misma fuente.


Al principio empezaron a contactar con ellas “mucho antes de la invasión”, para tantear presupuestos. Cuando empezaron las maniobras previas al conflicto bélico, y sobre todo cuando este estalló, se desató la locura de solicitudes por parte de las familias de los asediados: todos quieren participar en estas evacuaciones privadas en Ucrania.

TE RECOMENDAMOS