la laguna

El futuro de la Mesa Mota como parque periurbano

El Cabildo cuenta ya con el plan director redactado por Gesplan que recoge y ordena los posible usos en el espacio natural, junto con la conservación de sus valores ecológicos
Vista de una de las zonas pertenecientes al Cabildo en el parque periurbano de la Mesa Mota
Vista de una de las zonas pertenecientes al Cabildo en el parque periurbano de la Mesa Mota. DA

La Mesa Mota es un espacio natural en el que hoy en día confluyen diversas actividades que conviven con los valores naturales de esta zona, y que, además, aún tiene mucho potencial por desarrollar como parque periurbano del área metropolitana. Por ello, el Cabildo, a través del área de Gestión del Medio Natural y Seguridad, encargó a la empresa pública Gesplan la redacción de un plan director para “ver cómo hacemos confluir la parte de conservación del territorio y de los valores naturales con el uso público que se da a día de hoy allí”, afirma la consejera insular del área, Isabel García.

“El Cabildo vio que había la necesidad de un documento que analizara las posibilidades de ordenar y hacer confluir todas las actividades que allí ocurren normalmente, para que se hagan con seguridad y de manera ordenada y, sobre todo, que no pongan en riesgo los valores naturales y de conservación que tiene la Mesa Mota, porque hay que indicar que allí estamos tratando de trabajar en un corredor ecológico que está completamente fraccionado, y que queremos prolongar para unir Las Lagunetas con Anaga”, explica Isabel García.

Un plan director con el que ya cuenta el Cabildo y que es “muy completo” y supone “un buen análisis de todas las posibilidades” que se pueden desarrollar en este espacio. “Es el primer análisis que se hace de la Mesa Mota, es muy rico y completo y está presupuestado, pero aún es un documento sobre el que trabajar ahora desde las distintas áreas y ver si se podría tramitar como un proyecto de interés insular. Yo desde luego lo veo, porque la Mesa Mota lo merece, es un lugar privilegiado y hay un corredor ecológico muy importante”, apunta. Isabel García añade que sería necesario que el Cabildo tramitara esa figura jurídica “que se utiliza para proyectos que se dan en distintos municipios y que tienen un interés general y público declarado. Y eso hace también que se superen las limitaciones que tienen en sus propios planeamientos los distintos municipios, en este caso La Laguna, Tegueste y el propio Cabildo”.

Mesa Mota cuenta con un total de 46 hectáreas de superficie, de las que el 78% es territorio público y el 22% restante, privado. “De esas 46 hectáreas, 28 son del Cabildo. Y este plan establece básicamente las actuaciones en el suelo público, y especialmente del Cabildo. También toca un poquito de propiedades privadas, pero en muy poca cantidad y de manera muy simplificada”, señala la consejera.

Usos más intensivos

Con respecto a los usos analizados por Gesplan, se han establecido unos más intensivos, que concentran mayor número de personas y que requieren también de un equipamiento de mayor envergadura, como puede ser un área recreativa. “Este plan lo recoge como posible necesidad, pero recordemos que este plan es un borrador y que aún no está aprobado. Ahora mismo hay un área recreativa en el territorio de La Laguna, que es atendida por el Ayuntamiento, y el plan establece la mejora de ese área y plantea una posible segunda área recreativa, más grande, en el suelo del Cabildo. Si se hiciera, habría que hacerlo en la zona donde ya hay vías trazadas y aparcamientos cerca”, explica.

Además, el plan contempla la posibilidad de otros espacios relacionados con el “recreo infantil, parques infantiles, actividades socioculturales, espectáculos, que incluso tendrían que ver con el edificio que hay ya allí y que habría que rehabilitar, evidentemente, para poder hacer actividades relacionadas con los niños, desde espectáculos hasta un centro de visitas, o actividades infantiles”.

Sin embargo, desde el área insular se es consciente de que el Ayuntamiento de La Laguna ha planteado que se instale en este edificio un parador, tal y como anunció recientemente el alcalde lagunero, por lo que “este plan tendría que ser revisado en ese aspecto, pues contaba con la rehabilitación del edificio para actividades culturales, espectáculos, educativos, de visita y un centro de educación ambiental, una especie de centro multiusos donde la educación ambiental fuera un poco el eje central, y la interpretación de la propia Mesa Mota. Ahora hay que analizar esa propuesta de nuevo, y ver dónde podríamos realizar ese objetivo, porque la Mesa Mota merece ser contada en algún lugar, ya que tiene una etnografía, una historia, agrícola, del agua, la trashumancia….”, explica Isabel García.

El plan recoge también mejorar los accesos a la zona y un aparcamiento añadido a los dos que existen ya.

Asimismo, el documento aborda una segunda demanda “que es también importante, que es menos intensiva, más sostenible, y que tiene que ver más con las actividades deportivas”. A este respecto, el documento recoge cuestiones como “la rehabilitación de senderos y caminos que tiene la Mesa Mota, que son muchos y algunos muy transitados; solo se necesitaría una rehabilitación de lo que hay, no necesitaría generar nuevas infraestructuras, sino arreglar y adecentar lo que ya tenemos. Para esto se está estableciendo en una zona que se llama el Llano de Mesa Mota o también en la zona de la cumbre de El Rincón, que serían idóneas para este tipo de actividades”, indica la consejera insular.

De igual modo, “sería compatible, en otras zonas, que contempla también el plan, con running, atletismo, ciclismo de montaña, paseos ecuestres, calistenia, parques biosaludables… todo adaptado a personas con movilidad reducida”, así como “con actividades de contemplación de la naturaleza. Podría haber lugares de rocódromo, de esparcimiento, y parques para perros, que es otra demanda”.

“El plan recoge todas estas actividades y va estableciendo qué lugares serían los idóneos para realizarse de manera segura y que no choquen con otras actividades”, señala Isabel García.

Por otra parte, el documento también contempla “dedicar una zona a los huertos urbanos, que fuera un lugar donde las personas puedan tener su pequeña parcela, recuperar un poco la agricultura, y que sea también un lugar de experimentación desde el punto de vista de la agricultura ecológica y el kilómetro cero”.

Desde el punto de vista ecológico, el plan recoge, además, “las actividades que son compatibles con la conservación de los valores naturales, los trabajos de reforestación, de eliminación de plantas exóticas, la limpieza de senderos, estableciéndose qué senderos se deben usar y qué zonas deben estar libres de gente, para ser conservadas, que tienen que ver con ese corredor y pueden tener un uso científico, de investigación, educativo”, añade la consejera insular.

Una de las zonas de la Mesa Mota en la que el Cabildo ha realizado tareas de mejora
Una de las zonas de la Mesa Mota en la que el Cabildo ha realizado tareas de mejora. DA

Próxima legislatura

Todas las medidas y propuestas incluidas en el plan están presupuestadas en torno a los 7,2 millones, “incluyendo la rehabilitación del edificio, que es de algo más de dos millones, y el plan habría que ejecutarlo a corto-medio plazo, que es lo que se establece en el documento, porque sería ejecutable, no son obras muy largas en el tiempo”.

Sin embargo, Isabel García reconoce que con el procedimiento administrativo que aún queda no daría tiempo de empezar a ejecutar el plan en lo que queda de legislatura, ya que “es un documento de base sobre el que trabajar e irlo modificando” con las propuestas que se hagan desde las diferentes áreas insulares o de colectivos vecinales, porque, “aunque ya se hizo una reunión con los vecinos para ponerlo en común e hicieron sus aportaciones”, considera que habría que hacer más talleres vecinales “para que las personas que viven allí tengan más oportunidad de participar en él”.

Por lo tanto, “habría que aprobar el plan, hacer una información pública de él y, una vez que fuera aprobado, habría que declararlo como de interés general y hacer un proyecto de interés insular, y esto lleva un procedimiento administrativo largo. Así que no lo veo para esta legislatura, no habría tiempo, sino para la próxima”, apunta.

Isabel García destaca que desde el Cabildo se está trabajando en la búsqueda de más zonas que se conviertan en parques periurbanos, ya que la sociedad demanda “tener lugares de esparcimiento y ocio” y, además, “estamos tratando de descongestionar zonas como Anaga, Teno, el Parque Nacional, Las Lagunetas… que están muy sobrecargadas, y, desde luego, la Mesa Mota es una alternativa perfecta para el área metropolitana”. “Mesa Mota se puede permitir este uso que, si lo ordenamos bien, puede ser muy equilibrado y sostenible y convivir con el corredor ecológico que queremos potenciar, con lo que me parece un proyecto que ojalá pueda tramitar, porque creo que es muy prometedor”, enfatiza la consejera insular.

Por último, recuerda las últimas mejoras que el Cabildo ha realizado en la zona: “Tenemos 10 personas que están trabajando en actividades de reforestación, de recuperar las zonas más degradadas, de limpieza, renovación de las plantas, y hemos puesto unas zonas para hacer deporte, elementos de gimnasio, hemos rehabilitado un área para caminar, bancos, mesas interpretativas…”

La Laguna

Mientras, desde La Laguna, su concejal de Medio Ambiente, José Luis Hernández, valora de manera “muy satisfactoria” este plan director. “Hemos hecho una primera lectura y nos parece fantástico, estamos totalmente de acuerdo con lo que recoge, porque básicamente reúne las aspiraciones de los colectivos vinculados con la Mesa Mota, a los que en la fase de exposición pública les hicimos llegar el documento y se hicieron varias aportaciones, y todo lo que se planteó está recogido”, explica.

El edil considera que “va a suponer un salto cualitativo para ver en un plazo razonable acciones concretas para ir desarrollando este plan director”, aunque apuntó que se ha trasladado al Cabildo que, “si fuese posible a lo largo de este año, incluso aunque aún no estuviese aprobado ese plan director, hemos planteado, de común acuerdo con Tegueste, que los accesos a la Mesa Mota se adecenten, en la línea de lo que contempla el proyecto, porque es una prioridad”.

En cuanto al edificio ubicado en la zona, “la idea que está sobre la mesa de que sea parador no me parece una mala opción porque garantiza su sostenibilidad y por la propia infraestructura de un parador, que tiene salones de actos y salas, se podría llegar a algún tipo de convenio para que pueda tener esa posibilidad de poder ser usado para actividades medioambientales, como congresos”, señala José Luis Hernández.

TE RECOMENDAMOS