sociedad

Juan y Mónica, las voces y manos que dan vida a Gorgorito: “Hasta los adultos cantan ‘Té, chocolate y café'”

Como cada primavera, el Parque García Sanabria acoge las aventuras del popular títere; los secretos y claves del personaje surgen de la cabeza de estos dos hermanos
Gorgorito
Juan y Mónica, las voces y manos que dan vida a Gorgorito: “Hasta los adultos cantan ‘Té, chocolate y café'”. SERGIO MÉNDEZ

Las aventuras de Gorgorito, un niño que se enfrenta a ogros, brujas y dragones, han divertido a tres generaciones distintas en las Fiestas de Mayo de Santa Cruz de Tenerife. Este año, el regreso del teatro de títeres a la capital chicharrera ha tenido una novedad significativa respecto al año anterior, ya que Gorgorito no llevó mascarilla y volvió a encontrarse con su público en el Parque García Sanabria sin restricciones de aforo: “Teníamos ganas de volver al Parque porque, además de ser un lugar precioso, forma parte de nuestra historia aquí, que comenzó en 1954, hace 68 años“, relatan Juan y Mónica, los dos hermanos que con sus voces y manos dan vida a Gorgorito.

El teatro de títeres de la compañía Maese Villarejo goza de un gran séquito seguidores en Santa Cruz, algo que para Juan es muy “entrañable”: “En Tenerife nos han venido a ver tres generaciones. Primero vinieron los que ahora son abuelos, después trajeron a sus hijos y ahora vienen con sus nietos, lo que significa que les ha gustado tanto que luego han querido que sus hijos y nietos tuvieran también la experiencia de ver a Gorgorito”. Además, tanto Juan como Mónica reconocen que es “muy emocionante” escuchar “voces de adultos cuando toca cantar la canción Té, chocolate y café“.

Entre los recuerdos más emotivos que Juan ha vivido entre función y función en la Isla está uno ocurrido hace unos tres años, cuando “un señor mayor nos preguntó cómo era posible que estuviera aquí Gorgorito, algo que pertenecía a su infancia. Así, Juan recuerda que el señor se marchó y apareció más tarde acompañado de su esposa para ver el espectáculo: “Ambos participaban entre el público, cogidos de la mano y con gritos de emoción. Para nosotros es una suerte tener seguidores así”.

Y es que detrás del escenario las emociones están casi tan a flor de piel como frente a él. De hecho, por un agujerito, Juan y Mónica pueden ver las caras de los niños -lo que tiene especial interés este año, sin la mascarilla en exteriores-, unos rostros que pasan del “susto a la alegría, al miedo o a la sorpresa” en un corto período de tiempo.

Observar la reacción de su público hace subir la adrenalina de los dos hermanos, que viven con los niños el espectáculo y modulan sus voces y acciones en función de lo que ellos les piden. “En definitiva, escucharles es ensordecedor. Se nota que se lo pasan bien y eso nos hace pasarlo bien a nosotros”, sentencian.

Gorgorito lleva 82 años siendo exactamente el mismo

Gorgorito
Los títeres de Gorgorito y la bruja Ciriaca. SERGIO MÉNDEZ

La estructura de los cuentos, los decorados y los personajes de las aventuras de Gorgorito son exactamente los mismos que hace 82 años. Hace dos años los hermanos cogieron la dirección de la compañía Maese Villarejo y decidieron hacer cambios importantes pero, con el tiempo, se han dado cuenta de que el público reconoce y quiere ver a los personajes tradicionales.

“Hemos renovado todo, pero manteniendo siempre la misma imagen y colores. El Gorgorito de ahora es el de hace dos siglos”, confirma Juan. Cada año, como novedad, introducen al menos un cuento, para que los niños conozcan aventuras nuevas, pero muchas veces los niños se renuevan más que los jóvenes: “A lo mejor este año repetimos cuentos que hemos puesto aquí hace cinco años pero los niños que van a escucharlo probablemente no serán los mismos que hace cinco años. O sea que, para ellos, siempre hay una renovación permanente de las aventuras”.

Todo lo que envuelve a este teatro de títeres es artesanal y ha sido confeccionado por los propios hermanos. Además, sobre el escenario, ambos manejan todos los guiñoles y hacen todas las voces. En total, cada cuento tiene entre cuatro y nueve personajes, siendo los más populares el propio Gorgorito, la princesa Rosalinda, la bruja Ciriaca y el ogro Dientes Largos.

Mantener vivo el universo de Gorgorito es un arduo trabajo pero Juan y Mónica siempre sacan tiempo para él, sobre todo “en los aviones o en los hoteles, donde pensamos mucho en las ideas que nos dan los propios niños, que a veces nos hablan de gigantes o de animales marinos”.

Las claves del éxito: los niños se sienten identificados con Gorgorito

Gorgorito
Gorgorito. SERGIO MÉNDEZ

En las fiestas de mayo de 2022 todavía queda Gorgorito para rato, ya que están planeadas más de una decena de funciones que se sucederán hasta el próximo día 3. El deseo de Juan y Mónica es que el teatro de títeres sea eterno y afrontan con optimismo este 2022 en el que la pandemia parece dar una tregua. En este sentido, hasta ahora están “al mismo nivel de contrataciones que antes de 2020, así que ojalá se confirme esta tendencia y tengamos un año normal”.

En lo que respecta a la fórmula de Gorgorito, se vuelve a demostrar que sigue siendo un éxito. El Parque García Sanabria se llena en cada espectáculo y, aunque no se sabe a ciencia cierta por qué gusta tanto, Juan deja algunas claves: “Al final, Gorgorito es un niño más, y eso hace a los pequeños sentirse protagonistas de cada una de las aventuras“.

TE RECOMENDAMOS