santa cruz

El IMAS habilita ayudas para los trabajadores de SH Lanzarote

Acalorado debate en la Comisión de Control municipal sobre el impago a los empleados de seguridad del Ayuntamiento capitalino
El concejal Alfonso Cabello, ayer, durante su intervención en la Comisión de Control. / DA

Lo sucedido ayer en la Comisión de Control del Ayuntamiento de Santa Cruz no fue nada edificante. Que dos concejales terminen a gritos sus interpelaciones cuando el fondo del asunto es que hay 80 personas que trabajan en el Ayuntamiento y que llevan dos meses sin cobrar, no parece la mejor forma ni de solucionarles el problema, ni de ayudar a que se conozca el origen del mismo. Unos trabajadores para los que el IMAS ya ha habilitado una línea de ayudas específicas que les permita cubrir sus necesidades básicas, así de grave es el asunto. Ambos ediles, el de Presidencia, Alfonso Cabello, y Dolores Espinosa, que además de concejala de UP es una de las trabajadoras afectadas y miembro del comité de empresa, pidieron disculpas por su salida de tono, que fue realmente escandalosa.

Sin duda, la del edil de Presidencia fue la más llamativa, por su beligerancia y por acusar a Espinosa de haberse guardado información susceptible de acelerar los pagos a la empresa de seguridad SH Lanzarote, sobre la que la Seguridad Social mantiene dos embargos. Acusación esta que fue rechazada de plano por la concejala de UP.

Cabello, al término de la Comisión de Control, reiteró sus disculpas por las formas, pero no por el fondo. “La concejala de UP tenía un documento que ella creía que podía solucionar el pago de las nóminas y, en vez de hacérnoslo llegar, por si nosotros no lo teníamos, lo que hizo fue guardárselo para usarlo políticamente en la Comisión”, defendió.

Esta acusación fue rebatida por Espinosa, quien dijo haber accedido al documento en cuestión unas horas antes y que lo llevó directamente a la Comisión, puesto que el edil había asegurado en la reunión que mantuvo con los trabajadores, a la que ella asistió, que no tenía constancia oficial del mismo.

El papel en cuestión es una comunicación de la Tesorería de la Seguridad Social a SH Lanzarote, fechada el 22 de marzo, en la que viene a decir que los contratos que la empresa mantenga con terceros, como es el caso del pago de las nóminas, cedido al banco Santander por la empresa mediante un factoring, no estarían sujetos al embargo.

Esa comunicación, según el tesorero del Ayuntamiento, tal y como defendió Cabello, no implica que se pueda pagar, sino que antes el banco que se encarga de pagar las nóminas debe hacer un informe que certifique que el dinero que recibe es para salarios, enviarlo a la Seguridad Social, y esta dar su visto bueno y levantar el embargo a esa parte de la deuda. Y este último paso, según Cabello, es en el que se está en este momento.

“Después de la reunión del martes, la Tesorería General de la Seguridad Social nos avanzó que la próxima semana estará ese último informe y se podrá proceder al pago de las facturas que nosotros tenemos pendientes, que están listas para ser abonadas, para que ese dinero vaya al pago de las nóminas del personal”, dijo.

Espinosa, aunque entiende que el Ayuntamiento es un tercero en un problema entre SH Lanzarote y la Seguridad Social, recuerda que existe la responsabilidad civil subsidiaria y que el adjudicar el contrato a una empresa poco solvente es lo que los ha llevado a la situación actual. La edil recordó que “no solo hablamos de la deuda del Consistorio, también de la del IMAS, Cultura y Urbanismo, que también tienen contratos con SH Lanzarote”. Asimismo, asegura que, entre todos, la deuda puede llegar a los 500.000 euros.

Cabello insistió en que están haciendo todo lo posible, cuando “lo fácil sería que nosotros pagáramos y que la empresa se las entendiera con la Seguridad Social, pero eso no va a ayudar a los trabajadores”. El edil también avanzó que, en aras de la transparencia, mantendrá puntualmente informados a los portavoces de la oposición sobre los pasos que se sigan dando. Desde el PSOE, su portavoz, José Ángel Martín, recordó que el Ayuntamiento ya pasó por esto con Mararía.

TE RECOMENDAMOS