cada lenteja con su pareja

Así se preparan unos saludables bocaditos de fruta con crocante de chocolate

A la hora de preparar un postre o picoteo saludable y que guste a todos estos bocaditos de fruta con chocolate y quinoa inflada son una de las mejores opciones

Aprendemos a preparar un postre muy fácil, sin muchas calorías, sin necesidad de horno ni de cocinado y que además queda muy vistoso y colorido: unos bocaditos de fruta con crujiente de chocolate y quinoa inflada.

Es una receta donde los ingredientes principales son las fresas y los plátanos de Canarias. Unos bocaditos de fruta fríos con crocante de chocolate y quinoa ideales para que los más pequeños coman fruta.  

Ingredientes de los bocaditos de fruta con crocante de chocolate

  • Fresas
  • Plátano de Canarias
  • 200 gramos de queso de untar 
  • 20 gramos de papaya
  • Chocolate negro 85% 
  • Topping de chocolate negro y quinoa inflada
  • Hierbabuena

Procedimiento para preparar los saludables bocaditos de fruta

  • Lavar las fresas y quitarle los extremos con un cuchillo. Por un lado cortar la parte de las hojas y por el otro, quitar una pequeña parte del extremo inferior para que la fresa se pueda mantener de pie sin volcarse.
  • Vaciar el interior de las fresas utilizando un sacabolas o una cucharilla pequeña. Guardar esas bolas para otras recetas o para hacer macedonia de fruta. 
  • A continuación, pelar el plátano y quitarle los extremos cortándolos con un cuchillo.
  • Trocear el plátano en 3 partes.
  • Vaciar el interior de cada trozo de plátano utilizando el mismo sacabolas o cuchara pequeña que utilizamos para vaciar las fresas. Guardar para otra ocasión esas bolas de plátano que hemos sacado.  
  • Derretir el chocolate negro en el microondas a golpes de 30 segundos, removiendo cada vez que el microondas se detiene. De este modo, evitamos que el chocolate se queme. 
  • Sumergir las fresas y los plátanos por uno de los extremos que será el opuesto al que hemos vaciado con el sacabolas. Ese extremo será el que hará de base para sujetar la fruta de pie. No sumergir cada fruta en el chocolate más de 1 centímetro, tiene que quedar una base de chocolate pero sin que cubra la totalidad de la fruta.
  • Hundir en el topping de quinoa el extremo de cada fruta que hemos bañado anteriormente en el chocolate.
  • Repetir hasta acabar con todos los trozos de fruta.
  • Disponer las frutas sobre un plato o bandeja forrada con papel vegetal de horno, para evitar que se peguen en el plato.
  • Refrigerar los bocados de plátano y fresa bañados en chocolate y quinoa hasta que el chocolate solidifique.
  • Mientras el chocolate solidifica preparamos la crema de queso y papaya. Para ello, echar en un bol un trozo pequeño de papaya y machacarlo con un tenedor hasta obtener una papilla. 
  • Agregar al bol el queso de untar. 
  • Mezclar con unas varillas de mano hasta que el queso y la papaya queden bien integrados. 
  • Echar la mezcla dentro de una manga pastelera con boca ancha. 
  • Sacar del frigorífico los bocados de fresa y plátano bañados en chocolate que habíamos preparado. 
  • Rellenar con la crema de queso cada pieza de fruta. Las rellenamos dentro de los huecos que habíamos retirado con el sacabolas.
  • Decorar cada bocado de fruta relleno de queso con una hoja de hierbabuena fresca. 

Los ingredientes utilizados en esta receta los puedes encontrar en tu supermercado Lidl Canarias más cercano.

Fresa y plátano de Canarias, las elegidas para los bocaditos de fruta

El plátano de Canarias es una fruta muy rica en nutrientes, antioxidantes y fibra. Es una de las fuentes más importantes de potasio que podemos incluir en nuestra alimentación, un mineral aliado de la salud cardiovascular. 

Las fresas utilizadas en la receta son también cultivadas en Canarias y son de las frutas con mayor poder antioxidante, fuente de vitamina C, fibra y con un potente efecto antiinflamatorio. Además son muy bajas en calorías. 

Quinoa inflada, el factor diferenciador

El factor diferenciador de estos bocaditos de fruta lo aporta la quinoa inflada. Normalmente los crocantes se hacen con almendras o maní troceado, pero en esta ocasión utilizamos la quinoa. La quinoa es un ‘pseudocereal’ con tantas propiedades que se llega a considerar un suplemento.  

Al utilizarla en la receta para hacer el crocante estamos aportando un extra de proteínas, fibra y minerales como el hierro, fósforo, magnesio, potasio, cobre y zinc. Además, reducimos las calorías que habitualmente aportan a estos rebozados los frutos secos como la almendra o el maní troceado.

TE RECOMENDAMOS