viruela del mono

La OMS confirma más de 80 casos de la viruela del mono en más de una decena de países

La agencia tiene constancia además de medio centenar de casos adicionales pendientes de confirmación
viruela-del-mono-en-canarias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado más de 80 casos de la viruela del mono y ha anunciado el comienzo de un protocolo de trabajo con los países afectados, más de una decena según las estimaciones de la agencia de la ONU, a la hora de mejorar “su comprensión sobre el alcance y las causas de la enfermedad”.

La agencia tiene constancia además de medio centenar de casos adicionales pendientes de confirmación sobre un virus que describe como “endémico en las poblaciones animales de varios países”. Sin embargo, admite que los brotes encontrados en once países — doce contando a Suiza, que este mismo sábado ha confirmado su primer caso después de la publicación de este comunicado de la OMS — conforman una circunstancia “atípica” por ocurrir en lugares “no endémicos”.

“La viruela del mono se propaga de manera diferente al coronavirus, siembre bajo un estrecho contacto”, explica la organización en un comunicado.

“La gente que ha mantenido una interacción cercana con alguien afectado presenta más riesgo de contagio. Esta población incluye a trabajadores sanitarios, miembros de una familia o compañeros sexuales”, indica la OMS.

Frente a las informaciones que apuntan a una especial incidencia de contagios entre la población homosexual, la agencia considera “inaceptable” que grupos de personas acaben “estigmatizados” y describe este comportamiento como una “barrera para detener el estallido de cualquier enfermedad”.

“El riesgo de infectarse con la viruela del mono ni se limita a las personas sexualmente activas ni a los hombres que tienen sexo con hombres. Cualquiera que tenga contacto físico cercano con alguien contagiado está en riesgo”, añade la organización.

La discriminación “puede impedir que las personas afectadas busquen atención y provocar una propagación no detectada”, concluye la organización.

Primeros casos de la viruela del mono

La viruela símica apareció por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo (denominada en aquel entonces Zaire) en un niño de nueve años, en una región en la que la viruela se había erradicado en 1968.

Desde entonces, la mayoría de los casos de la viruela del mono notificados proceden de regiones rurales de la selva tropical de la cuenca del Congo y el África occidental, en particular de la República Democrática del Congo, donde se considera endémica. En 2017, Nigeria sufrió el mayor brote documentado, aproximadamente 40 años después de los últimos casos confirmados.

En la primavera de 2003 se confirmaron casos de viruela símica en los Estados Unidos, siendo la primera vez que se detectó la enfermedad fuera del continente africano. La mayoría de los pacientes había tenido un contacto estrecho con perros de la pradera domésticos que habían sido infectados por roedores africanos importados al país.

El periodo de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) de la viruela símica suele ser de seis a 16 días, aunque puede variar entre cinco y 21 días. Además, suele ser una enfermedad autolimitada con síntomas que duran de 14 a 21 días. Los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones.

Los síntomas de la enfermedad incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga. Las erupciones en la piel también pueden aparecer en la cara y otras partes del cuerpo. La tasa de mortalidad de los brotes de viruela símica suele oscilar entre el 1 % y el 10 %, según la OMS, y la mayoría de las muertes se producen en los grupos de edad más jóvenes.

TE RECOMENDAMOS