mi cafetería

Cafetería Mario, la familia de Candelaria que no deja de crecer con cada cliente

Mario y su mujer Esther abrieron este local en 1995 para darle al pueblo unos bocadillos y platos combinados exquisitos para los trabajadores de la zona
cafeteria-mario

La Cafetería Mario abrió sus puertas en 1995 después de que Mario, su propietario, decidiese, junto a su mujer Esther, comenzar su propia andadura en el ámbito profesional. Mario comenzó a trabajar desde que tenía 16 años en los camiones repartiendo electrodomésticos, y Esther en un supermercado y una zapatería. Unos años después, él trabajó durante años en un bar de su tío en el municipio de Candelaria, pero, más tarde, ambos comenzaron con la Cafetería Mario, que les ha regalado alegría, anécdotas y trabajo durante 27 años.


En la actualidad, este negocio familiar sigue siendo un lugar de referencia en el pueblo, algo que han ganado ofertando una comida exquisita que se puede degustar mientras lees DIARIO DE AVISOS a través de la nueva app, que permite la lectura del periódico por medio de un smartphone. En la Cafetería Mario cuentan con una gran oferta gastronómica, aunque lo que más conoce su clientela son los bocadillos de tortilla francesa con recortes de chacina.


Además, cuentan con otros tipos de bocadillos, así como con sándwiches, hamburguesas, platos combinados con pechuga de pollo, papas fritas, ensalada o arroz, una exquisita tortilla de papas o el bocadillo de Mario, que los clientes suelen pedir cuando quieren que les hagan un bocadillo diferente. Durante todos estos años han conseguido mantener la esencia, pero con el paso del tiempo se han modernizado y han innovado en productos y platos, mejorando y adaptándose a los tiempos.
Con la COVID y la subida de precios se han visto perjudicados, pero al ser un negocio familiar, Esther y Mario, junto con su hija Elizabeth, han sabido buscar la manera de sobreponerse a la situación y hacer que esta cafetería siga adelante con el apoyo incondicional de su clientela.

TE RECOMENDAMOS