sociedad

La tinerfeña Mirella Prada, tercer puesto nacional en la 61 edición del concurso de relatos de Coca-Cola

Pedro Leonel Belmonte, de Almería, se alzó con el primer premio y Diana Gimeno, ganadora de Murcia, conquistó el segundo; participaron 12.623 alumnos de toda España
La tinerfeña Mirella Prada, en el momento de recoger su premio.
La tinerfeña Mirella Prada, en el momento de recoger su premio. DA

Ya conocemos los nombres que se han unido a la lista de ganadores nacionales del Concurso Jóvenes Talentos de Relato Corto de Coca-Cola -el certamen más longevo de la literatura juvenil de España- que ha clausurado su 61 edición este lunes con una gala en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid. Tan solo siete años después de su llegada a España, Coca-Cola puso en marcha el certamen para apoyar el talento joven y hoy en día se ha convertido en uno de los estandartes de la literatura juvenil española. Solo en esta edición, 12.623 alumnos de 2º de la ESO de toda España han apostado por el Concurso como un espacio en el que expresarse libremente, regalando su manera de ver el mundo.

Pedro Leonel Belmonte, de IES Azcona de Almería, se ha alzado con el primer premio nacional por su relato Palabras negras en el que narra en primera persona un trauma de la infancia que marcó su vida. El jurado nacional ha destacado de su texto el uso de las imágenes y de la sinestesia, así como el ritmo y la plasticidad narrativa e imaginativa. El segundo premio ha sido para Diana Gimeno, del IES Ramón Arcas Meca, de Lorca, por H20, un relato distópico y posmoderno sobre la destrucción del mar del que el jurado resaltó su lenguaje rico y preciso y el buen desarrollo de los tiempos narrativos.

Por último, cierra el podio Mirella Prada, de las Escuelas Pías de Tenerife, con un texto titulado Cuando el mar era azul en el que denuncia cómo los intereses comerciales se ponen por delante del cuidado del medio ambiente, y la poca implicación de las personas. Un escrito en el que se trabaja con sutileza el conflicto del personaje narrador desde una visión intergeneracional, hablando con la figura de su abuelo.

Los relatos han sido creados durante las pruebas escritas celebradas en marzo, en formato digital por segundo año consecutivo, con un límite de dos horas de tiempo. Los tres elegidos por el jurado han tenido que responder a un estímulo creativo inspirado sobre la base de un relato colectivo creado por jóvenes de su misma edad.

TE RECOMENDAMOS