arona

Arona pide que se culmine la ampliación de la Reserva del Malpaís de Rasca

El alcalde, José Julián Mena, reclama al Gobierno y al Cabildo que impulsen el aumento del área de protección en más del 50%
reserva-del-malpais-de-rasca
Ángel Víctor Torres y José Julián Mena, durante una visita a la Reserva. DA

Preservar la Reserva Natural Especial del Malpaís de Rasca de la presión urbanística y de otras amenazas como el tránsito de todoterrenos, el vertido de basuras o los saqueos de vestigios de los primeros pobladores de Tenerife. Con ese objetivo, el Ayuntamiento de Arona ha pedido formalmente al Gobierno de Canarias que impulse en el Parlamento de Canarias una iniciativa que permita aprobar la nueva delimitación de este espacio, considerado de alto valor ecológico, cultural y etnográfico.

El Consejo de Gobierno del Cabildo, a propuesta del Consistorio aronero, dio el visto bueno en marzo de 2019 a la ampliación de la superficie protegida en un 50%, pasando de 315 hectáreas a 475. Ahora, a través de una carta enviada por el alcalde José Julián Mena al consejero de Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, se pide que el Gobierno tome la iniciativa. Además, el regidor también se ha dirigido al Cabildo para solicitar información sobre la situación del expediente.

“La ampliación de la zona de protección es clave si queremos preservar de la presión urbanística un ámbito clave para Arona y para el conjunto de Canarias, con un alto valor medioambiental y patrimonial”, manifestó ayer Mena.

La Reserva Natural Especial del Malpaís de Rasca, enclavada en un ámbito próximo a zonas densamente habitadas y turísticas, contiene varios conos volcánicos y coladas basálticas, y alberga hasta una treintena de endemismos macaronésicos, canarios y tinerfeños.

Entre las especies vegetales destaca el denominado tajinaste triste, exclusivo de Tenerife y La Gomera, incluido en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias. Asimismo, en la zona de la Charca del Fraile se concentran 40 especies de aves que pueden nidificar y reptiles como el tizón, el perenquén o el lagarto moteado, un saurio arcaico de gran tamaño.

La reserva acoge vestigios de la cultura aborigen y habitáculos de piedra seca y salinas. El espacio fue declarado espacio protegido en 1987 y forma parte de la Red Natura, al ser considerado Lugar de Importancia Comunitaria en el año 2001.

TE RECOMENDAMOS