tenerife

El contrato para la gestión más sostenible de los residuos de Tenerife empieza el 1 de julio

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, explica que es "un paso decisivo que favorecerá la economía circular y atenderá de manera rigurosa a todas las indicaciones de la UE"
El contrato para la gestión más sostenible de los residuos de Tenerife empieza el 1 de julio
Pedro Martín y Javier Rodríguez Medina, junto a los responsables de la UTE durante la firma del convenio, que tendrá vigencia hasta 2037. DA

El Cabildo de Tenerife y la UTE FCC-Urbaser han materializado la firma del nuevo contrato de gestión de residuos de Tenerife, que estará vigente hasta 2037, con posibilidad de prorrogarlo cuatro años más, y que tiene un presupuesto de adjudicación de 397.475.058 euros.

La rúbrica de este documento formaliza el mayor contrato de la historia de la Corporación insular. “Este paso, que abre el camino de la ejecución del nuevo contrato a partir de este viernes, se convierte en la lanzadera para que Tenerife avance hacia un modelo más sostenible en la gestión de los residuos, que favorezca sobre todo la economía circular y atienda de manera rigurosa a todas las indicaciones de la Unión Europea”, explicó ayer el presidente del Cabildo, Pedro Martín.

Es por ello que desde esta Administración se trabaja en facilitar y abrir el camino a un nuevo modelo de gestión de los residuos en el que, además, “queremos que el Complejo Ambiental de Tenerife (CAT) sea un lugar puntero en la creación de empleo. La legislación vigente sobre residuos debe aplicarse al detalle, y hacen falta medidas adicionales para sectores clave, debemos abrirnos, a la industria de los residuos”, señaló Martín. El presidente recordó algunas de las actuaciones llevadas a cabo en el actual mandato, como la retirada de las 8.004 toneladas de neumáticos fuera de uso que se acumulaban por todo el Complejo, que tuvo un coste de 2,1 millones de euros.

Asimismo, añadió que durante la pandemia se aprovechó para invertir allí, “en dos de las instalaciones que estaban en peor estado, como era la de los envases, que necesitaba una inversión importante, y la reconversión de la planta de bioestabilizado, que se hallaba casi en ruinas y que era una de las asignaturas pendientes”. Por su parte, el consejero insular de Desarrollo sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez Medina, indicó que en este nuevo contrato “se prevén inversiones tanto en el Complejo Ambiental de Tenerife como en las diferentes plantas de transferencia para modernizar las instalaciones, siempre con la finalidad de mejorar los rendimientos y aumentar los porcentajes de recuperación”.

Inversión

La cantidad contemplada asciende a casi 52 millones de euros a ejecutar en los primeros años del contrato para la ampliación y mejora de las infraestructuras insulares de tratamiento de residuos. De la misma manera se exige al concesionario la recuperación de al menos el 42% de plásticos, acero (51%), aluminio (50%), brick (38%), vidrio (20%), papel y cartón (18%) y los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos RAEE (37%) incluidos en el residuo doméstico.

Por parte de la UTE, el director de Tratamiento de Urbaser, Carlos Pérez, señaló que “estamos enfocando este contrato con mucha ilusión, porque se alinea con las políticas de economía circular incentivando al concesionario a reducir la cantidad de residuos que mandamos al vertedero”. Mientras, el director general de FCC Medio Ambiente, Jorge Payet, apuntó que para su empresa, este contrato “es un nuevo reto ante un marco importante y exigente, como el europeo y español y que cumpliremos atendiendo a todos los retos que nos marcan administrativamente, con el fin de dar un servicio completamente sostenible para la Isla”.

TE RECOMENDAMOS