granadilla de abona

Diez mil personas disfrutan de la histórica romería de Granadilla de Abona

La fiesta en honor a San Antonio de Padua cumplió 44 años y además contó con una feria de artesanía y una gran verbena
romería de Granadilla de Abona

La Villa Histórica de Granadilla de Abona volvió a latir y a vestirse de romería en honor a San Antonio de Padua y a acoger con gran alegría, después de dos años sin celebrarse por la pandemia, una de las citas romeras más importantes y antiguas de Canarias. Alrededor de 10.000 personas se congregaron en el casco histórico para disfrutar de una celebración que cumple 44 años y que registró un gran éxito de participación.


Pasadas las 13.30 horas, tras la liturgia cantada por la Parranda Chasnera, y al ritmo de los danzarines herreños, dio comienzo esta gran cita con las tradiciones en el exterior de la Iglesia de San Antonio de Padua, frente a la cual fueron discurriendo las agrupaciones folclóricas y carrozas participantes, que realizaron las correspondientes ofrendas ante el patrón y que luego serán distribuidas por Cáritas parroquial.


San Antonio de Padua estuvo acompañado por un público numeroso en el entorno del templo religioso. Las agrupaciones y carrozas participantes llenaron de tipismo y folclore las principales vías del casco histórico: Isaac de Vega, San Francisco y El Calvario, concluyéndose con una gran verbena durante toda la tarde en el Parque Los Hinojeros, a cargo de las orquestas Sensación Gomera, Wamampy y Tropin, y del grupo Una hora menos.


La concejala de Cultura, Eudita Mendoza, agradece la implicación de los grupos y las carrozas participantes, y del público que se ha acercado a disfrutar de una de las romerías más importantes de la comarca, y agradece, también, la decoración de fachadas, balcones y comercios, que han vestido de fiesta y tradición nuestro pueblo. Resalta que desde el área que dirige se ha trabajado con mucha ilusión para la organización de estos festejos, por lo que anima a la población a seguir siendo parte activa en el resto de actos previstos hasta el 13 de junio, día del patrón.


Además, también hubo feria de artesanía, que en su XXXII edición contó con una veintena de puestos en la plaza de San Antonio de Padua, donde se expuso para su venta ganchillo, marroquinería, joyería creativa, calado canario, rosetas de Vilaflor, herrería, alfarería tradicional, reciclaje, joyería en cobre, juguetes de madera, dulcería y quesos canarios.

TE RECOMENDAMOS