incendio en tenerife

El incendio en Tenerife continúa estabilizado y en proceso de control; preocupa Tigaiga

Los 38 vecinos del Camino del Madroño y los Carozos, en Los Realejos, podrían volver a sus casas durante la jornada de hoy si las condiciones son favorables; los medios aéreos seguirán en Chanajiga
El incendio en Tenerife continúa estabilizado y en proceso de control; preocupa Tigaiga
Descarga de uno de los hidroaviones anfibios FOCA en la ladera de Tigaiga. Fran Pallero

El incendio que afecta al norte de Tenerife continúa estabilizado, sin desbordar los límites del perímetro establecido, y avanza hacia su control, aunque durante la pasada noche se produjeron pequeñas reactivaciones debido a alguna racha de viento resuelta por los equipos de extinción. Se mantienen las 2.700 hectáreas de superficie afectada que abarcan un perímetro de 27 km y comprenden los municipios de Los Realejos, San Juan de La Rambla, La Guancha e Icod.

La jornada de mucho calor y de poca humedad obligó a un ingente trabajo al dispositivo compuesto por 150 combatientes por tierra y 11 medios aéreos que operan en el perímetro, sobre todo, en la ladera de Tigaiga y Chanajiga, que actúan en carrusel y con control desde el helicóptero Cuco de la Guardia Civil. Ante la dificultad de actuación de los medios terrestres, son los helicópteros y los dos hidroaviones FOCA los que deben trabajar “de forma quirúrgica, con mucho cuidado”, pues no se pueden hacer grandes descargas de agua. Ello se debe a que se podría producir un golpe de aire tan potente que se pueden dispersar elementos incandescentes, como trozos de madera o piedras, y extender más el incendio.

A lo largo del día se vieron varios puntos calientes, que prácticamente no se percibían en días previos, y que se reactivaron durante la jornada, por lo tanto, el equipo técnico de la extinción del incendio consideró que no es aconsejable la vuelta a casa de los 38 vecinos del Camino del Madroño y los Carozos, en Los Realejos.

A lo largo del día de hoy se volverá a valorar el regreso a sus viviendas de los residentes en la zona más próxima a la ladera de Tigaiga y Chanajiga si las condiciones de la noche resultan favorables.

Otro de los frentes que preocupaban en los días previos, el de la zona del Parque Nacional del Teide, se fue conteniendo a lo largo de la jornada y el trabajo de los hidroaviones y el helicóptero Kamov funcionó “muy bien” y parece que su evolución es favorable. El impacto ha sido relativamente escaso, por ahora 226 hectáreas afectadas, de las cuales 213 serían de pinar y 13 de retama, junto a la posible pérdida de alguno de los cedros de gran antigüedad.

Las extenuantes labores de extinción y el calor han propiciado tres accidentes laborales: un agente del Parque Nacional sufrió un golpe de calor y tuvo que ser evacuado en helicóptero, mientras que un trabajador de la BRIF y otro de la EIRIF sufrieron sendos traumatismos.

Sin duda, habrá que seguir atentos a las próximas horas, en las que se continuarán registrando temperaturas altas, ante la posibilidad de ir detectando pequeños conatos “que habrá que ir conteniendo”, según los expertos, hasta la llegada de un frente de humedad.

TE RECOMENDAMOS