educación

Los mejores 17 alumnos de la EBAU por regiones: de la polémica madrileña al potencial canario

EL ESPAÑOL hace un repaso de las mejores notas en cada comunidad autónoma y habla con los protagonistas de este curso 2022
Los mejores 17 alumnos de la EBAU por regiones

Gabriel Plaza tuvo que silenciar sus redes sociales durante dos días porque no paraban de lloverle críticas. ¿Qué pecado cometí?, se preguntaba el joven igual que Segismundo en La vida es sueño. Pues haber sacado la mejor nota de la Comunidad de Madrid en la EBAU y querer estudiar Filología Clásica. Lo que debía ser motivo de alegría terminó siendo un escarmiento público en Twitter. Paradojas del siglo XXI. Laura Parry, la mejor de Asturias también ha recibido críticas por querer cursar Bellas Artes con un 13,8. Sin embargo, nadie critica que Mario Herreruela quiera estudiar Ingeniería Mecánica en Badajoz —la nota de corte es un 5— teniendo un 14 como una catedral.

Por suerte, los casos de Gabriel y Laura son excepcionales y en el resto de España los mejores resultados de la EBAU solo han cosechado aplausos y enhorabuenas. Más de 200.000 personas se examinaron de la Selectividad entre el mes pasado en toda España. Como cada año, los jóvenes españoles se enfrentaron al examen que marcará sus vidas y les permitirá —o no— cursar estudios universitarios. Y como cada año, la carrera más elegida entre los mejores alumnos es la de Medicina.

EL ESPAÑOL ha hecho un repaso de los resultados en todas las comunidades autónomas y hablado con los mejores alumnos de la promoción del Bachillerato 2021-2022. Ellos y ellas son los mejores cerebros de esta Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) y, por ende, el protagonismo es suyo. Que hable el futuro del país.

Canarias

Laura Afonso (sin ele) tiene un apellido peculiar y una nota sobresaliente en la Selectividad. Esta alumna del IES Puerto del Rosario de Fuerteventura ha sacado un 10 en las asignaturas en la EBAU. “Quiero estudiar medicina y quería irme a Salamanca”, ha asegurado la joven a la televisión canaria.

Además de Afonso otros 11 estudiantes se encuentran entre los que mejores notas han obtenido en esta EBAU, dos de ellos con la misma puntuación, según ha informado la ULPGC en nota de prensa. De este modo, de los 12 estudiantes que han sacado mejores notas, 10 estudian en centros públicos y 10 lo hacen en Gran Canaria, uno en Fuerteventura y uno en Lanzarote. Además de las 12 mejores notas, ocho han sido obtenidas por mujeres.

Aragón

Si la EBAU se puntuase sobre 20, Ana Terrado probablemente habría sacado un 20. Pero como se evalúa sobre 14, esta joven zaragozana ha obtenido dicha nota gracias a haber cosechado un currículo perfecto plagado de dieces en Bachillerato, sumados a los dieces obtenidos en la Selectividad de Aragón. De ahí que se haya convertido en el orgullo del Colegio Corazonistas, el centro en el que se ha graduado esta alumna sobresaliente.

Ahora, Ana está en la fase en la que debe tomar una de las decisiones más importantes de su vida, pero ella tiene claro a qué se quiere dedicar. “Quiero estudiar medicina porque siempre me ha llamado mucho la atención. Además, mi madre es médico y mi hermana también está estudiando medicina, por lo que veo esta profesión muy de cerca”, cuenta la alumna con la mejor nota en la EBAU de Aragón a este diario. “Y me gustaría estudiar la carrera en la Universidad de Zaragoza, porque está cerca y quiero seguir viviendo con mi familia”, sentencia.

José María Fuentes Ruiz se alzó con la mejor nota de Andalucía en la Selectividad. De nuevo, un 14, la nota máxima que le abre de par en par las puertas de la Universidad de Córdoba, donde quiere estudiar, Medicina (¡también!). “Yo estudié desde el principio, todos los días. Me esperaba una nota buena porque mis capacidades me lo permiten, gracias a dios. Pero no el 14. Ni de broma”, asegura este alumno del IES San Juan de la Cruz de Úbeda (Jaén). “Yo me conformaba con entrar para Medicina”.

La nota de corte que necesitaba se situaba el año pasado en un “13 y poco”, es decir, lo habitual en la carrera de ciencias de la salud, una opción por la que optan la mayoría de los entrevistados en este reportaje.

—¿Y cuál es la clave para sacar un 14 en selectividad?

—Organizarse. Es lo más importante, si te organizas bien y llevas al día todas las asignaturas puedes asimilar los conceptos y también ganar confianza conforme vas haciendo ejercicios.

Principado de Asturias

Lucía Parry es un caso peculiar en esta lista. Es la única persona que va a estudiar Bellas Artes. de hecho, esta joven de Cudillero (Asturias) empezó estudiando un bachillerato de ciencias y decidió cambiarse persiguiendo su pasión artística. “Pasé del bachillerato científico al de artes porque, aunque sacaba buenas notas, no podía renunciar a mi pasión por lo bello”, ha asegurado al diario El Comercio.

Y en ese bachillerato, se ha coronado. Un 13,8 le otorga la cumbre del podio en el Principado. Si todo va según lo previsto, Lucía se matriculará en Bellas Artes, aunque también le interesan especialidades como Diseño, Restauración y Gestión Cultural. Su idea es cursar alguno de estos grados en Madrid, dado que en Asturias no existen estas titulaciones. Pero de momento, esta alumna del colegio Laude Palacio de Granda disfruta de unas merecidísimas vacaciones viajando por Europa. Toca disfrutar después de tanto esfuerzo.

Baleares

Cristina Guasch es la única entrevistada que estudiará fuera de España su carrera. Esta ibicenca comparte la nota más alta de las islas Baleares con Sergio Minchiotti del IES Algarb de Sant Jordi. Ambos tienen un 9,84 (sobre 10, sin contar la fase específica). Les sigue muy de cerca una tercera alumna, Inés Prats Ferrer, del IES Sant Agustí, con un 9,8. Los tres conforman un verdadero hito en la historia de Ibiza, al copar las tres mejores notas de todo el archipiélago balear.

“Siempre he estudiado y esperaba sacar buenas notas, pero no me esperaba sacar tanto, la verdad”, confiesa Cristina al otro lado del teléfono. “Estuve muy contenta, pensé que mi esfuerzo había tenido recompensa y así poder disfrutar mi verano”. Después, cruzará el Atlántico para cursar su carrera en la prestigiosa universidad Boston College.

“Quiero hacer medicina y me voy a Estados Unidos. Para poder hacer Medicina ahí tengo que hacer antes una carrera, que haré Neurociencia y luego puedo hacer ya Medicina. Apliqué a unas cuantas universidades y en algunas me dieron beca, pero al final elegí esta por la ubicación y por el prestigio de la universidad”. La ciudad de la costa este es una de las ciudades con más vida universitaria de Norteamérica.

El proceso, sin embargo, ha sido largo: “Hice la selectividad americana y el examen TOEFL”. Cristina ya tenía un nivel C2 de inglés, es decir, nivel bilingüe. “Pero teñía el Proficiency, el de Cambridge. “Tenía que conseguir también el americano”. hicieron falta cartas de recomendación de sus profesores, pruebas específicas según para qué universidad… De todo. Finalmente, las piezas han encajado bien para esta alumna del Colegio Mestral de Ibiza.

Cantabria

Daniel Muñoz Tymofyeyeva es un chico todoterreno. Lo mismo te toca en el piano una de Mozart gracias a sus años en el conservatorio o te saca un 13,92 en la EBAU de Cantabria. Este joven, en este sentido, se ha vuelto durante sus años de Bachillerato en el Colegio Castroverde un malabarista del tiempo al lograr compaginar muchas actividades. “Pero he logrado ser constante y estudiar unas tres horas al día entre semana y unas seis o siete los fines de semana”, reconoce el joven estudiante a este periódico.

Gracias a su esfuerzo, Daniel Muñoz podría estudiar lo que sea y dónde sea, pero él tiene absolutamente claro a qué se quiere dedicar: “Quiero estudiar Ingeniería Aeroespacial por varias razones: en primer lugar, siempre me gustaron los aviones y el tema espacio. En segundo lugar, siempre se me han dado bien las asignaturas de ciencias como física, mates, dibujo… y me encantaban. Y, en tercer lugar, es un ámbito de la ciencia y de la ingeniería que tiene una trayectoria de poco más de 100 años, por lo que es un campo que tiene que explorar e innovar. Hay mucho que desarrollar y me gustaría ser partícipe de ello”. Ahora, el joven está decidiendo si cursar la carrera en las Universidades Politécnicas de Madrid o Barcelona o en la Universidad Técnica de Delft, en Países Bajos.

Castilla la Mancha

Lucía Carnero Herrero y Laura Freitas Martín no se conocen pese a tener una trayectoria vital con muchas similitudes. Las dos son jóvenes brillantes nacidas en 2004, ambas han estudiado en colegios concertados religiosos de la provincia de Toledo y tanto la una como la otra han logrado 13,975 puntos sobre 14 en la Selectividad. Un resultado que roza la perfección y les ha convertido en las alumnas con la nota más alta de entre los 7.729 que se enfrentaron a la Selectividad los días 8, 9 y 10 de junio en los distintos campus de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

“Iba super bien preparada, pero no me esperaba algo así”, ha asegurado a EL ESPAÑOL – EL DIGITAL CLM Lucía, que hace unas semanas acabó Bachillerato en el colegio Sagrados Corazones de Talavera de la Reina (Toledo). Optó por la rama de Ciencias y ahora, tras firmar una EvAU casi perfecta, estudiará Medicina en la Universidad Complutense de Madrid sin tener que preocuparse de la nota de corte… porque no tendrá a casi nadie por delante a la hora de elegir carrera.

Laura Freitas, por su parte, hizo Bachillerato -también de Ciencias- en el Colegio Diocesano Santa Clara de Ocaña (Toledo) y en unos meses comenzará su andadura universitaria en Madrid, también en la Complutense madrileña, donde estudiará un doble grado de Matemáticas y Física. Sin duda, ya ha demostrado estar preparada para afrontar un reto de tal magnitud. “Sabía que más o menos la EBAU me iba a salir bien, pero no me esperaba esta nota tan alta”.

Castilla y León

Pilar Martínez ha crecido rodeada de médicos. Sus padres y su abuelo ejercen o han ejercido la profesión y sus dos hermanos mayores están estudiando Medicina en la Universidad de Navarra. Por ello, esta joven vallisoletana ha querido continuar con el legado laboral de su familia y dedicarse a la pediatría. “Como mi abuelo, aunque cuando empiezas a estudiar la carrera quieres una cosa y luego acabas especializándote en otra”, reconoce a este periódico la alumna que ha obtenido la mejor nota en la EBAU de Castilla y León.

Concretamente, esa calificación ha sido de un 13,8 sobre 14, lo que le permitirá estudiar la carrera de sus sueños “en la misma universidad” donde estudian sus hermanos. Sí, Pamplona será la próxima parada de esta brillante estudiante que acaba de graduarse como bachiller en el Colegio de Fomento Pinoalbar, en Simancas (Valladolid). Pero, según dice, este éxito no ha sido gratuito: “Estudiaba una media de seis horas diarias durante el curso, pero también aprovechaba para descansar, estar con mi familia, estar con mis amigas… Hacía mi propio calendario y la organización ha sido clave”.

Cataluña

Y otros dos médicos saldrán de Cataluña. Ramón Bernadas se coronó esta semana con la nota más alta de la EBAU catalana, un 13,6 sobre 14. No las tenía consigo. El examen de Física no fue como esperaba y pensó que se iba a quedar a un paso de la carrera que siempre había querido estudiar. “No entro”, pensó.

Todo se terminó arreglando para este alumno de la Escuela Pia de Sabadell, que se ha coronado junto a Marta Bernadet, que sacó la nota máxima en la fase general, un 10. Ella es natural de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y también optará por la carrera que lleva a salvar vidas.

Las coincidencias entre estos dos alumnos son notables. Ambos son músicos y deportistas y también los dos han elegido la misma carrera en la misma universidad: la Pompeu Fabra. La nota de corte es de un 13,09, por lo que ninguno tendrá problema para seguir su sueño.

Extremadura

En la comunidad extremeña se ha dado este año un verdadero hito histórico. Cuatro catorces. Cuatro notas máximas. No consta en las hemerotecas un hecho igual. Los protagonistas de este milagro extremeño son Mario Herreruela, Raúl Tejada, Isabel Martín y Daniel García.

Los cuatro han estudiado en centros públicos. El primero es alumno del IES Augustóbriga (Navalmoral de la Mata, Cáceres) y quiere estudiar Ingeniería Mecánica en Badajoz, algo que podría hacer con un 5. “Quiero quedarme en Extremadura”, asegura este alumno que no se esperaba en absoluto la nota máxima.

“La página estaba colapsada porque estábamos entrando todos a la vez. Pasó como media hora hasta que lo pude mirar y al principio pensaba que era un error. No puede ser que sean todos dieces y un 9,75. Además, luego calculé la nota y daba un 13,95. ¡Con eso ya estaba contentísimo! Pero esa tarde me llamó mi hermano y me dijo que es un 14, porque me pondera matemáticas en vez de Física. Te puedes imaginar la alegría en casa”

Raúl Tejada, por su parte, estudió en el IES Eugenio Hermoso de Fregenal de la Sierra (Badajoz) y causará “casi seguro” la carrera de Medicina. “Tengo pensado hacerla en Sevilla por facilidad, porque está cerca de Extremadura y porque tengo allí familia”.

“Voy a estudiar Química en la Universidad de Extremadura. Quiero quedarme cerca de casa y ya conocí las instalaciones y profesores y demás de las olimpiadas de Química”, asegura Isabel Martín, del IES Norba Caesarina (Cáceres), también condecorada con un sonoro 14.

Remata el cuarteto Daniel García, del IES Cristo del Rosario de Zafra. Curiosamente, este 14 le ha hecho replantearse las cosas: “Siempre he tenido claro que quería estudiar Matemáticas, porque me encantan. Pero ahora que tengo esta nota creo que puedo ir a un doble grado de Física con Matemáticas en la Complutense de Madrid. Ya he echado la solicitud, vamos”.

Galicia

Julio Raposo Bouzas tenía claro que quería ser médico desde su más tierna infancia. “Cuando tenía unos 6 o 7 años, me rompí un brazo y desde que estuve en el hospital decidí que mi vocación era la de ayudar así a la gente”, explica este joven. Por ello, por perseguir su sueño, Julio cuenta que cada día “estudiaba de media una tres horas” para poder obtener los mejores resultados en el Colegio Privado Manuel Peleteiro.

Ahora, Julio ha elevado el prestigio de su centro educativo gracias a su esfuerzo. El estudiante ha sido el mejor de la Selectividad en Galicia, llamada ABAU (Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade), al obtener una calificación que ha rozado la perfección. Concretamente, ha obtenido un 13,8 sobre 14, lo que le abriría las puertas a cualquier facultad de Medicina de cualquier universidad, pero él prefiere quedarse en casa, con los suyos: “Quiero estudiar en la Universidad de Santiago porque llevo aquí toda mi vida y me apetece quedarme”.

La Rioja

En el colegio Santa Teresa de Calahorra (La Rioja) están muy orgullosos de Patricia Adrados. Y es que esta brillante alumna ha obtenido la mejor calificación de la EBAU riojana al alcanzar un 13,98 sobre 14. “Esas dos centésimas fueron por un 9,9 en Biología. Me dio un poco de rabia”, cuenta, con humor, esta joven al otro lado de la línea telefónica. Pese a sus excelentes notas, la joven reconoce que la clave de su éxito ha sido “repasar cada día lo que se daba en clase para que cuando se acercara el examen fuese muy fácil estudiar”.

Su fórmula, evidentemente, ha funcionado bien. Algo que se refleja en sus excelentes resultados que le permitirán estudiar en cualquier sitio la carrera de sus sueños: Medicina. “Siempre me interesó muchísimo el tema de las enfermedades y poder investigar nuevas curas. Por ello, creo que estudiaré la carrera en la Universidad de Navarra, porque tienen uno de los mejores programas de España”, explica la joven a este medio. En este sentido, Patricia Adorados cuenta que, a priori, le llamaría la atención especializarse en Neurología o Neurocirugía, pero puntualiza que para eso “queda mucho” y que lo irá decidiendo “durante la carrera”.

Comunidad de Madrid

Si ha habido un caso mediático -en el peor de los sentidos- ha sido el de Gabriel Plaza. Haber sacado la mejor nota de la comunidad capitalina ha sido a la vez una bendición y una maldición. Por un lado, el 13,964 obtenido (sacó un 10 en todas las pruebas salvo en Alemán, donde un fallo lo dejó en el 9,75) le permitirá cumplir su sueño de convertirse en filólogo. Pero, por otro lado, ya está teniendo que hacer frente a un nuevo estrés: el de la presión social, pues muchas personas se están atreviendo a darle consejos y criticarlo por haber elegido esa carrera con tan pocas salidas profesionales.

“Prefiero la felicidad al éxito seguro”, ha dicho este brillante joven. Además, parece haber elegido también la universidad donde cursará sus estudios: la Complutense de Madrid. Tanto es así que la propia universidad lo ha celebrado por todo lo alto en su cuenta de Twitter: “¡Gracias por elegirnos!”.

En Twitter, Gabriel ha recibido una buena cantidad de burlas y críticas por escoger “una carrera sin salidas”. Muchos han sido los comentarios que han incidido en esta cuestión. Algunos, incluso, han dicho que viviría mejor si estudiase una carrera como ADE o “si fuese perito industrial”. El joven cerró su cuenta de Twitter durante 48 horas, fruto del escarmiento tuitero al que fue sometido.

Murcia

José María Moreno y Paula Piñero, son quienes se han coronado en la Región de Murcia con un 9,99 sobre 10 en la nota media. Él es alumno del IES Diego Tortosa de Cieza; ella, del colegio Santa Joaquina Vedruna de Cartagena.

Como ya es casi costumbre en este reportaje, José María Moreno quiere estudiar Medicina en la Universidad de Murcia, tal y como ha relatado el joven a la prensa local. Pero antes, “este verano habrá que celebrar y disfrutar todos los resultados que he obtenido”.

Navarra

“Estaba muy nervioso cuando miré la nota, porque hay mucha presión y no tienes la certeza de que te haya salido bien. Pero ahora estoy muy contento de ver esas notas y poder hacer lo que quiero”. Quien habla es Alejandro Monroy, quien próximamente será estudiante de Medicina en la Universidad Pública de Navarra, en Pamplona.

Su 13,95 le abre las puertas de la carrera que siempre soñó. “Hay que trabajar día a día y no agobiarte ni estresarte pensando que eso es lo único. Hay que darle tiempo a otras cosas mientras te organices bien”, afirma en conversación telefónica con este diario.

“El año pasado la nota de corte estuvo en un 13 y poco. Pero entiendo que con la nota que tengo, no será un problema”, afirma el joven ya exalumno del IES Ribera del Arga, de la localidad navarra de Peralta.

País Vasco

Iratxe Ugartetxea, cumplió los 18 años el pasado 23 de junio con una ‘notaza’ bajo el brazo: un 9,96 sobre 10. Estudió el Bachillerato en Ciencias Sociales en el IES Uribe Kosta, en Plencia (Vizcaya) y se corona en Euskadi como el mejor expediente de este curso.

Preguntada por el diario El Correo qué carrera quería cursar, se debatía entre Comunicación Audiovisual, Sociología y Antropología Social en la Universidad del País Vasco. “La pega es que no me gusta la enseñanza y es la principal salida”, relató al citado periódico. Tendrá que decidirse pronto para disfrutar de las vacaciones.

Comunidad Valenciana

Carolina García, estudiante del Bachillerato Científico del IES Santiago Grisolía de Callosa de Segura es la mejor alumna de las de la Comunidad Valenciana. Su 9,975 sobre 10 y 13,99 sobre 14 le abren la puerta de cualquier universidad en la que quiera estudiar su carrera elegida: Medicina.

“Me ha gustado desde pequeña, supongo que es lo que llaman ‘vocación’, querer contribuir y ayudar a los demás”, ha señalado la joven de 17 años al diario Levante. Esta estudiante de 10 también toca el piano y no se esperaba una nota tan alta, ni mucho menos, ser la mejor. “Me ha pillado por sorpresa, no me lo esperaba. Estoy muy contenta”

Ceuta y Melilla

Tanto en Ceuta como en Melilla se da un fenómeno lógico: los tres mejores de cada ciudad autónoma comparten colegio. En el caso de Ceuta, el mejor alumno ha sido Jaime Pedrosa Comino, con un 13,8 que le permite estudiar Ingeniería Matemática e Inteligencia Artificial en la Universidad Comillas.

“Tenía ganas de hacer los exámenes, venía cansado del año y me di cuenta de que ya no me hacía falta más tiempo y entre las ganas y que vi asequibles los exámenes salí muy contento”, ha asegurado el alumno del Colegio San Agustín a el Faro de Ceuta.

En cuanto a Melilla, la campeona es Natalia Plaza con un 9,9. Esta alumna del CEIP Pintor Eduardo Morillas ha compartido clase con las dos siguientes mejores desde que eran niñas. Es lo que tienen la ciudades pequeñas.

Natalia empezará el año que viene la carrera de Psicología en la Universidad de Granada, su primera opción. “Sé que no es una carrera muy solicitada ni que tiene una nota muy alta, pero es lo que a mí más me llama la atención y creo que eso es lo más importante”, declaró la joven. De nuevo, la nota no determina la pasión de cada uno.

TE RECOMENDAMOS