baloncesto

Rafa Sanz: “La vida nos ha enseñado en los últimos años que no hay previsión a medio plazo de muchas cosas”

"¿Compararnos con aquel UB La Palma? No tiene sentido alguno", señala el nuevo entrenador del Aridane de Liga EBA
Rafa Sanz: "La vida nos ha enseñado en los últimos años que no hay previsión a medio plazo de muchas cosas"

El cordobés Rafa Sanz regresa a La Palma, concretamente al Aridane de Liga EBA. Un fichaje sorprendente, mediático y que busca dar estabilidad a una entidad que lleva la seriedad y la coherencia a la hora de tomar decisiones por bandera. Es imposible no querer establecer paralelismos con aquel mágico UB La Palma que miró a los ojos a los grandes de la LEB en un pabellón de Miraflores que presionaba como pocos. Eso sí, Sanz lo tiene claro: él no mete canastas, el referente deben ser sus jugadores.

Su fichaje por el Aridane ha resultado sorprendente: ¿cómo sucede todo para su regreso a La Palma?

“A través de un amigo en común con Walter Cáceres, exjugador y exdirectivo, me pregunta si yo estaría dispuesto a regresar a La Palma a entrenar en Liga EBA. Le di vueltas a la idea durante 48-72 horas y ya hablé con Adrián, el presidente, e Iñaki, un exjugador para tener una reunión en la que me presentaron su idea. Por esas casualidades de la vida me llegó esa posibilidad y, tras hablar con ellos, a La Palma de nuevo”.

La ampliación del grupo en EBA permite el ascenso del Aridane…

“Ellos tenían la ilusión de subir, que les llega de esa manera. Cuando ven que es viable, se lanzan a la aventura de que haya un representante FEB masculino en La Palma después de varias temporadas”.

¿Esperaba regresar a La Palma?

“La verdad es que es de esas cosas un poco sorprendentes. Yo siempre he preguntado a personas de la Isla por el baloncesto y por la vida en general. Mantengo contacto con personas de allí que son amigos, siempre he querido saber cómo andaba su baloncesto. Ha sido todo sorprendente y rápido, pero la vida lo que nos ha enseñado en los últimos años es que no hay previsión a medio plazo de muchas cosas. Había opción de seguir en Portugal, pero esos buenos recuerdos palmeros han pesado en mi decisión”.

Hemos hablado en los últimos mucho sobre la erupción de La Palma, por cómo estaban los palmeros y las palmeras, por los problemas que podían tener. ¿Qué espera en esa vuelta a la Isla?

“Tenemos que intentar dar alegrías a la gente de La Palma. Ojalá el baloncesto sirva para que, al menos un par de horas los fines de semana, la gente desvía su atención de lo rutinario. Yo siempre he entendido el deporte de esa forma, intentando mejorar la felicidad de la gente, con un sentimiento de pertenencia a su territorio. Ojalá podamos construir un proyecto que alegre a la gente su existencia, porque siempre lo digo, jugamos para la gente”.

Cuando acepta la oferta de Portugal me decía que, quizás, diría que quién le llamaba a usted a meterse en determinados jaleos. ¿Se lo llegó a preguntar?

“No, no, lo de Portugal era una aventura con mucho riesgo. Dejé un trabajo indefinido para ir a un equipo que estaba KO en lo deportivo. Me sirvió para abrirme a un nuevo mercado, he acabado muy bien, con muy buena relación, con el presidente de la Académica de Coimbra, con el presidente de la Federación de Baloncesto de Coimbra… Me ofrecían desarrollar un proyecto de formación de entrenadores y jugadores y tuve que llamarlos para decirles que no. Estoy contento con lo de Portugal porque conocí una liga interesante, a gente que valoró mi esfuerzo y pude vivir el día a día de un equipo, que era lo que yo buscaba. Ojalá regrese algún día a Portugal”.

“¿Referente? Yo canastas no meto. Eso para empezar. El protagonismo lo tienen que tener los jugadores, que son los que hacen felices a los demás”

¿Asume que usted es, a priori, el referente del Aridane? De partida, al menos, lo parece…

“Yo canastas no meto. Eso para empezar. El protagonismo lo tienen que tener los jugadores, que son los que hacen felices a los demás. ¿A nivel mediático? Es algo con lo que he convivido muchas veces. Cuando se me ha querido utilizar en contra, también se me ha utilizado. A mí me gustaría que la gente se enamorase de la pasión de los jugadores, de su ilusión y su calidad: eso sería clave. Yo estaré para los malos momentos”.

¿Es mucha responsabilidad llevar un poco la bandera del baloncesto palmero?

“Está claro. El Aridane es el máximo exponente en La Palma, también en femenino. Esa bandera hay que llevarla, porque generará envidias, pasión, ilusión, apoyos inquebrantables y rechazos incomprensibles. Lo que tengo claro es que La Palma no podía estar sumida en la mediocridad y la indiferencia y todavía hay mucha gente que tiene un recuerdo imborrable de aquellos años de La Palma en LEB Oro. Esto es un proyecto mucho más humilde y más corto de recursos, pero qué menos que en La Palma haya un equipo de Liga EBA”.

“Las comparaciones con el UB La Palma no tienen sentido alguno”

¿Cree que se establecerán paralelismos entre aquel UB La Palma y el Aridane actual?

“Las comparaciones con el UB La Palma no tienen sentido alguno. El UB La Palma se instauró en el baloncesto profesional con una serie de gestores, fundamentalmente Fredy Toledo y Andrés Pérez, en una madurez personal y social muy grande que les hizo construir un proyecto desde Autonómica a jugar play-off de ascenso a la ACB. Tenían contactos, aglutinaban voluntades y sabían navegar en las siempre turbias aguas del deporte y la política. Tenían una gran habilidad en un momento personal de gran madurez. Las comparativas con el Aridane son absurdas. Es un proyecto con gente muy joven en la dirección, en una Liga EBA donde es muy difícil hacer una plantilla porque hay muchos equipos en toda España… En aquel momento social y políticamente era muy rentable tener a un equipo de élite. Salir en la foto era algo muy positivo y de un tiempo a esta parte ese tipo de fotos no se venden tan positivamente. Comparar esta historia con la del UB La Palma, a corto plazo, no tiene sentido”.

¿Qué tipo de plantilla quieren construir?

“Queremos tener seis o siete jugadores muy jóvenes, sub-22 o sub-23, no más, que vean al Aridane como una tierra de oportunidades, dedicando un año de su vida a entrenar y prepararse para relanzar su carrera al baloncesto profesional. Esa es la idea. A eso se le complementará con jugadores locales. Seis o siete jugadores de fuera y jugadores locales que den un plus de intensidad, sentimiento y sentido local al proyecto. Sobre esa idea tenemos avanzado el juego exterior y nada avanzado el interior”.

Adrián Carmona, presidente del CB Aridane: “La ilusión con Rafa Sanz se percibió desde el primer momento”

El joven presidente del Aridane, que asume el cargo tras la dimisión de Walter Cáceres, habló con Enrique Fernández, entrenador de baloncesto, saliendo el nombre de Rafa Sanz. “Contactamos con él y, desde el primer momento, la ilusión fue mutua. Creo que nuestro proyecto le resulta atractivo”, admite.

Carmona admite que puede resultar “llamativo” el fichaje de Sanz en un club de Liga EBA, pero recalca la seriedad y “rigurosidad” de la entidad que preside: “Queremos trabajar profesionalmente y de manera rigurosa, para afianzarnos en la categoría y seguir creciendo en el futuro. Por eso el fichaje fundamental del equipo de EBA era el entrenador, era Rafa Sanz”.

Pese a ello, Adrián Carmona huye de resultadismos: “No firmamos a Rafa para llegar a un determinado puesto, nosotros lo que queremos es salvar la categoría y luego, en el futuro crecer, que los jugadores quieran venir a La Palma porque ofrezcamos una calidad diferencial entre tantos equipos como hay en toda España en EBA”.

TE RECOMENDAMOS