el jardín

9 trucos para dormir mejor cuando hace mucho calor

En periodos de calor extremo algunos trucos para dormir mejor pueden salvar nuestro descanso
Trucos para dormir mejor cuando hace mucho calor

Una noche calurosa es sinónimo de un mal descanso, por lo que no está de más conocer algunos trucos para dormir mejor. Y es que, en los días de altas temperaturas, llegar a casa y no poder escapar del calor del exterior es bastante desagradable.

Así bien, exponemos algunas recomendaciones para refrescar la habitación y dormir bien en estos días sofocantes, más allá del ventilador o el aire acondicionado.

1. Elige el pijama y las sábanas adecuadas

Es importante saber cuál es el material con el que se ha fabricado la ropa que utilizamos para dormir o las sábanas, ya que, hay algunos que producen más calor que otros.

En este sentido, uno de los trucos para dormir mejor cuando hay temperaturas tan altas es escoger tejidos adecuados para el pijama o la ropa de cama, que son los compuestos por fibras naturales como el algodón o la seda, pues permiten que el aire circule y, si sudamos, se secan más rápido.

2. Mantén la habitación lo más fresca posible durante el día

Sin necesidad de ventilador o aire acondicionado hay varias cosas que se pueden hacer para evitar que suba demasiado la temperatura en nuestra habitación como mantener las ventanas cerradas en las horas más cálidas.

Asimismo, es preferible que las cortinas sean de colores claros y que estén cerradas durante el día y, si cuentas con persianas, es mejor tenerlas bajadas. Del mismo modo, es recomendable quitar alfombras, así como los cojines y mantas que no se utilicen, ya que, cuanto más despejada tengamos la habitación, crearemos una mayor sensación de espacio y frescor.

3. Opta por una cena ligera

Los alimentos pueden ser nuestro mejor aliado, pero también el peor. Una comida muy pesada puede dificultar el descanso, lo que influirá directamente en la energía para afrontar el día siguiente, y más con este calor.

Por la noche, antes de dormir, es mejor elegir comidas ligeras y, si profundizamos un poco más, los expertos recomiendan que contengan triptófano, omega 3, magnesio y zinc, pero, ¿qué alimentos lo tienen? Algunos nutricionistas aconsejan incluir en la cena frutos secos al natural, dátiles, semillas de sésamo, un plátano, avena o aguacate, eso sí, siempre con moderación.

Otro consejo es optar por platos fríos, por ejemplo, cremas como la de aguacate y puerro que, aparte de estos ingredientes, lleva cebolla, papas, sal, pimienta y caldo de verduras, y puede comerse fría.

4. Trata de no hacer ejercicio intenso antes de dormir

Entre los trucos para dormir mejor cuando hace calor destaca el no hacer ejercicio intenso antes de ir a la cama, ya que, es estimulante y eleva la temperatura corporal.

Por este motivo, es preferible hacer la mayor actividad física por la mañana, aunque si tu rutina no te lo permite, una solución es hacer deporte por la tarde desde que bajen las temperaturas, finalizar con los ejercicios más suaves y dejar un margen de tiempo considerable antes de ir a dormir.

5. Enfría la cama antes de acostarte

Entrar en la cama y sentir el frescor de las sábanas es un buen comienzo para un gran descanso.

Para ello, una idea es poner una bolsa con hielo o una botella congelada en una toalla y colocarla entre la ropa de cama un rato antes de dormir. Otra opción es doblar las sábanas y, dentro de una bolsa plástica, ponerlas en la nevera el tiempo suficiente para que se enfríen, lo que ayuda a coger mejor el sueño.

6. Dúchate con agua tibia

Antes de ir a dormir lo mejor es ducharse con agua tibia. Y, ¿por qué tibia y no fría?

Las duchas frías, en lugar de combatir el calor y eliminar el sudor, son contraproducentes. Esto se debe a que al bañarnos con agua fría la temperatura corporal se regula a la baja, pero al terminar de ducharnos el flujo sanguíneo aumenta y el cuerpo vuelve a adaptarse a la temperatura ambiente, regulando al alza, por lo que regresa el calor, pudiendo ser incluso peor que antes.

7. Enfría zonas clave del cuerpo

Otro de los trucos para dormir durante las olas de calor es aplicar frío en el cuerpo de manera estratégica, pues este responde mejor a los cambios de temperatura en partes concretas.

Por este motivo, pasar agua fría por la zona del pulso de la muñeca, el cuello, el pecho o las sienes genera un alivio instantáneo, ya que son las partes del cuerpo que liberan más calor y donde las venas fluyen más cerca de la superficie de la piel. También, es aconsejable introducir los pies en un barreño con agua fría antes de dormir.

8. Apaga luces y aparatos electrónicos

Las luces y los aparatos electrónicos son fuentes de calor que contribuyen a aumentar la temperatura de la habitación.

En este sentido, durante el día es preferible mantener las luces apagadas durante el mayor tiempo posible, así como los aparatos electrónicos que, además, es mejor no utilizarlos justo antes de dormir, tanto cuando hace calor como cuando no.

9. Bebe un vaso de agua antes de acostarte

En el día a día es muy importante mantenernos hidratados y es que, beber agua ayuda a evitar dolores de cabeza, aliviar la fatiga, mejorar la digestión y, por su puesto, a regular la temperatura corporal, siendo fundamental en los periodos más calurosos.

Así bien, beber un vaso de agua fría antes de ir a la cama nos hidrata y refresca, contribuyendo a reponer la pérdida de agua por el sudor.

TE RECOMENDAMOS