el jardín

10 ideas de cómo refrescar tu casa sin aire acondicionado

Con la subida de las temperaturas cualquier truco para refrescar tu casa siempre es bienvenido, sobre todo si podemos evitar preocuparnos por el consumo del aire acondicionado
Ideas de cómo refrescar tu casa

Las altas temperaturas, principalmente durante el verano, dan lugar a que escapar del calor asfixiante de la calle sea uno de los objetivos más necesarios del día. Para ello, conocer algunos trucos para refrescar tu casa resulta bastante útil, sobre todo si nos permite evitar preocuparnos por el consumo del aire acondicionado en la factura de la luz.

Algunas recomendaciones para refrescar tu casa

Si la casa acumula demasiado calor se hace insoportable descansar o estar a gusto, cuando lo que queremos es huir del agobio de la calle. Por este motivo, tanto si contamos con aire acondicionado como si no, conocer algunas formas para mantener la casa fresca de forma natural es importante para poder disfrutar de nuestro hogar.

1. Ventila a primera y última hora del día

A veces sentimos tanto calor dentro de casa que lo primero que pensamos es en abrir todas las ventanas, pero esto no siempre es lo más conveniente.

Lo ideal es ventilar la casa a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando las temperaturas bajan. El resto del día es preferible mantener ventanas y puertas cerradas, con las cortinas, visillos o persianas bajadas.

Asimismo, un factor a tener en cuenta es que el aire caliente tiende a subir y el aire frío a bajar, por lo que si tu casa es de varias plantas, procura mantener fría la planta de arriba principalmente.

2. Retira cortinas oscuras y alfombras

Para refrescar tu casa, viste tu hogar con ropa de verano. Si tienes persianas es un plus para bloquear la entrada del calor del exterior, sobre todo entre las 12 y las 16 horas, sin embargo, si este no es el caso, lo más recomendable es utilizar visillos de un tejido ligero de color blanco o un tono claro.

Además, tener la casa despejada da mayor sensación de frescor, por lo que es conveniente quitar alfombras y mantas del salón, así como de las distintas habitaciones.

3. Procura refrescar el suelo

Un método bastante eficaz para bajar la temperatura es fregar el suelo con agua muy fría, principalmente en el caso de los suelos cerámicos.

Por tanto, si cuentas con terraza o balcón aprovecha para echar agua fría, sobre todo en las horas más frescas del día, cuando podrás abrir ventanas y puertas y que el agua contribuya a refrescar el aire que entra a tu hogar.

4. Refresca la cama antes de dormir y el sillón para descansar

Descansar bien en las épocas de altas temperaturas es difícil, lo que perjudica el rendimiento en el trabajo y el bienestar general durante el día.

Por este motivo, si el calor no te deja dormir, una buena idea es enfriar la cama, por ejemplo, poniendo sobre esta una botella de agua helada envuelta en una toalla, o bien, una bolsa de agua caliente llena de agua helada o hielo picado antes de ir a dormir.

Del mismo modo, si la tapicería del sillón es de las que da calor, es recomendable poner fundas de algodón o un plaid que lo cubra, a lo que se puede añadir el truco de la botella o bolsa con agua helada, lo que refrescará el lugar de descanso sin necesidad de aire acondicionado.

5. Evita mantener encendidas las fuentes de calor

Uno de los trucos más fáciles para refrescar tu casa es evitar tener encendidas muchas luces durante largos periodos.

Del mismo modo, emplear el horno o los fuegos de la cocina desprende mucho calor, por lo que es recomendable utilizarlos durante poco tiempo u optar por cocinar platos fríos. Incluso, si cuentas con cocina abierta y quieres descansar en una zona próxima es preferible no emplear los electrodomésticos, así como otros objetos de la casa que desprendan calor.

6. Distribuye plantas por la casa y riégalas

Utiliza la terraza o el balcón para poner plantas, así como en ventanas y algunas zonas del interior. Además, riégalas por la noche, pues no solo las plantas aprovecharán mejor el agua, sino que la humedad de la tierra contribuirá a enfriar el aire que entra y, por ende, a refrescar tu casa.

Por su parte, dentro de la vivienda son útiles las plantas de hojas verdes y grandes que, al regarlas, ayudarán a refrescar la atmósfera.

7. Coloca sábanas de algodón o seda

A la hora de dormir, otro truco es emplear sábanas de algodón o seda, pues tienden a acumular mucho menos el calor. Así bien, si son de colores claros será todavía mejor.

Esta idea, junto a la que comentábamos anteriormente de enfriar la cama con botellas o bolsas con agua congelada, harán que tu descanso durante los días más calurosos sea un poco mejor.

8. Crea corrientes de aire eficaces

Lo ideal cuando ventilamos nuestro hogar es hacerlo en las horas en las que la temperatura del exterior es menor. Esto, unido a la técnica del aire cruzado, hará que los intentos de refrescar tu casa sean más eficaces.

Cuando hablamos de la técnica del aire cruzado nos referimos a crear corrientes de aire abriendo ventanas y puertas que están situadas en frente unas de otras, aunque recuerda poner los topes para evitar que se cierren de golpe.

9. Pon los electrodomésticos en las horas de menos calor

Los electrodomésticos son unas de las principales fuentes de calor que tenemos en casa y si los utilizamos en las horas más cálidas del día será imposible estar en la estancia, por ello, es recomendable ponerlos en marcha en los periodos en los que refresca un poco más.

Asimismo, es mejor que estén en funcionamiento cuando no vayamos a descansar o realizar alguna actividad cerca de donde los tengamos colocados.

10. Utiliza la campana extractora

Si quieres cocinar en estos días de calor y no solo tirar de platos fríos, la campana extractora será tu aliada.

Más allá de evitar el humo y los olores, ayudará a renovar el aire de la cocina, contribuyendo a rebajar la sensación de calor asfixiante que se genera en la estancia. Es más, también mantendrá controlada la humedad originada con el vapor que se crea al cocinar y que provocaría el aumento de la sensación térmica.

TE RECOMENDAMOS