sanidad

El Hospital de La Candelaria lleva dos años sin cirugía pediátrica

Un servicio que fue puntero en Canarias, con prestigio nacional y que realizaba 800 operaciones al año, está ahora suspendido y derivada toda la actividad al HUC
El Hospital de la Candelaria pierde la Unidad de Cirugía Pediátrica
El Hospital de La Candelaria lleva dos años sin cirugía pediátrica. Shutterstock

Hace dos años que en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria no se realizan operaciones pediátricas con personal propio. Causa perplejidad que un Servicio de Cirugía Pediátrica que llegó a ser puntero en Canarias y con prestigio nacional, incluso con su acreditación como centro formador de la especialidad acogiendo a residentes (MIR), pasó a suspender totalmente su actividad quirúrgica, que se derivó al Hospital Universitario de Canarias (HUC), una situación que no se sabe si será temporal o definitiva.

Dos días a la semana se desplaza personal del HUC al centro capitalino para atender consultas y realizar operaciones programadas. En los casos que llegue al centro un paciente pediátrico por Urgencias, tras la primera evaluación y confirmación de la necesidad de una intervención (por ejemplo, una apendicitis o traumatismos y fracturas debidos a accidentes) directamente se le envía al HUC para su ejecución.

Tal como han informado a DIARIO DE AVISOS, algunas derivaciones de pacientes pediátricos para intervenciones de “menor complejidad” han tenido como destino centros concertados desde 2020 para rebajar la lista de espera que se había generado. Asimismo, consta el traslado de otros pacientes para una operación en el HUC. Tras el periodo posoperatorio establecido, el menor fue retornado a La Candelaria para continuar allí su ingreso hasta concluir con el alta.

Destaca sobremanera que hasta 2019 la cartera asistencial del Servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria abarcaba todas las patologías quirúrgicas desarrolladas de máxima complejidad en un hospital de tercer nivel en pacientes desde el periodo prenatal hasta la adolescencia.

Este servicio trabajando a pleno rendimiento, bajo la dirección de Luis Antón, logró una enorme reputación nacional y llegó a ser reconocido y acreditado como centro docente de Cirugía Pediátrica, acogiendo a jóvenes médicos residentes (MIR) en su formación.

El servicio llegó a contar, además del jefe, con al menos siete facultativos especialistas de cirugía pediátrica, así como dos o tres estudiantes MIR que intervenían todos los días por la mañana e incluso una jornada en horario de tarde. El personal cirujano realizaba guardias y rotaba en Urgencias.

Sin embargo, tras renovación de cargos en el servicio, al parecer se enrareció el ambiente de trabajo y se suscitaron algunos desencuentros, según trascendió.Se produjo la marcha de cinco profesionales; la situación no evolucionó favorablemente y, a finales de 2020, la gerencia del hospital decidió intervenir el área y suspendió las actividades asistenciales y quirúrgicas, que se derivaron al HUC

La asistencia está garantizada

La gerencia del Hospital de La Candelaria reconoce ahora la situación, pero asegura que “se ha mantenido y garantizado la asistencia a los menores en todo momento”. Recalcó que ahora “existe un acuerdo firmado con la Dirección General de Programas Asistenciales del SCS para garantizar la asistencia de cirugía pediátrica a los niños de la isla ofreciendo una atención insular. Del mismo modo ocurre en otras áreas como cirugía cardiaca, que se lleva en el HUC, o con los trasplantes hepáticos, que se realizan en La Candelaria”.

La gerencia lo justifica en un protocolo “para ofrecer la atención insular coordinada en un solo centro”, una idea que ya se estaría planteando desde el Servicio Canario de la Salud hace años a las gerencias de La Candelaria y el HUC para el reparto de servicios con el fin de evitar duplicidades.

TE RECOMENDAMOS