la palma

La Virgen del Pino ya descansa en el centro de El Paso tras la romería trienal

Miles de personas de toda la Isla se desplazaron a la localidad para ser partícipes de la bajada del trono extraordinaria de este año, aderezada por las parrandas y grupos folclóricos
La Virgen del Pino ya descansa en el centro de El Paso tras la romería trienal. DA

Tocaba el año pasado, pero la pandemia de la COVID-19, que tantos quebraderos de cabeza ha traído aparejados, no permitió que la Virgen del Pino se reencontrara con sus fieles en el corazón del municipio de El Paso con motivo su cita trienal. Ayer, al fin, tras 365 días de espera y con carácter extraordinario, se celebró la tradicional romería en honor a esta figura mariana. Miles de personas venidas desde distintos lugares de la Isla y ataviadas con las clásicas prendas de los palmeros de siglos pasados, descendieron desde la Ermita, que se erige como principal elemento arquitectónico en las proximidades de la ladera con el mismo nombre, hasta la parroquia de Nuestra Señora de Bonanza, ubicada en una de las calles más céntricas de la localidad.

Había ganas de fiesta. Se han vivido tiempos duros que nos han recordado el valor de los momentos, de las experiencias y de permanecer junto a nuestros allegados. Y prueba de ese espíritu hedonista imperante tras lo peor del coronavirus es la asistencia masiva de la que gozó una festividad que, igualmente, durante su ciclo habitual, acostumbra a reunir a ciudadanos de toda la geografía insular, pero que en esta ocasión contó con un plus de motivación: representa un anhelo de épocas anteriores, en las que la mascarilla solo se utilizaba en profesiones de riesgo, donde los trabajadores se exponían a sustancias peligrosas, no por el temor a contraer una enfermedad surgida en la otra punta del mundo.

En la romería se pudieron ver, de nuevo, las carrozas, las parrandas y los grupos folclóricos. También la ciudadanía palmera se reconcilió con las verbenas, postergadas a un segundo plano debido a la irrupción del virus. En general, hubo un ambiente de alegría y regocijo en la que constituye la parte central de una agenda de actos que se prolongará hasta el domingo 4 de septiembre, fecha en que la Virgen se despide del pueblo hasta dentro de un trienio -puede que menos, al haberse modificado la dinámica original-, discurriendo por el barrio de Fátima hasta su enclave por excelencia, en lo alto del monte, a donde acuden cada año cientos de fieles para encomendarse a su intercesión.

No obstante, cabe destacar que desde el 31 de julio se ha calentado motores en el marco de las fiestas con eventos tan señalados como la izada de la Bandera de la Virgen o la Gala de Elección de la Romera Mayor e Infantil, en la que se alzaron con el título las candidatas Claudia Martín Gutiérrez (Fátima) y Laia Díaz Rodríguez (Tenerra), respectivamente. Cóctel al que se suman actividades de tipo cultural, lúdico y deportivo como exposiciones, torneo de ajedrez, teatro, conciertos, hinchables, presentaciones de libros o incluso cine de verano.

De otro lado, es importante reseñar la dimensión histórica de estas Trienales respecto a ediciones anteriores por la configuración de su programa, y es que el Pabellón Municipal acoge la mayor fiesta para gamers que ha tenido lugar en la Isla Bonita, al puro estilo de la LAN Party celebrada en Tenerife. Hasta el lunes se prolongarán las competiciones de videojuegos, las muestras de realidad virtual, las exhibiciones de cosplay y los concursos de K-Pop.

Todo ello, bajo el patrocinio principal de Movistar y el nombre de ResisTIME; paraguas mediante el que se organizó un concierto el jueves con primeros espadas del reguetón, el trap y el género urbano: Duki, Cruz Cafuné, Recycled J y Juicy Bae, además del palmero Jesse Chacón. Aunque estos no son los únicos acordes que sonarán para oídos jóvenes. El próximo viernes, día 26, tendrá lugar un concierto con Dvicio, Marc Seguí, Lalo Ebratt, Julia Debís y DJ Visac.

Ante la relevancia de la Bajada de la Virgen del Pino extraordinaria de 2022, el alcalde pasense, Sergio Rodríguez, aseguraba en el programa de actos, presidido por el cartel anunciador diseñado por Mario Martín Remedios, que “en ningún otro momento de su historia” la cita “ha sido tan necesaria y esperada por sus conmovidos fieles y por tantas y tan poderosas razones”. Y agradecía que “nuestra dulcísima señora” se haya encargado, en el transcurso de la pandemia, de “cuidar, con celo materno, la vida de sus hijos de El Paso”, aparte de haber dirigido sus “ojos misericordiosos a la ferocidad implacable del volcán” de Cumbre Vieja para acelerar su final. Por último, el regidor quiso reconocer “a cuantos, desde los lugares más próximos y remotos, nos acompañaron en nuestro drama y nos socorrieron en nuestras necesidades”, en referencia a la solidaridad mostrada hacia la Isla con donaciones y gestos que se recordarán siempre.

TE PUEDE INTERESAR