inmigración

Alertan de al menos otros 22 muertos al pinchar una zódiac

Según la ONG Caminando Fronteras, se logró rescatar a 30 inmigrantes de la neumática que naufragó; sin noticias de una patera más con 55 seres humanos a bordo
Alertan de al menos otros 22 muertos al pinchar una zódiac
El aumento del uso de lanchas neumáticas ha disparado la mortalidad en la ruta canaria. Europa Press

Nueva tragedia en la ruta migratoria hacia Canarias. Una neumática en la que viajaban 52 personas ha zozobrado y al menos 22 personas han muerto. La periodista y fundadora del colectivo Helena Maleno ha explicado que los medios de rescate “tardaron demasiado’’ en llegar y cuando encontraron la neumática estaba semihundida y con solo 30 supervivientes, en información adelantada ayer por la Cadena Ser y Canarias Ahora. ‘“Eran 52 personas en total, entre ellas cinco mujeres. La mayoría de ellas eran magrebíes, salvo ocho hombres subsaharianos’’, relataron a dicho medio desde Caminando Fronteras. En la madrugada del pasado jueves, los ocupantes de la embarcación alertaron a las familias de que la zódiac en la que viajaban tenía un agujero y que una parte de ella estaba desfondada.

“Se movilizaron tarde los servicios de búsqueda aéreos. Se tenía una idea de dónde podía estar la embarcación, pero no muy clara. Finalmente fue rescatada y localizada en zona marroquí’’, añaden desde el colectivo. Entre los supervivientes había cuatro mujeres, cuatro menores, dos hombres subsaharianos y 18 de origen marroquí. “22 personas han quedado en el mar’’, concluyeron dichas fuentes.

Por otra parte, Caminando Fronteras alertó igualmente de que otra embarcación con 55 personas a bordo, entre ellas cinco mujeres y dos niños, viaja a la deriva por la ruta canaria. “Salieron de Tan Tan el día 11 por la noche. La última comunicación que se ha dado tuvo lugar este jueves a mediodía, y los ocupantes decían que estaban en zona marroquí. No hay más noticias suyas’’, apuntaron.

De lo mortífero que resulta la ruta canaria de las pateras dan cuenta, sin ir más lejos, las cifras ofrecidas sobre lo sucedido el año pasado, cuando Caminando Fronteras (ONG que cuenta con el plus de credibilidad que le da tanto su trayectoria como el hecho que trabaja en origen) elevó en 4.016 las personas que perecieron en la misma por un total de 124 naufragios. Dichos números multiplican ciertamente los facilitados desde la Organización de Naciones Unidas para las Migraciones (OIM), que de cualquier modo cifra semejante tragedia en nada menos que 1.109 vidas perdidas en el afán de escapar de la absoluta miseria en sus países, si bien dicha organización siempre advierte de que se trata de estimaciones que solo incluyen muertes en las que se recupera el cadáver o naufragios con testimonios de supervivientes. Lo peor es que las cifras eventuales sobre lo que va de año confirman que la catástrofe humanitaria continúa, a tal punto en los primeros meses del año la media era de dos fallecidos cada día.

Sea como fuere, la muerte siempre es noticia en la ruta canaria de las pateras. Basta con remontarse a hace dos días para recordar que Salvamento Marítimo rescató en las horas anteriores a un total de 104 migrantes, entre ellos una mujer fallecida.

Informe

Dentro de la actualidad sobre la migración irregular en España, destacar que ayer el defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, explicó que en el salto a la valla de Melilla que se produjo el pasado 24 de junio, y que terminó con una veintena de personas muertas en el lado marroquí, se produjo un rechazo en frontera a 470 personas “sin completarse las previsiones legales, tanto nacionales como internacionales”, antes de detallar que esta es una de las primeras conclusiones a las que ha llegado sobre lo sucedido hace casi cuatro meses en la ciudad autónoma, tras analizar la documentación recibida por parte del Ministerio del Interior y del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El defensor recordó que el Tribunal Constitucional establece que el rechazo en frontera ha de tener en cuenta la aplicación a las entradas individualizadas, pleno control judicial y el cumplimiento de las obligaciones internacionales, según se recoge en la Ley Orgánica sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social, que, además, en su disposición décima establece el régimen especial para Ceuta y Melilla.

TE PUEDE INTERESAR