Esto es lo que se sabe de la vida secreta de Sean, el hermano de Madeleine McCann

Madeleine McCann y sus hermanos, Amelie y Sean McCann. Twitter.com/CrimesReais

Por Esther Pinilla/Diario de Avisos.| La desaparición de Madeleine McCann ha copado buena parte de la actualidad informativo en medios de prácticamente todo el mundo, sobre todo tras la irrupción mediática de Julia Faustyna, la joven polaca que sugirió que ella era la niña británica que fue vista por última vez en Praia da Luz (Portugal), durante unas vacaciones familiares.

Los hechos de la desaparición ocurrieron el 3 de mayo de 2007. La pequeña y sus hermanos mellizos, Sean y Amelie McCann, dormían en el apartamento. Los padres, Kate y Gerry McCann, se encontraban cenando con unos amigos en un restaurante del complejo en el que se hospedaban. Ellos se fueron a las 20:00. Cada 20 minutos se turnaban para echar un vistazo y asegurarse de que sus hijos no se habían percatado de su ausencia. A las 22:00, ‘Maddie’ ya no estaba. Nunca más volvieron a verla. Este 12 de mayo, Madeleine McCann cumpliría 20 años.

Ya han pasado 16 años desde la última vez que se la vio con vida, y el caso sigue generando más preguntas que respuestas. La noticia conmocionó a todo el mundo, pero sobre todo a su familia. Se barajó la opción de que fuera un secuestro.

Fueron muchos los posibles sospechosos, incluidos Kate y Gerry. Ambos fueron considerados argüidos (sospechosos formales) por encontrar restos de sangre en el apartamento donde desapareció la pequeña y en un coche alquilado por ellos. 

El comisario que estaba a cargo de la investigación, Gonçalo Amaral, sostuvo en su libro Maddy, la verdad de la mentira, que la pequeña podría haber muerto accidentalmente en el apartamento y que después los padres escondieron el cadáver. 

En 2008, la policía portuguesa cerró el caso por falta de pruebas, y dejaron de ser sospechosos. Amaral fue condenado a pagar 500.000 euros a Kate y a Gerry por difamación.

Más de una década y media después, la familia McCann continúa con la búsqueda de su ‘Maddie’. Aunque se desconoce si la pequeña puede estar viva o muerta, ellos están seguros de que Madeleine sigue con vida.

Como cada 3 de mayo, los McCann le rindieron tributo. El homenaje consistió en un encendido de velas y en una misa en Rothley, el pueblo británico de Charnwood (Leicestershire), donde residen. Además, cientos de personas acudieron al evento como muestra de apoyo a la familia y de recuerdo hacia Madeleine.

Pero lo más destacable fue la presencia de Amelie, hermana de la pequeña, que acaba de cumplir 18 años, y de quien poca información se conoce por decisión de los McCann. Esta ha sido la primera vez que se ha podido ver a Amelie de mayor. “Es bueno que todos estén aquí juntos, pero es una ocasión triste”, señaló.

¿Qué se sabe de Sean McCann?

Amelie ha permanecido en el anonimato desde la desaparición de Madeleine. Sin embargo, menos se sabe todavía del mellizo de Amelie, Sean McCann, que decidió no acudir al decimosexto aniversario de la desaparición de Madeleine. Ambos estaban en el mismo apartamento cuando su hermana desapareció. No hay ni una sola foto fiable del joven Sean en Internet, pese a realizar cientos de búsquedas. ¿Información? Escasa. Él es la otra gran incógnita de la familia.

Sean y Amelie, que nacieron en febrero de 2005, van a una escuela secundaria católica de Loughborough y su afición es el atletismo. Según ha podido averiguar EL ESPAÑOL, ambos forman parte del club de atletismo Charnwood Athletic Club y Kate McCann es la coordinadora del grupo Sub-17 Femenino y de Niñas U13. Este año les espera la universidad.

“Sean y Amelie compiten en triatlones y en carreras de travesía de campo. El año pasado, los gemelos cumplieron 13 años, donde tuvieron una fiesta con familiares y amigos”, publicó el Daily Star en 2019. 

Años atrás, en 2010, Kate y Gerry McCann confesaron al mismo diario que Sean hablaba con su hermana de “obtener espadas para atrapar al hombre” que tenía a ‘Maddie’. La madre también apuntó: “Sean me dijo una vez, de la nada, justo cuando lo estaba acostando: ‘Nunca te rindas, mami‘. Solo dije: ‘No te preocupes, Seany, no haré eso. Ninguno de nosotros lo hará‘”.

El foco de Sean desde que era pequeño era descubrir la verdad sobre lo que ocurrió con su hermana mayor. Incluso se cuestionó si realmente sus padres habían tenido algo que ver. En 2014, el diario británico explicó que, mientras Kate se encontraba en el Palacio de Justicia de Lisboa, declaró: “Mi hijo me preguntó sobre las afirmaciones de que ‘escondí’ a Maddie. Dijo: ‘El Sr. Amaral dijo que escondiste a Madeleine, ¿no es así?’ Solo dije: ‘Él dijo muchas tonterías'”.

Ya en 2018, y durante la fiesta del decimotercer cumpleaños de los mellizos, un invitado sostuvo al Daily Mail que lo único que quería Sean era “que su hermana volviera a casa“. Los padres también aseguraron que Sean “está al día, sabe de todo, sabe si nos estamos reuniendo con policías. A ninguno de los dos se les oculta nada“. 

Por otro lado, Kate McCann confesó que, aunque Sean sigue creciendo sin Madeleine, “tiene sus propios amigos” y es “muy deportista“. “Extrañamos a nuestra familia completa de cinco. Como familia, el 98% del tiempo estamos ocupados”, aunque eso no afecta en “la necesidad de buscar a Madaleine. No ha cambiado nada en absoluto”.

TE PUEDE INTERESAR