polÍtica

Fraga: “A mí el turismo solo me interesa para generar riqueza a los vecinos a los que represento, que son quienes me eligen”

El alcalde de Adeje y presidente del PSOE Canarias se muestra convencido de la necesidad de evitar la crispación y la polarización en la vida política
José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje y presidente del PSOE Canarias
José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje y presidente del PSOE Canarias. / DA

José Miguel Rodríguez Fraga (Vilaflor, 1947), cultiva la prudencia y escoge cuidadosamente las palabras con la que aborda los asuntos. Ya sea como alcalde de Adeje, municipio que ha gobernado durante nueve mandatos consecutivos, o como presidente de los socialistas canarios. Tanto la primera como la segunda de las posiciones las lleva por el camino de la moderación. Sin estridencias y sin cerrar puertas o ventanas. Con una fina capacidad de anticipación. Defiende el turismo como la principal y más importante de las industrias en Canarias y requiere para el sur de Tenerife el trato que le corresponde como motor económico de la Isla. Se muestra convencido de la necesidad de evitar la crispación y la polarización en la vida política y defiende el valor de dos de sus principales pasiones: Adeje y el turismo.

-Siguen ustedes con una senda larga, un nuevo mandato, y acaban de aprobar el presupuesto. ¿Cuáles son los ejes y proyectos de Adeje para los próximos años?
“Teniendo en cuenta que nosotros tenemos ya una trayectoria y vamos avanzando, el objetivo es terminar algunos de los proyectos que ya tenemos en marcha, en consonancia con las líneas estratégicas, que son la sostenibilidad, entendida en todos sus aspectos, no solo ambiental, que también. Y luego abordar los proyectos para ir complementando las necesidades en infraestructuras, sobre todo de tipo social. Y mejorando las que ya estaban hechas pero que, con el tiempo, requieren nuevas actuaciones”.

“Por concretar. Estamos adaptando el auditorio a las necesidades de programación. Está funcionando muy bien. Estamos muy contentos. Estamos trabajando en el parque central, que es un proyecto que ya venía, pero que tenemos que completar porque no es solo un bosque productivo y un sumidero de dióxido de carbono, sino que quiere ser también un elemento de incentivación, de conciencia de lo que es el medio rural tradicional y la agricultura. Y ese relato que gira en torno al kilómetro cero y la producción local, además del conocimiento etnográfico”.

“Es verdad que teníamos un problema urbanístico. Llevamos cinco años con eso y no hay manera. Y la parte que se ajusta urbanísticamente vamos a seguir adelante y mientras se resuelve el resto. Ahí va el agromercado, un espacio para la artesanías canarias, un centro de interpretación, que es el salón del antiguo empaquetado de tomate, que lo vamos a rescatar. Y vamos a seguir avanzando en las comunidades energéticas. Ya contamos con 200 vecinos que están incorporados. Vamos a seguir avanzando en esa línea. Queremos generar otros parques también, el huerto urbano, del que hay cierta demanda también… Por ahí vamos caminar”.

-¿Y desde el punto de vista turístico?
“Turísticamente estamos en un momento caliente, que es bueno. El turismo es una pasión que tengo, que solo me interesa desde la perspectiva de que genere riqueza para los vecinos a quienes yo represento, que son los que me votan. Y desde esa perspectiva queremos que esa riqueza fluya. Que no solo los que estamos aquí estén al servicio del turismo, sino que se generen iniciativas empresariales que mejoren las condiciones de vida de nuestra gente en ese proceso de generación de valor. Interesa un turismo de calidad, de mucha calidad, de forma que, con el menor coste, tengamos el máximo beneficio. ¿Cómo se hace eso? Costa Adeje es un destino de éxito por el conjunto, desde los trabajadores a los empresarios. Hemos contribuido a que el destino sea reconocido, reconocible y de calidad. Y para eso hay que introducir cosas. Pararse es morirse”.

-Hay varios proyectos municipales importantes
“Estamos también en el proceso de expropiación de la Casa Fuerte, que tiene que ser un elemento vertebrador muy potente desde el punto de vista cultural y, por supuesto, un compromiso social con los adejeros que sufrieron aquello. La plaza de España la estamos terminando como un espacio singular. Estamos proyectando la ampliación del centro de mayores y estamos buscando otros centros que den respuestas adaptadas a los nuevos tiempos. Ya no buscando un sitio donde poner a los mayores y que estén allí, sino que responda a una situación más moderna y más inteligente. Decimos los mayores como si fuera un colectivo homógeneo y no es así. Hay mayores que están muy activos y con mucha creatividad, hay otros que están en un punto intermedio, hay mayores que tienen que estar residenciados y hay mayores con una alta demanda. La respuesta no puede ser la misma para todos. Hemos adquirido lo que era la antigua escuela infantil y va a ser dedicada a los mayores activos y las actividades que generamos. Ya se está trabajando. Vamos a ampliar también la escuela de cero a tres años con la expectativa de que los Gobiernos vayan asumiendo la escolarización de esa etapa”.

-El Sur tiene un serio problema en materia educativa. Esta misma semana el consejero autonómico de Educación se ha reunido con alcaldes y alcaldesas para abordar esa cuestión…
“El compromiso con las infraestructuras educativas, que no son competencia nuestra, y ha sido reconocido por el consejero como un gran problema del Sur. Ya era hora. Bienvenido sea si esto se convierte en una apuesta real por dotarnos de las infraestructuras necesarias porque aquí la población es muy activa demográficamente y la necesidad es perentoria. Yo creo que en todos los municipios del Sur. Pero yo hablo del mío. Contamos con unas infraestructuras obsoletas, que hay que adaptar para que la gente se pueda incorporar a los procesos productivos de una manera inteligente”.

-Ustedes tienen, además, el caso del Centro Integrado de Formación Profesional, con un retraso de más de tres años.
“Tenemos la promesa de que el próximo curso entrará en funcionamiento. Ya con retraso, con bastante retraso, pero, bueno, pero vamos a dar un voto de confianza. Es una infraestructura absolutamente necesaria porque hay que ir a un modelo de formación integral que responda también a las exigencias del mercado. También hay que promover para que los jóvenes que pongan en marcha iniciativas empresariales. Es un tema pendiente, que es el de la educación, que es más amplio que el de la formación, porque la educación es más, pero la formación es un pilar importantísimo en una zona como esta. Nuestra gente ha respondido durante años sin muchas herramientas. Ahí nos jugamos una parte muy importante, en cuanto a riqueza y en cuanto a mantener un liderazgo turístico porque competidores tenemos y son fuertes”.

-Son muchas las infraestructuras pendientes en el Sur. Educativas y de todo tipo.
“Tenemos pendiente un colegio en Tijoco-La Hoya que llevamos quince años para atrás y para adelante y que no hay manera de que el colegio que se haga, que es lo que habría que hacer. El de Adeje casco tiene también muchísimas dificultades. Necesitamos un estudio serio. Nosotros hemos suplido muchas de esas carencias. Hemos construido muchas aulas, muchísimas aulas, y hemos habilitado espacios, asumiendo el compromiso de que la educación se desarrolle en las mejores condiciones. Y no siendo nuestra competencia. Hay grandes carencias que hemos intentado suplir, pero no llegamos porque no es competencia ni tenemos los recursos tampoco. Estamos dispuestos a colaborar en lo que sea. Lo decía el consejero el otro día con buen criterio, que hay que estudiar la educación del sur y que hay que habilitar las respuestas necesarias para una enseñanza que nos merecemos y lo que aportamos. Porque lo que aportamos a la economía en el Sur hay que tenerlo en cuenta”.

-Y luego están las colas…
“Parece que hay algunas soluciones en el horizonte, pero no van a resolver el problema. Los expertos dicen que, hagamos las carreteras que hagamos, vamos a estar colapsados. Eso no significa que no haya que hacer carreteras. La incorporación del anillo insular por el norte mejorará el tráfico y las actuaciones que se están desarrollando seguramente también, pero no son suficientes. Hay que ir a un transporte público eficiente que responda a las necesidades de la población y del territorio. Yo, por ejemplo, esas guaguas que nos meten enormes no crean que sean una buena opción. Hay que pensar soluciones creativas que disuadan de coger el coche. Todos estamos muy preocupados por ese asunto. Se dejó mucho el problema a su propia dinámica y la solución que nos toca a nosotros, que es el falso túnel en la autopista, nos va a resolver dos problemas: la movilidad, porque tenemos doce accesos a la autopista, y, además, la de una vía insular que parte la ciudad turística en dos y en la que venimos trabajando desde la época de Adán Martín”.

José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje y presidente del PSOE Canarias
José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje y presidente del PSOE Canarias. / DA

-¿Qué opinión tiene de los trenes?
“Yo tengo mis dudas sobre el transporte guiado. Creo que no se adecua a la realidad del territorio. Debe haber un sistema más permeable, que penetre en las medianías, por ejemplo. Pero, vamos, que tampoco es que tenga un criterio cerrado”.

-La gente no encuentra vivienda asequible. Los precios se han disparado, los alquileres que hay no se pueden pagar, las empresas tienen problema para encontrar trabajadores…
“Hay un problema general de vivienda en el país, que es más caliente en zonas como la nuestra, en el Sur. Hay demanda de trabajo, hay mercado de trabajo y hay una carencia de vivienda. Nosotros este proceso ya lo vivimos y pusimos más de mil viviendas en el mercado. Pero no solo la construimos, porque parece que la solución es que la Administración haga viviendas. No: es que también se facilite que se hagan viviendas. Que se corrija el mercado. La ley de la oferta y la demanda funciona. Uno de los graves problemas que tenemos para la construcción de vivienda es la escasez de suelo. Es que habilitar suelo hoy es casi imposible. Por ejemplo, hay un plan parcial en el que tenemos mayoría, el Ayuntamiento, y que llamamos ‘Adeje 2000’. Con el suelo calificado. Estamos desde el año 2000 y no hay manera. Estamos otra vez en el punto cero. Los procesos urbanísticos no son adecuados a políticas urgentes como esta, de la escasez de vivienda. Es que contando con el suelo y la licencia, tú no puedes sacar vivienda al mercado antes de dos o tres años. Como poco. Si tienes que habilitar el suelo, échale seis o siete años. Y el problema era para ayer”.
“La solución no es que los ayuntamientos nos convirtamos en alquiladores de viviendas, sino que el mercado resuelva ese problema y que la oferta y la demanda se reequilibre. Sabemos hacerlo. Entre unas cosas y otras hemos hecho 1.500 viviendas. Por tanto, siendo verdad que tenemos un problema de vivienda, se habla mucho y se hace poco. Me preocupa mucho eso. Lo que se hace es generar un proceso de autoconstrucción que no es la solución. Primero porque el suelo no se utiliza adecuadamente y se generan barrios y ciudades sin infraestructuras que luego tiene que venir la Administración a cubrirlas”.

-¿Teme que la gente, al tener problemas de acceso a servicios y derechos, acabe culpando al turismo y esto genere problemas de turismofobia?
“Creo que sería un error culpar al turismo de la situación. No es el turismo es el culpable. Hay que buscar soluciones creativas, como hemos hecho en el pasado. Faltan soluciones inteligentes y pactadas. Yo creo que en el Sur no hay un fenómeno de turismofobia. Hay sectores muy localizados que juegan a esto, pero cada vez somos más conscientes de que es la única actividad económica. También es verdad que hay que trabajar sobre el modelo. Hay que buscar la calidad y desmasificar un poco el tema”.

-¿Qué valoración hace de los primeros meses del actual Gobierno de Canarias?
“No le vamos a pedir que resuelvan en un mes los problemas que llevan años enquistados. No voy a tirarme a la piscina, como cuando tampoco lo hice cuando estaba el Partido Socialista en el ‘Pacto de las Flores’. Claro, aquí un plus, que es que los partidos que están gobernando son los que estuvieron gobernando antes, pero, bueno, vamos a dejar eso en el buen rollo en el que los canarios siempre hemos trabajado”.

-¿Cree que puede haber cambios en algunas instituciones a raíz del escenario nacional, con Coalición Canaria apoyando la investidura?
“Yo no lo preveo, honestamente, desde la experiencia que tengo. Los socios que están gobernando están muy cómodos. Tienen una tradición de Gobierno y tienen afinidad ideológica también. Por lo menos en Tenerife, seguro”.

“En este país se echa de menos la posibilidad de alcanzar acuerdos”

El alcalde de Adeje y presidente de los socialistas canarios, José Miguel Rodríguez Fraga, se muestra convencido de que, en Canarias, al menos en Tenerife, no habrá un cambio de alianzas políticas a lo largo de esta legislatura. Por tanto, cree que el pacto CC-PP es sólido. Sobre el conjunto del país, echa de menos tensión y más colaboración. “A nivel nacional la cosa está más complicada -explica-. Se echa de menos la posibilidad de acuerdos. Creo que en el país habría que aliviar la tensión y buscar un camino más constructivo. Ese es el diagnóstico que yo haría. Por lo demás, el panorama es muy complejo. La mayoría parlamentaria es la que es y con ella hay que tirar para adelante. Y yo creo también que el Partido Popular se ha instalado en una posición poco colaborativa, por decirlo suavemente, y eso dibuja un escenario de polarización y de crispación que no ayuda. Sobre todo no ayuda a los ciudadanos a tener una percepción de que las cosas caminan. Sin embargo, por otro lado, la economía va bien y se han tomado medidas que mejoran la vida de la gente”, asegura José Miguel Rodríguez Fraga.

TE PUEDE INTERESAR