sur

Un tercer municipio de Tenerife pide ser declarado zona tensionada

El gobierno municipal apuesta también el desbloqueo de casi 300 viviendas y la cesión de más de 3.000 metros cuadrados

El pleno del Ayuntamiento de Granadilla de Abona ha aprobado este miércoles por unanimidad instar al Gobierno de Canarias a que declare al municipio como zona de mercado residencial tensionado.

El objetivo prioritario de esta declaración es la de seguir implementando “un abanico amplio de instrumentos que ayuden a solucionar el grave problema de vivienda” que sufre Granadilla de Abona, ha informado la corporación municipal en un comunicado.

De esta manera se subraya la necesidad de seguir apostando por la función social de la vivienda a través del establecimiento de alquileres asequibles que alivien la carga económica que sufren muchos ciudadanos a la hora de hacer frente al pago de sus alquileres, añade el consistorio.

La alcaldesa de Granadilla de Abona, Jennifer Miranda, explica al respecto que con esta solicitud “seguimos avanzando en intentar solucionar uno de los problemas mas graves” que sufre la población del municipio, como es el precio de la vivienda”.

Una vez remitida la solicitud será el Gobierno de Canarias como administración competente el que realice el estudio donde se analice si los gastos en el alquiler o la cuota hipotecaria superan el 30% de los ingresos medios de las familias granadilleras.

Una vez acreditada esta circunstancia se podrán declarar como zonas tensionadas aquellos núcleos residenciales en los que se cumplan dichos requisitos.

Esta solicitud se une a otras medidas llevadas a cabo por el grupo de gobierno municipal, formado por PSOE y PP, como el desbloqueo de casi 300 viviendas en la zona de Los Hinojeros en el casco y la cesión de más de 3.000 metros cuadrados al Instituto Canario de la Vivienda para la construcción de vivienda pública. 

TE PUEDE INTERESAR