La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha emitido una nueva alerta para avisar de la presencia de mostaza no declarada en una mezcla de especias utilizada para los kebabs. Esta nueva alerta se une a las que ya lanzó el organismo durante el mes de noviembre para avisar de la presencia de otros alérgenos en un popular chocolate que se vende en los supermercados españoles, en unos barquillos o en unas galletas.

En este caso y como viene siendo habitual, la Aesan recibió una notificación de las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri). En esa notificación se avisaba de la presencia de mostaza no incluida en el etiquetado en una mezcla de especias “shawarma pollo”, utilizada para elaborar durums y otras recetas típicas de la gastronomía turca. La mostaza es una sustancia que puede provocar graves consecuencias a las personas alérgicas que la tomen sin darse cuenta.

En concreto, los datos del producto son Shawarma Pollo Halal Madrid, se comercializa en envases de 100 gramos, el número de lote es el 4 y su fecha de consumo preferente es antes de finales de 12/2024.

“Esta información ha sido trasladada a las autoridades competetentes de las comunidades autónomas a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI) y a los Servicios de la Comisión Europea a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF)”, dice la Aesan en un comunicado. “El objeto de que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización”, añade la agencia.

Así, el organismo, que depende directamente del Ministerio de Consumo, ha pedido que, como medida de precaución, las personas alérgicas que puedan tener el producto en sus hogares eviten tomarlo. De la misma forma, la Aesan también avisa de que no existe ningún riesgo para aquellas personas que no sean alérgicas a la mostaza.