Sociedad

El HUC suma ya más de seis meses sin un neuropediatra

El centro sanitario sostiene que no ha podido encontrar en el mercado laboral un sustituto. DA
El centro sanitario sostiene que no ha podido encontrar en el mercado laboral un sustituto. DA

Más de seis meses lleva el Hospital Universitario de Canarias (HUC) sin contar con un neuropediatra, después de que el único facultativo especializado en esta materia en el centro esté de baja desde el mes de diciembre. Pese a que se ha intentado suplir esta plaza, lo cierto es que hasta el momento no ha sido posible, lo que supone que aquellos niños con problemas como pueden ser autismo, epilepsia o hiperactividad, entre otras tantas patologías, o no han sido examinados por el especialista en este tiempo o lo ha hecho otro pediatra, en ocasiones puntuales.

Una de las familias afectadas por esta esta situación se puso en contacto con DIARIO DE AVISOS para denunciar que desde el mes de noviembre su hijo no ha sido examinado por el neuropediatra. Explicaron que, pese a tener cita en mayo, esta fue anulada, y ahora lo que se les indica desde el hospital es que, de momento, no se están dando nuevas fechas. Incluso, sostienen que los meses de julio y agosto están llenos. El problema de este caso radica en que se requiere de la autorización del facultativo para poder realizar una pruebas médicas al menor.

Al respecto, fuentes del propio centro hospitalario, consultadas por este medio, explicaron que hasta la fecha la mencionada baja médica del facultativo no ha podido ser cubierta porque no se ha logrado encontrar un sustituto con esta especialidad. No obstante, indicaron que está prevista la incorporación de un neuropediatra en unos días. Aclararon también que en estos meses han sido los servicios de Pediatría y Neurología los que han realizado las valoraciones de los propios pacientes.

Según afirmó el presidente del Sindicato Profesional de Médicos de Tenerife (CESM), Ramón Castro, este es un problema que viene de lejos. A su juicio, la solución estaría en dotar de dos plazas, como mínimo, cada una de las especialidades pediátricas, como ocurre en prácticamente el resto de hospitales españoles de este nivel. Castro explicó que en el HUC las diferentes especialidades de Pediatría solo cuentan con un médico, salvo oncología, mientras que, por ejemplo en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria -con el que se podría equiparar por población- hay, al menos, dos. “De esta manera, si se produce una baja médica, como ha ocurrido hasta el momento, se podría solventar”, añadió.

Además, llamó la atención sobre el hecho de que neurología pediátrica es una especialidad complicada, que hay que conocer para poder atender, lo que dificulta que todos los pacientes puedan ser vistos por otros especialistas. Por último, precisó que cada vez se aprecia un aumento de la demanda para este área -la media de espera para una cita es de 500 días-, que atiende casos como el autismo, trastornos de conducta, epilepsia, discapacidad mental, hiperactividad o déficit de atención, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR