La velocidad de nuestros pensamientos se estrena en el Festivalito

Aïda Ballmann protagoniza una cinta que se pregunta: ¿Qué es la luz?

festivalito aida ballmann

Benjamín Reyes / La Palma

La velocidad de nuestros pensamientos se estrena hoy a escala nacional, a las 20:45 horas, en los Multicines Millenium de Los Llanos de Aridane en el marco del XI Festivalito. Protagonizada por Aïda Ballmann este filme de calado científico cuenta la historia de una cineasta alemana y un equipo que graban un documental sobre la investigación astrofísica en el sur de España.

A su llegada a Granada los recibe un investigador divulgador que hará de guía durante toda su estancia. Lo que inicialmente era un trabajo de índole estrictamente científica, se va convirtiendo, paulatinamente, en la razón central de la película: ¿Qué es la luz? y la influencia real que la luz ejerce sobre los seres humanos.
La parte cinematográfica está dirigida por Nacho Chueca y la científica por Emilio García. “A mí me ha apasionado el tema de la luz desde niño, no en su versión científica sino fenomológica. Luego estudié Arquitectura, que para mí es la reordenación de la materia en el espacio y en tiempo de, por y para la luz. De ahí surgen todas las cuestiones que yo me he formulado sobre la luz, que es la esencia pura del universo”, arguye el granadino Nacho Chueca.

“Hay un momento en la película –prosigue- en el que el primer físico que aparece, Carlos Barceló, dice: El universo es materia y el resto es todo luz. A partir de aquí se plantean las cuestiones más humanas. Una documentalista alemana, que viene de un país racional, viene a Andalucía con la intención de rodar un documental científico se va encontrando con los aspectos más humanos. Cuando vi The Extraordinary Tale pensé que Aïda Ballmann era esa documentalista”.

“Después de escuchar a los científicos me ha cambiado la percepción que tengo de la vida. Ahora me siento más pequeña en el universo. Me ha ayudado a relativizar mis problemas personales”, expone Aïda Ballmann, actriz herreña de origen alemán, que se documentó a nivel científico para meterse en la piel de la documentalista Erika Brücken. “Me encargué de varios aspectos del personaje, relativos al maquillaje o el vestuario”, agrega la intérprete canaria.

 

La mirada semisubjetiva

La estructura narrativa de La velocidad de nuestros pensamientos, que está producida por el Instituto de Astrofísica de Andalucía Media Lab, sigue la estela de El libro negro, de Pappini, que cuenta el viaje de un excéntrico millonario que decide hacer un viaje por el mundo con el objetivo de encontrar respuestas, al igual que la susodicha documentalista alemana.

“Pappini no solo transmite lo que los demás dicen sino cómo él interioriza lo que los demás le van diciendo. Es una mirada, que en cine, sitúa la cámara en plano semisubjetivo. Muestra lo qué ocurre y cómo alguien asume lo qué ocurre. Suele ser una mirada de perplejidad. La mayor parte de La velocidad de nuestros pensamientos está narrada con ese plano”, expone Chueca. “Las respuestas que hemos encontrado no son estrictamente científicas. Esas respuestas dejan perpleja al personaje de Erika”, apostilla.

TE RECOMENDAMOS