Tres de cada 10 médicos que terminan la residencia no tendrán trabajo en las Islas

El Sindicato Médico denuncia que Sanidad solo ofrece un contrato estable al 35% de los especialistas que han acabado su formación

El Hospital Universitario de Canarias (HUC) albergó el acto de despedida de los médicos residentes que han concluido su formación en el centro. / DA
El Hospital Universitario de Canarias (HUC) albergó el acto de despedida de los médicos residentes que han concluido su formación en el centro. / DA

Desde la llegada de la crisis económica, hay pocas profesiones que se hayan librado de los recortes y los problemas para mantener o conseguir un empleo estable. De hecho, profesionales como los sanitarios, que hasta hace poco parecían ajenos al desempleo y la precariedad laboral, también se han visto afectados por la recesión, hasta el punto de que ahora decenas de médicos y enfermeros se ven obligados cada año a hacer las maletas para lograr un trabajo. Es el caso de los médicos internos residentes (MIR) que acaban de concluir su periodo de formación en los centros de salud y hospitales de Canarias. Según aseguró ayer el secretario general del Sindicato Médico (CESM) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Levi Cabrera, tres de cada diez residentes no tendrá “prácticamente ninguna posibilidad” de encontrar un empleo en el Archipiélago, a pesar del déficit crónico de especialistas que arrastran muchos servicios hospitalarios.

En concreto, según explicó al DIARIO Levi Cabrera, “hay determinadas especialidades en las que el Servicio Canario de la Salud ha realizado ofertas de trabajo, como Pediatría, Traumatología, Radiodiagnóstico, Ginecología y Anatomía Patológica, porque hay escasez de médicos debido a las jubilaciones y sustituciones, y se están ofreciendo contratos algo más estables; en esta situación se encuentran en torno al 35% de los residentes que acaban de terminar el MIR”, recalcó el secretario general del CESM en Tenerife.

Mientras, “otro 30% de los médicos que acaban de finalizar su periodo formativo en especialidades como Reumatología, Cardiología, Cirugía General y Digestiva o Anestesiología, tendrán opciones de lograr contratos temporales este verano y quizá hasta el invierno, pero su situación será precaria”, subrayó Levi Cabrera, quien recordó que para el resto de especialistas, fundamentalmente los formados en Nefrología, Neumología, Hematología, Medicina Intensiva, Alergología, Medicina Interna, Análisis Clínicos, Neurofisiología y Oncología Radioterápica, “la oferta de empleo en Canarias es prácticamente nula”.

En esta situación estarían cerca de 40 médicos de los 104 que acaban de terminar la residencia, entre los que se encuentran 29 de médicos de familia, dos especialistas en Medicina Preventiva, uno de Medicina del Trabajo, cuatro en Psiquiatría y Psicología Clínica (disciplinas con unidades docentes propias) y 68 con formación hospitalaria en los dos hospitales públicos de referencia de la Isla. A este centenar de profesionales también hay que sumar al menos una decena más de médicos que, por incapacidad temporal, baja prolongada o embarazo, terminarán la residencia a lo largo de los próximos meses.

[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]Sanidad acredita a extranjeros para cubrir plazas en Pediatría y Familia
La falta de opciones laborales para los especialistas que acaban de concluir su formación en los centros sanitarios de Canarias, contrasta con la necesidad de profesionales en algunas disciplinas, como es el caso de Pediatría o Medicina de Familia. Según aseguran desde el CESM, “se está volviendo a contratar a médicos sin la especialidad, tanto recién graduados como extranjeros no comunitarios a los que se acredita para ejercer en Pediatría y Atención Primaria”[/su_note]