educación

“Ha sido fascinante interactuar sobre cine con los alumnos del Virgen del Mar”

En días pasados, el Colegio Virgen del Mar mantuvo una nueva experiencia en torno al mundo del cine, en esta ocasión fue de la mano de la escritora norteamericana Elle Przybyla, quien desarrolló una interesante Masterclass para los alumnos de 3º de ESO. Ella es escritora y diseñadora espacial, con un enfoque en el desarrollo […]

Elle Przybyla | DA
Elle Przybyla | DA

En días pasados, el Colegio Virgen del Mar mantuvo una nueva experiencia en torno al mundo del cine, en esta ocasión fue de la mano de la escritora norteamericana Elle Przybyla, quien desarrolló una interesante Masterclass para los alumnos de 3º de ESO. Ella es escritora y diseñadora espacial, con un enfoque en el desarrollo de contenidos para productos interactivos y exposiciones. Es la fundadora de Subtilis Design, un estudio de diseño de experiencias polifacético, especializado en la creación de entornos ricos en contenidos. Estudió en Columbia University, Nueva York y La Universidad de California, Los Ángeles, (UCLA). Ahora reside en Tenerife, y, sin duda, estos alumnos han contado con una oportunidad enriquecedora, que les ha brindado esta especialista en narrativa y cine, con la que podrán continuar su trabajo desde el ámbito de la plástica, diseño e inglés, y que les llevará hacia la fascinante creación de guiones y contextos filmográficos. Elle busca siempre aportar nuevas puertas para entrar al conocimiento del cine, como lo hizo en el Virgen del Mar.

-¿Se puede decir que existe interés hoy entre los jóvenes por escribir, o se hace realidad el concepto que nos quieren vender de que han sustituido lo digital por el libro?

-“No, no creo que sea necesariamente una cuestión de si el interés por escribir ha disminuido con el auge de lo digital. La relación entre la palabra escrita y el medio de entrega no es absoluta. Es decir, a lo que nos referimos como “lo digital” y “el libro” no son mutuamente excluyentes. Podemos leer textos de páginas impresas y podemos leer textos de dispositivos digitales y la información es la misma. La experiencia es posiblemente diferente y, según un estudio reciente publicado este año por un profesor de lingüística en la American University, existe evidencia de que los milenios o nativos digitales en la universidad todavía prefieren los libros físicos a los libros electrónicos.

Considero que lo más importante que hay que entender es el papel que la escritura juega en la comunicación cotidiana, y más específicamente en las diferentes fases del proceso creativo. Una novela o un libro de no ficción puede existir como una obra completa, por lo que es más obvio ver la importancia que tiene la palabra escrita. Sin embargo, la escritura también influye en cómo se producen otras cosas. Los juegos y las películas desarrollan, el diálogo se crea. En las etapas iniciales del desarrollo de un proyecto, todo eso se comunica a través de la escritura. Incluso si el producto final no es un libro, la capacidad de escribir bien cuenta”.

-¿Encontró en el Colegio Virgen del Mar, ese espacio donde la literatura parece que se puede convertir también en cine?

-“Trabajar con los estudiantes en el Colegio Virgen del Mar fue una experiencia gratificante. Interactuar con chicos como estos llenos de lengua inglesa y de iniciativa por crear cine es una experiencia siempre fascinante. Durante el taller, hicieron un ejercicio en el que tuvieron que exponer juntos un guión, usando algunos elementos básicos de la narrativa: personajes, ambientación, fragmentos de diálogo. Los alumnos no se enfocaron en adaptar una obra de literatura existente, sino en generar ideas a partir de una base. La idea era construir algo rápidamente, por absurdo que fuera. Los estudiantes trabajaron en grupos y fue genial verlos inventar sus ideas individuales para unos elementos específicos, y luego tratar de encajarlos en un todo con sus compañeros de clase. El cine es un esfuerzo colaborativo, por lo que el ejercicio reflejó un poco de un proceso de producción. Sí, ellos salieron de la masterclass y taller con una mayor apreciación de lo que es desarrollar un guión. Pienso que tienen potencial para poder producir algunos proyectos interesantes en el futuro”.

-¿Qué quiere aportar con sus Masterclass, “Desarrollo de narrativas”?

-“Idealmente, me gustaría comunicar que la escritura es un proceso, por ello el primer borrador no debe ser el último, como muchas veces indico en algunos ensayos en nuestra web ‘www.subtilisdesign.com’. El proceso no siempre es fácil. A veces las ideas fluyen, otras veces están estancadas. No hay que tener miedo a experimentar, pero hay que entender también que ciertas convenciones existen porque funcionan, porque mantienen al lector y a la audiencia implicado o involucrado. Y que no se dejen intimidar por el trabajo, porque puede ser tremendamente gratificante.

Siempre me gusta destacar que para ser un escritor excepcional, se tiene que leer; para ser un cineasta innovador, se tiene que ver películas; para entender la construcción de un guión, se tiene que leer guiones. La escritura trata del desarrollo de la propia voz, y también implica aprender del trabajo de otros. Hay que preguntarse, ¿qué funciona? ¿Por qué funcionó?  Y lo más importante, ¿cómo puede el trabajo de otras personas ayudarme a desarrollar mi propia voz, refinar mi propia concepción o entendimiento de las cosas?

Por último, me gustaría alentar la escritura de diferentes medios y géneros, porque puede ayudar a obtener un mayor dominio del arte o práctica. Y es posible descubrir que se tiene un talento o una pasión por la narración documental, o que se es ingenioso y cómico. Uno puede sentirse inspirado en dominar una habilidad que nunca se dio cuenta de que la tenía”.

-¿Es el inglés un inconveniente para la creación literaria de un chico o chica español?

-“No, el inglés puede ser un inconveniente para el hablante nativo de inglés. Es decir, dominar el lenguaje y la palabra escrita no es algo que simplemente sucede porque usted lo habla con fluidez. Ciertamente hay desafíos para escribir fuera de su lengua materna y la traducción es un arte absoluto. La forma en que usamos el lenguaje puede ser sutil. Las referencias culturales y las percepciones están, por supuesto, incrustadas en la literatura. Como mencioné antes, los buenos escritores leen. De hecho, la lectura de un libro en su idioma original no sólo será una ventana a otra cultura, sino que también puede informar sobre su propia producción creativa. Hay mucho que aprender de la literatura mundial.

En el caso de la película, que es un medio audiovisual, los subtítulos ofrecen una forma de superar la barrera del lenguaje. Yo no soy una fan del doblaje, ni creo que una actuación deba sentirse forzada por un diálogo afectado o artificial que tiene lugar en un lenguaje que no se domina. Si un intérprete está pensando demasiado en el lenguaje, esto será una distracción. Por lo tanto, creo que producir un proyecto en español e internacionalizarlo con subtítulos en inglés podría ser otra solución elegante”.

-¿Hacia dónde llevan sus Masterclass al no iniciado en la literatura y el cine?

-“Creo que la mayoría de nosotros estamos expuestos a la literatura y el cine a través de la cultura popular. Es tan importante que podemos predecir cómo una historia se desarrollará, y  puede sentirse algo intuitivo. Yo diría que el enfoque de la Masterclass es en cómo pasar de ser un consumidor a ser un productor. Y esta es una buena manera de pensar sobre el propio potencial”.