Tenerife

El 21% de las aguas residuales de Tenerife se vierten al mar sin tratar

“Reconocemos que existe un problema, llevamos tiempo asumiéndolo”, declara el consejero insular de Aguas, Manuel Martínez; la Isla necesita 1.000 millones de inversión y prevé que en 2019 se vean los frutos

La depuradora de Valle de Guerra será la próxima en ponerse en funcionamiento. FRAN PALLERO

El déficit en la depuración de las aguas en las Islas es una realidad que estos días ha vuelto a la primera línea de la actualidad. Lo cierto es que Canarias acumula ya varias décadas de hábitos inadecuados con respecto al tratamiento de aguas residuales, de las cuales buena parte terminan en el subsuelo o en el océano. Esta situación, que no es ajena a ninguna isla del Archipiélago, ha sido asumida desde hace ya varios años por el Cabildo de Tenerife, como así lo recoge el Plan Hidrológico insular.

Al respecto, el consejero de Aguas de la Corporación insular, Manuel Martínez, reveló a DIARIO DE AVISOS que en estos momentos, de la totalidad del agua generada en Tenerife, el 21,74% no se trata adecuadamente y se vierte al mar, lo que supone un total de 13,8 millones de metros cúbicos cada año. “Nosotros reconocemos que existe un problema, pero llevamos tiempo asumiéndolo y trabajando para poder solventarlo”, aseveró el consejero.

Según los datos del Plan Hidrológico, la Isla genera al año unos 63,48 millones de litros cúbicos de agua, para una población de residentes y turistas de 954.175 personas. De la cantidad de agua generada, el 60% es recogida en el sistema y, a su vez, de esta, aproximadamente, el 38,8% (unos 24,6 millones de metros cúbicos) se depuran, frente al 21% -citado anteriormente-, que no es tratada de forma adecuada y se vierte al mar. Martínez puntualizó que a ello hay que sumar otros 25 millones (el 39,5% de las aguas generadas) que se vierten en el subsuelo, aspecto en el que, incidió, “también hay que trabajar”. El consejero explicó que esta labor es competencia de los municipios, pero matizó que desde el Consejo Insular de Aguas y otras áreas del Cabildo se han planificado una serie de actuaciones para solucionar estos problemas. De igual modo, insistió en que, según los recientes estudios llevados a cabo, la Isla necesita una inversión de alrededor de 1.000 millones de euros para hacer frente al problema del tratamiento de las aguas residuales.

Manuel Martínez es optimista con respecto al futuro y la repercusión de las obras previstas a corto plazo. Añadió que en septiembre, con la entrada en funcionamiento de la depuradora de Valle de Guerra, se pasará de depurar el 38% actual al 40%, mientras que el dato se elevará hasta el 46,6% en enero de 2018, con la depuradora de Adeje-Arona. En caso de que el Gobierno central cumpla el plazo y la planta de tratamiento de aguas de Santa Cruz esté lista en 2019, supondría que el 59% de las aguas estarían tratadas adecuadamente y que solo se verterán al mar sin las condiciones adecuadas el 1,33% de las aguas residuales generadas, frente al 21,7% actual. “Esto no lo decimos hoy, llevamos años trabajando”, recalcó.

Martínez recordó que el Consejo ha planificado otras cuatro grandes depuradoras comarcales para Guía de Isora, Arona-San Miguel, Granadilla y Acentejo, que se suman a la del Valle de Güímar y que vendrán también a contribuir a mejorar la situación. “Con estas obras podríamos estar hablando de solucionar prácticamente la totalidad de los vertidos”, dijo. “Esperamos que el Estado se comprometa a invertir lo que ha dicho”, añadió. Por último, cuestionó los datos facilitados por Podemos en base a un estudio de la Universidad de La Laguna, ya que no coinciden con los oficiales.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, recalcó, en primer lugar, que las aguas de Canarias son “excelentes” y desvinculó el déficit de depuración de la presencia de las cianobacterias, conocidas como microalgas. Reconoció que el problema de los vertidos es “preocupante” y abogó “por trabajar muchísimo”. Añadió que, aunque se trata de una competencia municipal, el Cabildo “ha planificado una hoja de ruta y va a aportar cerca de 90 millones”.

Destinan 48 millones para culminar la red de saneamiento

El responsable insular de Cooperación Municipal, Aurelio Abreu, recordó que la Isla tiene prevista una partida de 48 millones de euros en tres años para que los municipios terminen de ejecutar la red de saneamiento, debido al déficit que presentan. De hecho, precisó que se estima que falta el 40% de la red necesaria.