atentado terrorista en barcelona

“Al musulmán que practica su religión como Dios manda no hay que temerle”

El presidente de la Federación Islámica de Canarias, donde viven 75.000 musulmanes, arremete contra los autores del atentado: “No representan al Islam, es gente inhumana”
Tijani El Bouji, que lleva 15 años en Tenerife, asegura que “quienes asesinan, en nombre de la religión que sea, merecen el máximo castigo”. DA
Tijani El Bouji, que lleva 15 años en Tenerife, asegura que “quienes asesinan, en nombre de la religión que sea, merecen el máximo castigo”. DA
Tijani El Bouji, que lleva 15 años en Tenerife, asegura que “quienes asesinan, en nombre de la religión que sea, merecen el máximo castigo”. DA

La cifra de fallecidos por el doble atentado de Cataluña ascendió ayer a 14, tras la muerte por apuñalamiento de una mujer en Cambrils, poco antes de que cinco presuntos terroristas cayeran abatidos mortalmente por los Mossos d’Esquadra. Hay otros cuatro detenidos y se mantienen abiertas todas las hipótesis sobre el conductor de la furgoneta que segó 13 vidas en Las Ramblas de Barcelona.

Ayer, el presidente de la Federación Islámica de Canarias, Tijani El Bouji, arremetió duramente contra los autores de los dos ataques del jueves en Cataluña. “Esa gente que cometió ese salvaje atentado era inhumana, no sentía la vida que tenía; ¿con qué argumento se toma la libertad de matar a gente inocente? Que me lo expliquen porque eso no aparece en ningún sitio del Corán, que no maten en nombre de mi religión”, manifestó ayer el líder musulmán en declaraciones a DIARIO DE AVISOS.

Veinticuatro horas después de la matanza de Barcelona y Tarragona, Tijani El Bouji, de nacionalidad marroquí, no podía disimular una indignación que transmitió a los fieles en el rezo de cada viernes. “Les he dicho que esto es un acto criminal que no tiene ningún sentido y que no cabe en cabeza humana que alguien, sea de la religión que sea, entre en una vía pública para matar a hombres, mujeres y niños. Quienes cometen esa barbaridad no representan al Islam ni a los musulmanes. Quienes asesinan merecen que caiga sobre ellos el máximo castigo”.

El presidente de la Federación Islámica de Canarias subrayó su sentimiento personal de tristeza e hizo un llamamiento a la unidad “para frenar a los criminales”. “A estos asesinos hay que responderles juntos, con nuestras armas, que son la libertad, la democracia, la tolerancia, la misericordia y la justicia”, señaló, y remarcó una frase que resume gran parte de su discurso: “Al musulmán que practica su religión como Dios manda no hay que temerle”.

El Bouji no se cansa de repetir que el “verdadero” Islam es paz y misericordia, y a transmitir ese mensaje dedica todo su esfuerzo cada día en Canarias, la tierra que lo acogió hace 15 años y para la que solo tiene palabras de agradecimiento.

“barcelona es un ejemplo”

Además, no quiso pasar por alto lo que representa la ciudad en la que la muerte campó ayer por una de sus arterias principales. “Barcelona es un ejemplo, una ciudad cosmopolita, acogedora, tolerante, que es un referente internacional, a la que acude todo el mundo y en donde -recordó- hace unas semanas la gente se manifestó para pedir la acogida de refugiados”.

El Bouji admitió que le preocupa que estos atentados puedan afectar a la convivencia de la comunidad musulmana en España, porque “cada vez que ocurre algo así es también una amenaza para nosotros”, aunque defendió el carácter tolerante de la sociedad canaria: “Aquí nunca ha habido nada que nos pueda molestar, porque los casos aislados no cuentan”. Por último, quiso tener un recuerdo para las 14 víctimas mortales del jueves en la Ciudad Condal. “Mis súplicas y mis rezos para todas las personas muertas y mi deseo de que los heridos se recuperen pronto”, concluyó.

“Este país me ha dado todo lo que no me pudo dar el mío”

Tijani El Bouji es una persona con carisma, que trasciende de la comunidad musulmana, lo que le ha convertido en alguien muy popular en el sur de Tenerife, donde trabaja.
Nada más iniciar la conversación destaca la “convivencia fenomenal” entre la comunidad que representa y el resto de religiones en la Isla. Lleva 15 años residiendo en Tenerife, lo que le lleva a asegurar que se siente más canario que marroquí.

Ayer se mostraba especialmente dolido con los atentados de Cataluña y se preguntaba: “¿Cómo podría permitir que alguien en nombre de su religión mate gente y encima en un país que me ha dado todo lo que no me pudo dar el mío?”.

Para noviembre está preparando una mesa redonda en el Sur, en colaboración con las dos universidades canarias, bajo el título Hacia una ciudadanía participativa. Actualmente, 75.000 musulmanes viven en Canarias, la tercera parte en la isla de Tenerife.

TE RECOMENDAMOS