microalgas en canarias

El Cabildo apoya estudiar si hay relación entre microalgas y vertidos y agilizar obras para depuración

La Corporación tinerfeña aprueba, a propuesta de Podemos, ocho compromisos sobre las aguas residuales vertidas al mar sin depurar y sobre el cambio climático; el Consejo Insular de Aguas deberá revisar y actualizar el cronograma de obras para acortar plazos

Bancos de cianobacterias de la especie de Trichodesmium erythraeum, que han afectado este verano a las costas de tenerife y otras islas. J. J. G. A.

El pleno del Cabildo tinerfeño aprobó por unanimidad apoyar, junto al Gobierno canario y al estatal, la investigación científica sobre las causas y prevención de la proliferación de las llamadas microalgas (en realidad cianobacterias) que ha afectado en los últimos meses a las costas de la Isla, así como acortar y adelantar, desde los presupuestos de 2018, los plazos para que Tenerife disponga de las infraestructuras previstas para saneamiento y depuración de aguas negras.

La iniciativa, a propuesta de Podemos, pretende “impulsar compromisos responsables en el ámbito de los vertidos al océano de aguas residuales sin depurar y la lucha contra el cambio climático”, según recoge el documento enmendado por el Gobierno insular (CC-PSOE), y que también apoyó el PP. De esta manera, el Cabildo se compromete a aportar financiación para estudios de las universidades públicas canarias y otros centros de investigación sobre el mar para conocer las causas de los blooms (ploliferación de microorganismos marinos, para los científicos) y, “hasta donde sea posible”, la manera de controlarlos o eliminarlos, sobre todo, “en las áreas de baño y disfrute del mar utilizadas de forma masiva por la población local” o por los turistas.

En la introducción de la moción se argumenta que existe una “discusión científica, aún no cerrada”, sobre si la invasión de cianobacterias se atribuye solo al cambio climático, o también se combina con las aguas residuales. En el pleno, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso (CC), y el consejero de Aguas, Manuel Martínez (PSOE), sostuvieron que la causa de este fenómeno es el cambio del clima o calentamiento global. Un estudio que se presentó en septiembre, coordinado por el catedrático de Ecología y profesor de Oceanografía Biológica de la Universidad de Las Palmas, Javier Arístegui, no encuentra “ninguna evidencia” de la influencia de los vertidos de aguas sin depurar al mar sobre este bloom, pero advierte de que “sería recomendable investigar” más esta posibilidad “para descartarla o confirmarla”.

El acuerdo adoptado por el Cabildo recoge encomendar al Consejo Insular de Aguas “una revisión y actualización” del cronograma de obras de saneamiento y depuración de aguas residuales, “acortando y adelantado todo lo razonablemente que se pueda los plazos”.

Plan contra el calentamiento global y reservas marinas

El acuerdo adoptado por el Cabildo en su último pleno comprende también un plan de acción insular de adaptación y mitigación del cambio climático, promover los sistemas de depuración natural de aguas residuales en pequeños núcleos rurales, impulsar la definitiva creación de las reservas marinas de Teno y Anaga, y una red de microáreas marinas protegidas

Cs ve “ruin y mezquino” que Clavijo se libre de culpa sobre el agua residual

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en Canarias, Mariano Cejas, tacha de “hecho ruin y mezquino” las declaraciones del presidente del Gobierno regional, Fernando Clavijo, en las que culpabiliza a ayuntamientos y cabildos de la mala gestión de las aguas residuales. Cejas recuerda que aunque la competencia es de las administraciones locales, “el Gobierno de Canarias debe supervisar, controlar y sancionar en este asunto”.

A juicio del dirigente de Cs, “cuanto menos es incongruente que Clavijo se atreva a señalar a consistorios y cabildos, cuando la realidad es que muchos están gobernados por CC, por lo que es tirarse piedras sobre su propio tejado y poner de manifiesto su ineptitud y torpeza”. Cs ya pidió en julio al Ejecutivo canario que actuara en esta materia, pero “el señor Clavijo se desentendió totalmente del tema”.