Economía

Canarias y Baleares hacen frente común para lograr el 75% de descuento en los trayectos

El presidente canario aseguró que "somos dos archipiélagos, tenemos problemáticas muy similares y tratamos de buscar soluciones comunes"

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y la presidenta de Baleares, Francina Armengol. Sergio Méndez

Baleares y Canarias han acordado este miércoles crear un frente común para garantizar en el trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se incremente del 50 al 75 por ciento la bonificación para los residentes en ambos archipiélagos en los trayectos aéreos y marítimos con la Península, así como la supresión del cien por cien de las tasas aéreas.

Así lo han trasladado en rueda de prensa el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, que esta mañana han mantenido una reunión bilateral en la sede de Presidencia del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife.

Fernando Clavijo agradeció la visita, por primera vez a Canarias, de Francina Armengol como presidenta del Govern y quiso recordar que este encuentro viene a ser la segunda parte de la reunión que ambos mandatarios mantuvieron en el archipiélago balear hace casi un año.

El presidente canario destacó el ambiente de colaboración que existe entre ambos gobiernos, pues, según sus palabras, “somos dos archipiélagos, tenemos problemáticas muy similares y tratamos de buscar soluciones comunes y establecer un frente ante el Gobierno de España”. Reconoció, además, que ha sido una jornada “muy completa” que permitirá seguir generando sinergias en lo que es “un intercambio y otra forma de hacer las cosas”.

Por su parte, Francina Armengol agradeció al presidente Clavijo la forma con la que “siempre” ha tratado al Gobierno de Baleares y el haber hecho posible esta relación de colaboración para fijar objetivos comunes y resolver los problemas de los ciudadanos de ambos archipiélagos.

“Hemos mantenido y seguimos manteniendo un clima de colaboración entre los dos gobiernos, que han trabajado toda la legislatura juntos para solucionar problemas y hacer un frente común ante el Gobierno de España para que sea sensible a algo que es difícil de entender si no se vive en una isla”, afirmó Armengol.

Así, de cara al trámite de los PGE, la presidenta balear remarcó que el objetivo de ambos gobiernos es hacer una “apuesta firme” para conseguir “de una vez por todas” el 75% de descuento en los trayectos aéreos y marítimos con la Península. En este sentido, Fernando Clavijo aclaró que la información que les ha transmitido el Gobierno del Estado es que en el proceso de tramitación se va a lograr la unanimidad de la Cámara para que esta bonificación quede reflejada en los presupuestos.

REINVERSIÓN DEL SUPERÁVIT

En la reunión también se ha hablado del “corsé” al que se han visto sometidas las comunidades autónomas con superávit debido a la regla de gasto, de ahí que Canarias y Baleares hayan coincidido en la necesidad de que se flexibilice y se puedan reinvertir esos recursos -“sin necesidad de dárselos a la banca”- en los servicios públicos esenciales.

A este respecto, Francina Armengol señaló que las comunidades autónomas han sido, junto con los ayuntamientos, las que han cumplido todas las normas que ha marcado el Estado, en especial Canarias y Baleares, que han sido “muy cumplidoras”. Por ello, piden que el superávit de 2017 se pueda reinvertir en el presupuesto de 2018 para aquellas inversiones, gastos o proyectos que cada gobierno estime prioritario para servir a temas de interés general para la ciudadanía. Por ello, Canarias y Baleares están trabajando de forma conjunta para presentar enmiendas al ministro Montoro para que pueda responder a esta situación del superávit.

Otros temas que se han abordado en el encuentro de hoy ha sido la regulación del alquiler vacacional, la mejora de la calidad del empleo en la hostelería y los planes de infraestructuras turísticas. En relación a este último asunto, la presidenta balear comentó que el Gobierno de Rajoy ha dejado de hacer inversiones turísticas en gran parte del país, de ahí que Baleares y Canarias se hayan unido para pedir esas inversiones desde los presupuestos estatales, dado que, pese a que son comunidades autónomas que están tirando de la economía española gracias al sector turístico, estas inversiones las están costeando con fondos propios.

Por último, también han hecho una demanda conjunta al Gobierno del Estado en materia de promoción en el Reino Unido para paliar los efectos del ‘brexit’.