CD Tenerife

Quique Estebaranz: “Nada me haría más feliz que el ascenso del CD Tenerife a Primera División”

Entrevista con uno de los referentes históricos de la época dorada del CD Tenerife

Quique Estebaranz celebra el primer gol del CD Tenerife ante el Real Madrid./DA

Uno de los referentes históricos de la época dorada del CD Tenerife es Quique Estebaranz. El jugador madrileño dejó una profunda huella en la isla, no solo por ser un extraordinario futbolista, sino por su implicación en la sociedad tinerfeña. Quique, que sigue conservando casa en Tabaiba, y cuando sus obligaciones profesionales se lo permiten, se escapa a una isla que lo vió triunfar como futbolista. El CD Tenerife, después de su gran victoria en El Sadar ante Osasuna, ha despertado la ilusión a una afición que estaba resignada hasta hace pocas fechas. Estebaranz desea a un CD Tenerife jugando el play-off, y luchando por el ascenso a Primera División.

-¿Cómo es la vida de Quique Estebaranz en la actualidad?
“Me dedico al mundo de la representación. Llevo cuatro años trabajando para la empresa YouFirst Sports. Mi residencia la tengo en Madrid, pero por motivos laborales me suelo mover por muchos sitios”.

-¿Mantiene algún tipo de vinculación con la isla?
“Sin ir más lejos estuve en Navidades en Tenerife, no solo por trabajo, sino por afinidad a mi islita. Sigo manteniendo casa en Tabaiba, y cuando puedo me escapo”.

-El cambio de entrenador ha supuesto una evidente mejoría en el rendimiento del CD Tenerife en las últimas jornadas, con un play-off que se ha puesto a tiro de piedra
“La Segunda División se caracteriza por la igualdad. Cada año pasa lo mismo. Recuerdo hace dos temporadas, el Osasuna no había estado en los primeros puestos, se clasificó al final en el sexto, y fue el que ascendió ganando todos los partidos. Nada me haría más feliz que el ascenso del CD Tenerife a Primera División”.

-En uno de los muchos equipos que militó Quique Estebaranz fue el Sevilla. El domingo, su filial, visita al representativo. Pese a su mala clasificación, no hay que fiarse, ya que cuentan con una de las mejores canteras del país.
“Estuve con ellos dos temporadas, y es uno de los clubes que mejor trabajan la cantera. Ahí está el trabajo que ha hecho Monchi, que fue compañero mio en la etapa de jugador. El Sevilla Atlético es un equipo que trata de formar jugadores. No hay que fiarse porque llevan dos jornadas ganando a equipos como el Zaragoza y el Barcelona Atlético. En Tenerife somos dados a ser muy optimistas cuando el equipo va bien, pero muy pesimistas cuando ocurre lo contrario. Hay que tener los pies en el suelo, ir pasito a pasito, para conseguir la meta. Todos los clubes desean enfrentarse al Sevilla Atlético o al Lorca, pero ambos están dando disgustos a los equipos que quieren estar arriba. Ojalá que el CD Tenerife no sea uno de ellos”.

-Ahora que está de moda la chilena de Cristiano Ronaldo, ¿fue el gol que le marcó al Real Madrid, en la primera liga que perdió en Tenerife (3-2), el más mediático de su carrera?
“Mediático seguro. Porque tuvo la importancia que tuvo en aquel momento. Marqué bastantes goles parecidos, pero ese ante el Real Madrid fue el que más repercusión tuvo. Pasan los años y siempre se me recuerda ese gol, ya sea para bien o para mal dependiendo del equipo que seas”.

-Otra de las imágenes más virales de aquel histórico partido es la de Quique Estebaranz consolando a un abatido Michel al final del partido
“Es una imagen de la que se suele tirar mucho como recurso cuando se están acabando las ligas, y la vinculan al tema de las primas a terceros. No se que tiene que ver que yo consuele a Michel con que haya primas a terceros. Yo feliz de que la gente se acuerde de uno aunque sea para mal, aunque en este caso se trate de una anécdota”.

-¿Qué mensaje le envía a la afición del CD Tenerife de cara a esta recta final que se presenta de lo más apasionante?
“Apoyo incondicional al Tete. Es lo que se merece, lo que necesita el equipo, y desean todos los jugadores de su afición. Que animen durante todo el partido, que si hay un fallo el aplauso se imponga al silbido, lo que extramotiva al jugador. Aunque no es fácil, porque no conozco a una afición al completo que lo haga”.