República Democrática del Congo

El brote de ébola alcanza una “nueva fase” en la República Democrática del Congo

La OMS ha expresado su preocupación ante la situación en el país, donde el ébola se habría saldado con al menos 23 muertos

EUROPA PRESS

El ministro de Sanidad de República Democrática del Congo (RDC), Oly Ilunga Kalenga, ha informado este miércoles de que el brote de ébola ha alcanzado una “nueva fase” tras registrarse un nuevo caso en la ciudad de Mbandaka, una localidad del noroeste del país que cuenta con aproximadamente 1 millón de habitantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha enviado al país 4.000 dosis de una vacuna experimental contra la enfermedad en un intento por acabar con el brote, ha expresado su preocupación ante la situación en el país, donde el ébola se habría saldado con al menos 23 muertos en el marco del último brote.

La enfermedad fue detectada en un primer momento en varias áreas remotas del país, lo que ha dado tiempo a las autoridades para trazar un plan para hacer frente a la situación. Sin embargo, la llegada del brote a Mbandaka aumenta significativamente el peligro.

“Hemos entrado en una nueva fase del brote de ébola, que afecta ahora a zonas sanas, incluidas las zonas urbanas”, ha aseverado Ilunga en un comunicado. “Desde el anuncio de la alerta en Mbandaka, los epidemiólogos están trabajando para identificar a las personas que han estado en contacto con las áreas afectadas”, ha explicado.

La portavoz del Ministerio de Sanidad, Jessica Ilunga, ha confirmado que el proceso de vacunación arrancará este mismo fin de semana, según ha recogido el diario local ‘Actualité’.

Asimismo, ha resaltado que la vacuna “será administrada exclusivamente a aquellas personas directamente expuestas a casos confirmados de ébola y a todas las personas en contacto con estos casos”.

En este sentido, ha detallado que entre las personas que serán vacunadas figurarán todos los trabajadores médicos que han tratado a los afectados o casos sospechosos de ébola.

Con este, ya son nueve los brotes de ébola registrados en República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus precisamente en este país en 1976. La facilidad con la que se contagia la enfermedad la hace especialmente peligrosa, como quedó de manifiesto entre 2013 y 2016 con el citado brote en África Occidental.