Sanidad

El tabaco se lleva cada día la vida de seis canarios

Los datos oficiales de la Consejería regional de Sanidad revelan que 466.000 personas mayores de 16 años son consumidoras, lo que supone el 26% de la población

Se calcula que en las Islas una de cada cuatro personas es fumadora. A. G.
Se calcula que en las Islas una de cada cuatro personas es fumadora. A. G.

Cada año mueren en Canarias en torno a 2.300 personas a causa del tabaco, de las cuales unas 170 son fumadores pasivos, según datos oficiales de la Consejería regional de Sanidad ofrecidos con motivo de la conmemoración hoy del Día Mundial sin Tabaco. En el caso de toda España, la cifra de muertes causadas por este hábito asciende a 52.000, mayormente víctimas de cáncer de pulmón (causante de un 81% de las defunciones anuales entre 2010 y 2014, según datos del Ministerio de Sanidad). Además, se calcula que el coste en servicios sanitarios derivado del consumo de tabaco puede representar unos 180 millones.

La Encuesta de Salud de Canarias revela que siguen fumando en la comunidad autónoma alrededor de 466.000 personas mayores de 16 años, lo que constituye el 26,2% del total de la población. La proporción de varones (28,7%) y de mujeres que fuman (23,7%) ya es muy próxima. Esto ocurre en regiones en las que la epidemia de tabaquismo ya está muy evolucionada; disminuye la proporción de varones fumadores y se acerca a la de mujeres.

Destaca el incremento de personas que nunca han fumado, que ha pasado de un 50% en 2004 a un 58% en 2015, sobre todo en los varones (39% en 2004 hasta el 61,7% en 2015).

Perfil

Por otro lado, los datos de la Encuesta de la Semana Sin Humo, realizada el pasado año a 5.000 pacientes, muestra que, a día de hoy, el 57% de las personas, en algún momento de su vida, ha consumido tabaco (el 15,6% todavía fuman diariamente, el 7,3% son fumadores ocasiones y 34,1% son ya exfumadores), frente al 43% que nunca lo han hecho.

El fumador activo (tanto aquel que declara serlo a diario, como el ocasional) se inició en el tabaco entre los 17 y 18 años y consume menos de 10 cigarrillos al día (el 49,2%, así lo declara); son una minoría (4,1%) aquellos que declaran fumar más de una cajetilla, 20 cigarrillos, cada día.

Asimismo, el producto tabáquico más consumido son los cigarrillos convencionales (el 69,6% de los fumadores así lo acredita), frente al tabaco para hacer cigarrillos a mano (13,7%) u otras opciones mucho más minoritarias (puros, cigarrillos electrónicos o pipas).

Sobre el número de veces que ha intentado abandonar el hábito, se mantienen las mismas cifras registradas en años precedentes: el 70,1% de las personas que fuman han intentado dejarlo en más de una ocasión, hasta el punto de que el 16,7% lo ha intentado cuatro o más veces.

En el análisis de qué motivos impulsarían a las personas que fuman en España a abandonar este hábito, los consumidores afirman que el principal sería la propia salud, en el caso que se les diagnosticara una enfermedad relacionada con el tabaco (28%), aunque la mayoría (61,8%) señala que aquello que les empujaría a dejar de fumar sería una combinación de factores, como el estado de salud de la familia, la financiación del tratamiento farmacológico para dejar el hábito, el aumento del precio del tabaco u otras razones. La encuesta apunta que el 61,4% de las personas (fumadores y no fumadores) sí estaría de acuerdo en aumentar el precio del paquete de tabaco a ocho euros.

Precisamente, Canarias ha pedido que la nueva ley antitabaco incluya eliminar la exención fiscal de este producto en las Islas, lo que supone un incremento del precio.