sociedad

Paisajes españoles que parecen de otro planeta (la mayoría, en Canarias)

La biodiversidad de nuestro país es tan rica, que existen numerosos entornos y paisajes que por sus colores, formas y texturas parecen sacados de otro planeta

La biodiversidad de nuestro país es tan rica, que existen numerosos entornos y paisajes que por sus colores, formas y texturas parecen sacados de otro planeta. Y más aun, si nos trasladamos al archipiélago canario, cuyo origen volcánico aguarda panorámicas imposibles de no fotografiar. A continuación, compartimos algunos de los paisajes que consideramos más curiosos:

Erosiones de Bolnuevo (Murcia)

Declaradas patrimonio natural de Murcia, las Erosiones de Bolnuevo se presentan como un entorno de ficción preparado para el rodaje de cualquier filme interestelar. Se trata de formaciones de roca talladas y moldeadas por el agua y el viento que dan la bienvenida al conjunto de playas vírgenes que unen Bolnuevo con el poblado de Puntas de Calenegre, en Lorca.

Erosiones de Bolnuevo (Murcia). DA

Charco de los Clicos (Lanzarote)

También conocido como Laguna Verde, se encuentra en el interior de un gran cráter abierto al mar conocido como El Golfo, en la isla de Lanzarote. Su color verde se debe a la presencia de organismo vegetales en suspensión. Esta laguna está conectada al mar a través de grietas subterráneas, pero, a su vez, separada superficialmente por una plata de arena. El baño en la zona está prohibido.

Charco de los Clicos (Lanzarote). DA

Paisaje Lunar (Tenerife)

Al sur de la isla de Tenerife, existe un rincón mágico que asoma entre un manto de pinos. Las diversas figuras cónicas, obra del efecto de la erosión sobre una ladera formada por fina ceniza volcánica de color beis, forman el denominado Paisaje Lunar. Los curiosos pueden acceder directamente a pie a través de una sendero de 13 kilómetros desde el término municipal de Vilaflor.

Paisaje Lunar (Tenerife). DA

Parque nacional de Garajonay (La Gomera)

Si existe un lugar de laurisilva digno de renombre debido a sus óptimas condiciones, ese es el parque nacional de Garajonay, situado en la isla de La Gomera. Envuelto en musgo, agua y bruma, el entorno es capaz de evadir al senderista con su impresionante vegetación. Actualmente, el parque es patrimonio mundial y reserva de la biosfera de la UNESCO.

Parque nacional de Garajonay (La Gomera). DA

Las Médulas (León)

Las Médulas que se encuentran en El Bierzo, también patrimonio mundial, son el resultado de la mayor explotación aurífera de todo el Imperio romano. La estampa rojiza resulta ser su principal atractivo paisajístico, que se completa con un escenario arqueológico del que se han extraído relevantes conocimientos acerca de la actividad minera que cesó hace siglos.

Las Médulas (León). DA

El Torcal de Antequera (Málaga)

El Torcal de Antequera, perteneciente a la provincia andaluza de Málaga, era hace unos 200 millones de año un lecho marino. A día de hoy, este patrimonio mundial sorprende por su paraje kárstico, torneado por el viento, la lluvia y el hielo.

El Torcal de Antequera (Málaga). DA
El Torcal de Antequera (Málaga). DA

Selva de Irati (Navarra)

Con la llegada del otoño, la afamada Selva de Irati, en Navarra, se funde en una variedad de tonalidades provocada por el verde de los líquenes presentes en los árboles y el rojizo de las hojas propio de dicha estacionalidad. Se trata de uno de los mayores bosques de haya y abeto de Europa (unas 17.000 hectáreas), en el Pirineo oriental navarro.

Selva de Irati (Navarra). DA

Parque nacional de Timanfaya (Lanzarote)

El parque nacional de Timanfaya se encuentra en los municipios de Yaiza y Tinajo de la isla de Lanzarote. Surgido de varias erupciones ocurridas entre 1730 y 1824, este panorama volcánico se corona como uno de los principales reclamos turísticos de la Isla. La ausencia de vegetación en un terreno recubierto por tonos rojos, pardos, ocres, negros y naranjas convierten al parque nacional de Timanfaya en un paraje de belleza sinigual.

Parque nacional de Timanfaya (Lanzarote). DA

TE RECOMENDAMOS