EDUCACIÓN

El 20% de los docentes de la ULL se jubilará antes de 2025

La vicerrectora de Ordenación de la Universidad de La Laguna cifra en unas 40 plazas el déficit actual de profesores en el centro, aunque confía en que este año se pueda eliminar

La ULL se ha comprometido a revisar y mejorar el protocolo contra el acoso sexual y sexista. A. Gutiérrez

Las universidades canarias ocupan el tercer puesto en el ranking nacional en cuanto al envejecimiento de los docentes, según un estudio publicado a principios de este año. Así lo puso ayer de manifiesto la vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado de la Universidad de La Laguna (ULL), Carmen Rosa Sánchez. Además, precisó que, en el caso de la institución académica de la que es responsable, se estima que el 20% de los docentes tendrán que jubilarse antes de 2025, lo que ha supuesto que la Universidad haya reforzado en los últimos años las actuaciones para hacer frente al déficit de profesores que ya venía arrastrando por la crisis.

En estos momento, la ULL tiene en su plantilla un total de 1.605 profesores, una cifra que se ha incrementado con respecto al año 2015, cuando se contabilizaban 1.586 docentes. Se estima que la media de edad se halla en los 54,04 años, aunque se eleva hasta los 61,6 años en el caso de los catedráticos de la Universidad y a los 63,1 para los catedráticos de las escuelas universitarias. Añadió que uno de los problemas detectados es que los nuevos docentes no pasan el tiempo suficiente junto a aquellos de edad más avanzada, para que se pueda efectuar un trasvase de conocimiento.

La vicerrectora, que estuvo acompañada ayer por el rector de la Universidad, Antonio Martinón, se mostró confiada en que con la Oferta Pública de Empleo (OPE) prevista para este año se pueda eliminar el déficit estructural de docentes del centro. Asimismo, recalcó que en los últimos años se ha trabajado en este sentido y puntualizó que se ha hecho un esfuerzo en incrementar los contratos de ayudante de doctor y en reducir el listado de personas que estaban pendiente de ser acreditados como catedráticos.

Aunque la vicerrectora apuntó que hay un área que cuenta con mayor déficit de personal, como es el caso de Didáctica, matizó que en el resto la situación es muy similar. De hecho, cifró en unas 40 plazas las necesarias para poner punto y final, al menos de momento, a esta demanda de profesorado. Este escenario ha motivado que en el caso de elaborar la OPE de este año (que aún se desconoce a cuántas plazas ascenderá) además de los criterios ya estipulados, como previsión de jubilación y edad media de los docentes, se tendrá en cuenta, por primera vez, el número medio de alumnos.

En la actualidad, se estima que del total de la plantilla de profesores el 60% es funcionario y el 40% es personal laboral. Además, se calcula que al año dejan su puesto unos 60 profesores, la mayoría (en torno a 40) por motivos de jubilación, mientras que el resto lo hace por cese causado por distintas razones, entre ellas el fallecimiento.

Catedráticos
Mientras que en el año 2016 se contabilizaba un total de 58 personas a la espera de acreditación para ser nombrado catedrático, actualmente la cifra es de 19 personas. La vicerrectora, que matizó que el objetivo es eliminar esta lista de espera, recordó que en 2016 se inició un proceso de diálogo con este personal, al igual que con el que estaba a la espera de ser profesor titular para modificar y ajustar los criterios. De hecho, en ese momento cuatro personas habían iniciado medidas judiciales contra el centro, que finalmente fueron retiradas.