Santa Cruz

El PSC ve a Santa Cruz sin proyectos, paralizada y en manos de la ocurrencia

José Ángel Martín ha realizado estas consideraciones en una rueda de prensa en la que hizo balance de los tres años de mandato del pacto de gobierno municipal entre CC y su socio el PP

José Ángel Martín (PSOE). | DA

El portavoz del PSC en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, José Ángel Martín, ha opinado que la ciudad está sin proyectos, paralizada y en manos de la ocurrencia y de la improvisación, y ha criticado la desidia en vivienda pese a que hasta 2011 había 65 millones de euros en suelo público.

José Ángel Martín ha realizado estas consideraciones en una rueda de prensa en la que hizo balance de los tres años de mandato del pacto de gobierno municipal entre CC y su socio el PP, sobre el que comentó que los populares tienen “absolutamente secuestrados” a los nacionalistas.

“Son tres años llenos de titulares y de prensa vacía” mientras la ciudad permanece con un Plan General de Ordenación anulado por la justicia, añadió Martín, quien indicó que el Ayuntamiento “supuestamente” ha contratado la redacción de un nuevo documento “pero ni conocemos a la empresa ni se ha contactado con la oposición para hacerla partícipe” del nuevo texto.

Tampoco hay plan estratégico para desarrollar la ciudad, en tres años la Gerencia Municipal de Urbanismo no ha aprobado ni un solo planeamiento y, por el contrario, ha retrasado el Plan Especial de El Toscal, advirtió el edil.

Santa Cruz de Tenerife ha perdido además la bandera de ciudad cultural, la capacidad de generar cultura, y a esto se añade que en general no hay inversión, puesto para este concepto se habían previsto 23 millones de euros en 2017 y sólo se han ejecutado siete millones, según José Ángel Martín.

“O el dinero no estaba y han engañado a la ciudadanía o faltan proyectos y capacidad” para sacar las inversiones adelante, opinó.

También criticó que desde 2015 se ha prorrogado el contrato de suministro de los servicios de limpieza al no haberse procedido a la adjudicación del nuevo concurso y recordó que por este concepto el Ayuntamiento abona otros 23 millones de euros.

Añadió que el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, ha tenido “otro disparate” al proponer cambiar el uso de una parcela en el puerto para que la Autoridad Portuaria edifique un hotel, algo que no figura entre los objetivos del ente portuario y que entra “en competencia directa” con el hecho de que el Ayuntamiento dispone de suelo para este fin a apenas unos 600 metros de distancia en Cabo Llanos.

Acusó asimismo de improvisación el proceder en relación con la situación de la futura Ciudad de la Justicia, sobre lo que el PSC pide que se abra un debate que englobe a las sedes administrativas, pues a su juicio en El Sobradillo se podrían instalar las consejerías autonómicas de Hacienda y de Educación, actualmente en edificios alquilados.

Manifestó José Ángel Martín que otro ejemplo de “parálisis absoluta” se da en el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), que a su juicio ha congelado las partidas y han vuelto las colas para los usuarios, el retraso en los expedientes y la polémica en torno a la gestión de la prestación canaria de inserción.

Agregó el portavoz socialista que Santa Cruz de Tenerife tiene un problema con el alquiler de vivienda porque en los últimos quince años no ha habido políticas en este ámbito, indicó que el alquiler vacacional puede ser un elemento distorsionador en un momento determinado y explicó que en el último trimestre los precios en este concepto han aumentado en un 8 por ciento.

“Tras quince años de desidia y de mala gestión hay que ser capaces de competir incentivando los alquileres sociales y el patrimonio público de suelo que, según un estudio con datos de entre 2005 y 2011, constaba de parcelas por importe de 65 millones de euros”, añadió.

A partir de 2011 y con los efectos de la crisis no ha habido venta de suelo público, algo que a juicio del exedil de Urbanismo podría comenzar a hacerse a partir de ahora, por ejemplo con la parcela destinada a uso hotelero y que durante su etapa al frente de la Concejalía llegó a valorarse en unos 45 millones de euros.