Sucesos

Jony, el primo obsesionado que presuntamente acabó con la vida de Vane en Betancuria

El sonido de un doloroso grito irrumpía la pausada hora del mediodía en el Valle de Santa Inés de Betancuria el pasado 4 de junio

Imagen panorámica de Betancuria (Fuerteventura). Google Earth

El sonido de un doloroso grito irrumpía la pausada hora del mediodía en el Valle de Santa Inés de Betancuria (Fuerteventura) el pasado 4 de junio. Sonia acababa de encontrar a su hija,Vanesa Santana Padilla -o Vane, como la llamaban en el pueblo con cariño-, rodeada por un gran charco de sangre, semidesnuda y cubierta por una manta.

Pese a que contactó con los servicios de emergencia de forma apresurada y aturdida ante el trágico hallazgo, ya era demasiado tarde: Vane había fallecido a manos, presuntamente, de su primo Jonathan.

Según ha declarado Marcelino Cerdeña, alcalde de la localidad majorera, al diario EL ESPAÑOL, la joven era “alegre, como era lo normal en su familia”, y trabajaba como dependienta.

Además, explica que  “aquí [en Betancuria] todos somos familia de todos, el que no lo es por parte de madre, lo es por parte de padre”, en alusión a la situación familiar de la chica asesinada, cuyos ascendientes maternos son originarios de Betancuria.

Obsesionado con las mujeres

Jonathan R.S. -o Jony-, también de 21 años, sufre un 75 por ciento de discapacidad intelectual y tiene antecedentes de acoso a varias mujeres, ya que estaba obsesionado con estas y con los viodejuegos.

Su prima Vane había vivido anteriormente un episodio de atosigamiento por parte de Jonathan, pero “como eran familia no le dieron mayor importancia y fíjate ahora lo que ha pasado”, según declaraciones que recoge el mencionado periódico.

Ahora, en prisión provisional, está acusado de los cargos de homicidio y agresión sexual.