Economía

La renovación y la formación, claves para el futuro de Canarias

Los hoteleros participan en un gran debate sobre el sector en el sur de Tenerife y concluyen que para seguir creciendo es imprescindible continuar apostando por el turismo de calidad

Imagen de los hoteleros durante el debate celebrado en el Hotel Hard Rock, en el Sur de la Isla. DA

Canarias cerró 2017 con la llegada de 15.975.507 turistas , un 6,6% más que en el ejercicio anterior; cifras récord que también reflejan los datos de Tenerife que volvió a alcanzar su máximo histórico con 5,7 millones de turistas. Los hoteleros, no obstante, se muestran menos optimistas de cara a los próximos años, debido al nuevo empuje de destinos como Túnez, Egipto y Turquía, que lograron recuperar 10 millones de turistas en 2017.

Según Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches Marbella y moderador del debate, “debemos hacer una reflexión, desde todas las áreas implicadas en el sector, para reposicionar nuestra marca turística. Hemos vivido unos años de esplendor porque, en parte, nos hemos beneficiado de la situación de conflicto de otros países competidores, y ahora es el momento de decidir qué papel queremos jugar en el mapa turístico internacional”.

Díez reconoció que “aunque estamos haciendo las cosas bien, hay que seguir aplicando altos estándares de calidad en materia de sostenibilidad, formación y servicios si queremos hacer frente a los nuevos retos y atraer al turista de mayor valor. Canarias hasta ahora ha crecido a partir de sol y playa, pero además tiene algo importantísimo hoy en turismo: la seguridad. Pocos destinos de sol y playa, con el clima y la oferta que tiene el Archipiélago, mantienen esa percepción de seguridad”.

Empresarios y directivos del sector turístico de Canarias coincidieron en señalar que estamos ante un turista cada vez más entendido, que busca nuevos alicientes y un alojamiento que sea parte de la experiencia. “Los hoteles han dejado de ser un sitio para dormir para convertirse en uno de los centros imprescindible del viaje. Canarias es uno de los destinos que más rápido y mejor han sabido adaptarse a este nuevo movimiento generacional, pero debemos seguir reforzando y actualizando nuestro modelo”. De hecho, según los hoteleros los dos movimientos clave que asegurarán el crecimiento de Canarias son la total renovación de la planta hotelera, ya muy avanzada, y la atracción de talento para ocupar puestos en la industria. En el encuentro contó con la participación de Victoria López, directora general GF Hoteles; Javier Suárez, director general, PY Hotels & Resorts; Javier Muñoz, director general de operaciones para Canarias y Cabo Verde de Iberostar Hotels & Resorts; Óscar Ledesma, jefe de Recursos Humanos zona Sur de Catalonia Hotels & Resorts; Gustavo Escobar, director general del Hotel Botánico & The Oriental Spa Garden 5*GL.; Antonio Corominas, director de recursos humanos de Hard Rock Hotel Tenerife; y Victor Haro, Manager – Canary Islands & Cape Verde de Meliá Hotels International. Todos los hoteleros reconocieron que la falta de talento es uno de los grandes hándicaps a los que se enfrenta Canarias, y que es vital atraer a los mejores profesionales a las Islas para garantizar un futuro de éxito.

“Vivimos un auténtico proceso de cambio, donde las tecnologías, la interacción con las redes sociales, la sostenibilidad y la diferenciación tienen un rol fundamental; una transformación que afecta al turismo y que impactará en su evolución. Necesitamos profesionales formados, con talento, capaces de liderar el futuro del turismo, que se involucren con la excelencia y que tengan en el cliente y en su satisfacción su principal meta. Los hoteles deben ser parte principal del cambio, pero también las comunidades y su entorno. El turismo no sólo es un motor de riqueza y empleo, sino una herramienta para mejorar la vida de las personas por lo que es imprescindible que actores públicos, privados y académicos estemos coordinados”.