Economía

Los efectos colaterales del Mundial de Fútbol

El absentismo laboral durante el campeonato de Rusia, que hoy se inicia, puede reducir la productividad empresarial en España un 60%

Un aficionado español se dejará, al menos 1.211 euros en acudir a la final del Mundial, más de la mitad de su salario. EP
Un aficionado español se dejará, al menos 1.211 euros en acudir a la final del Mundial, más de la mitad de su salario. EP

La maquinaria del Mundial de Fútbol 2018, que hoy se inicia, ya ha comenzado a funcionar y después de que el entrenador de la selección española fuera cesado ayer y a la espera de que la roja debute mañana viernes, la expectación ya está asegurada. Y es que la repercusión económica del Mundial será muy amplia, no sólo a través de la venta de camisetas, bufandas, equipo de la Selección y coleccionables, sino también en la hostelería.

España es un país futbolero. De eso no hay duda, pero lo que más gusta del deporte rey es disfrutar cada partido en compañía y, si puede ser en un bar o en un restaurante, mucho mejor. Así se desprende de un estudio elaborado por UniversalPay, que estima que durante el Mundial de Rusia la hostelería incrementará, en España, sus beneficios al menos un 25% solo en pagos electrónicos. Además, el papel que desempeñe España en el campeonato está directamente relacionado con este aumento de ganancias en el sector, pues cada vez que la Selección española disputa un encuentro, los beneficios aumentan al menos el 16%, un porcentaje que se incrementa exponencialmente a medida que el equipo avanza en el calendario. De hecho, el día de la final del Mundial las ganancias de bares y restaurantes con respecto a un domingo de julio sin campeonato de fútbol podrían aumentar al menos un 66%, una cifra que no tiene en cuenta que España dispute este partido, por lo que refleja la pasión que despierta el fútbol en nuestro país. Por comunidades autónomas, a los que más les gusta disfrutar del deporte rey en el bar es a los riojanos, ya que la hostelería de esta región aumenta su facturación durante todo el campeonato el 146% con respecto al mismo periodo sin Mundial. Le siguen los melillenses, que incrementan las transacciones con tarjeta en hostelería más del 119%. En el caso de Canarias, el incremento en la hostelería será del 8%.

Pero también gusta ver los partidos en casa. Para el debut de la Selección, el 45% de los españoles pedirá comida a domicilio para ver el España – Portugal en casa, según los datos que se desprenden de la encuesta llevada a cabo por Deliveroo, la empresa de comida de calidad a domicilio. Por su parte, el 25% cocina antes de que empiece el partido y el 23% prepara cualquier cosa durante el encuentro.

Éstos son algunos de los efectos colaterales positivos que ejercerá el Mundial sobre la economía española, pero es que también hay que tener en cuenta su efecto sobre la productividad. Según los cálculos realizados por la consultora de talento y transformación digital Watch & Act, el absentismo durante el campeonato podría reducir la productividad empresarial el 60%. El estudio estima que, durante el mes que dura el mundial, uno de cada tres trabajadores faltará a su puesto de trabajo o no rendirá de una manera óptima. De esta forma, la falta de puntualidad, las distracciones durante la jornada o el abandono del trabajo se convertirán en situaciones frecuentes.

Según Rastreator.com, el comparador online líder del mercado, cada aficionado español que desee ver a la selección en la final del Mundial de Rusia del próximo 15 de julio tendría que desembolsar 1.211 euros de media, lo que supone gastar más de la mitad de su salario mensual si no quieren perderse la cita.