ENTREVISTA

“Por ser de izquierdas no tienes que tener vergüenza de tener dinero”

Sitapaha Savané es un jugador de baloncesto (exjugador) distinto. Implicado política y socialmente, de izquierdas, nunca elude una pregunta por más espinosa que pueda ser la misma. Tras 15 años en la ACB, en la que debutó con la camiseta del Tenerife Baloncesto, echa la vista atrás de manera agradecida, mientras asiste, con esperanza, a los últimos acontecimientos que vive la política en España.

El senegalés es el jugador extranjero que más partidos ha disputado en ACB| JAVIER BARBANCHO
El senegalés es el jugador extranjero que más partidos ha disputado en ACB| JAVIER BARBANCHO

– ¿Cómo vive los días posteriores a dejar el baloncesto?
“Con naturalidad. Es cierto que recibes más peticiones de entrevista y demás, pero era algo muy meditado. A estas alturas de la película otras cosas me tiraban más que jugar otro año a baloncesto”.

– ¿Cuáles son esos planes?
“Acaba de llegarme la noticia. Se me ha confirmado la admisión en un máster muy cotizado, el ESCP Europe, un MBA ejecutivo muy cotizado en el que he superado un proceso de admisión. Empiezo en septiembre y se realiza en varios campus europeos, con una semana intensiva en París, luego en Londres o Berlín. Un programa muy completo de 18 meses. Es la leche, como se suele decir”.

– Su futuro pasa por el mundo de la economía…
“Estudié Económicas en Estados Unidos y siempre he dicho que veo mi futuro en la dirección emprendedora. Se sabe mucho de mi conexión con la política, con la obra social, pero también siempre he dicho que, pensando en Senegal, una de las cosas más importantes y necesarias es el desarrollo económico que debe experimentar. Hay mucho por hacer y puedo aportar mucho, tanto en Senegal como en España”

– ¿Se ve regresando a Senegal?
“Tengo claro que siempre estaré entre Senegal y España. Aquí tengo lazos, a nivel familiar mi pareja y los niños, como también en mi país. Esta idea en el camino de los negocios va muy relacionada con Senegal y España, sobre todo en Canarias. Se ha hablado mucho de extender la mano a África, pero queda muchísimo por hacer y, desde luego, creo que es un campo en el que puedo tener que decir”.

– ¿Le traerá eso a Canarias?
“Sí, usted lo sabe de sobra. Cuando hablo de España, Canarias es siempre la primera parada. Hablamos de las posibilidades de las Islas a la hora de desempeñar un papel muy importante en la conexión España-África, con lo que estoy de acuerdo, pero, hasta el día de hoy, no se ha logrado plasmar de una forma que se vea de manera tangible. Mis proyectos, seguramente, ayudarán en esta línea”.

– ¿Vivimos, aún hoy, de espaldas a Árica?
“He vivido en Canarias la mayor parte del tiempo que he estado en España y mucha gente no se da cuenta de que Canarias está más cerca de Dakar que de Madrid. Desde luego, el conocimiento que se tiene de África es demasiado básico. Los esfuerzos que se han hecho para acercarse al continente a nivel institucional no han sido suficientes. África debe de ser una apuesta muy fuerte para Canarias porque, por proximidad, hay muchísimo que se puede hacer y las Islas tienen mucho que aportar. Sin ir más lejos, la industria del turismo, fundamental en Canarias, también lo es en África. Su experiencia puede aportar muchísimo a la hora de captar empresas que se puedan establecer. Hablo de esas líneas y muchas otras”.

– Pero la relación que tiene Canarias con África es mayor que la que tiene el resto del Estado…
“Personalmente es difícil poder evaluarlo porque no soy muy objetivo cuando se habla de las Islas, pero hablando con otras personas creo que hemos tenido mejores experiencias en Canarias porque hay una cercanía hasta en la forma de ser. Somos personas muy cálidas en ambos lados y eso siempre ayuda”.

-Aún no hemos hablado de baloncesto, pero ya habrá asumido ser un deportista de élite, o exdeportista, al que se le pregunte casi más por cuestiones políticas que deportivas…
“Efectivamente. Seguramente esa sea una de las razones de mi retirada, porque siempre he tenido muchos intereses que me interesan tanto como el baloncesto y que, hasta el momento, tenía aparcados ya que ser deportista profesional requiere de todo tu tiempo. Ahora, con la retirada, puedo dar más tiempo a esas cuestiones en las que he estado involucrado, pero en menor medida. También tener tiempo para mi familia y mi gente”.

– Ser referente para la izquierda le ha servido para recibir insultos e improperios de la derecha más reaccionaria…

“Que la gente de extrema derecha me mire mal es casi un honor, porque significa que estoy haciendo bien las cosas en la vida. Bromas aparte, personalmente nunca lo he llevado mal porque cuando tú eres coherente es muy fácil hablar. El problema, y lo vemos ahora mucho a nivel político, es cuando no lo eres, porque es fácil que te lo echen en cara. Siempre he defendido y vivido mis ideas, por lo que, llegado el caso, nunca temo hablar o debatir con nadie”.

– ¿Es coherente que Pablo Iglesias e Irene Montero hayan comprado un chalet por 600.000 euros?
“Eso ha tenido tanta repercusión porque se ha vivido como una contradicción con cosas que se hayan podido decir antes, pero ese debate también denota una cosa que siempre ha estado ahí, de fondo, que yo también he vivido: alguien que de verdad es de izquierdas no puede tener dinero o casi tienes que tener verguenza por ello. Yo siempre he sido de izquierdas y, obviamente, siendo jugador profesional de baloncesto pobre no soy, pero una cosa no tiene que ver con la otra. Me molesta que parezca que ser pobre sea una necesidad para entender a la gente que tiene menos o poder preocuparte por ello porque es falso y yo soy un perfecto ejemplo de ello. Mi conclusión: me alegro mucho de que esto empiece a dejar de ser así, especialmente por gente de la propia izquierda. Yo no creo en los ricos contra los pobres, sino en los valores de la gente. A lo largo de mi vida he conocido a gente que tiene mucho dinero y valores muy admirables, así como gente que cobra menos de 1.000 euros que es más de derechas que nadie y está en todo su derecho de serlo”.

– ¿Lo veremos en Podemos?
“La Demencia de Estudiantes me tenía algún cántico relacionado con Podemos pero a día de hoy sigo sin ser miembro de ningún partido político. La gente, por mi ideología y por haber conocido a gente destacada de Podemos, han ido en esta dirección, pero antes de eso he conocido a gente con relevancia del PSOE o Coalición Canaria y tengo fotos con José Manuel Soria y no he dicho que me iba con el PP”.

Sitapha Savané debutó en ACB vistiendo la camiseta del Tenerife Baloncesto |DA
Sitapha Savané debutó en ACB vistiendo la camiseta del Tenerife Baloncesto |DA

– ¿Cómo vive alguien como usted, que lleva la política en la sangre, el momento que vive actualmente España?
“Han sido días históricos para el país y es un privilegio haber sido testigo de ello. Como africano hay una parte que he vivido de manera muy especial que aquí damos casi por hecho: lo bonito que es la democracia, que se pueda desarrollar algo así en total paz, sin tensión en la calle ni incidentes. El expresidente pierde el poder, cruza el hemicilo y da la mano al hombre que va a tener el poder. Eso no hay que perderlo nunca, porque en España, como en África, hemos vivido otras cosas anteriormente. Creo que es bueno que se vea una reacción a tantos casos de corrupción, porque, desde luego, otra vez como africano, sé el daño que eso hace a cualquier país. Eso no se puede permitir en una democracia del nivel de España. Que los próximos que vengan vean que el dinero público es de todos y que están para trabajar para los ciudadanos, no para ellos y su gente”.

– Hablemos de baloncesto. Llegó en 2001 a Tenerife y hay una generación en la Isla que no lo vio jugar o, directamente, que no conoce ese dato…
“Cierto, y es algo que siempre reivindico mucho. No ayuda que el Tenerife Baloncesto esté sin actividad, porque en ACB sería más difícil olvidarlo. Yo no lo olvido, entre otras cosas porque viví momentos clave en mi carrera deportiva. En la Isla debuté en ACB cuando Paco García se atrevió a ello y mi recuerdo es grandísimo. Es más, sigo yendo a Tenerife y volveré este verano. No entiendo mi carrera sin mi etapa formativa en el Tenerife Baloncesto”.

– Por todo lo que sucedió deportiva y extradeportivamente, imagino que aquellas dos temporadas parecerían más…
“Es verdad que fueron muchas cosas en poco tiempo, pero yo me quedo con la parte feliz de todo lo logrado. Aquel ascenso desde la LEB tan perseguido, el primer año en la ACB donde ganamos al Barça, bueno, ganamos a un montón de los grandes. El final fue bastante desagradable para todos y te deja siempre con es pregunta de qué hubiera pasado si… aunque todos somos mayores, no sirve de nada perder tiempo imaginando otros escenarios. Estoy agradecido por la oportunidad que me dieron”.

– ¿No se arrepiente de nada tras 448 partidos y 15 años en la Liga Endesa?
“Es que solo puedo mirar atrás desde al agradecimiento, sin echar en falta nada. Mi filosofía de vida es ser agradecido con todo lo que me han dado porque siempre puedes tener más, puedes haber ganado más partidos y más dinero, pero así no se puede ir por la vida. He hecho las cosas lo mejor posible, he tenido una carrera larguísima cuando poca gente lo preveía en un principio, me siento muy orgulloso y ahora miro al futuro con ganas de todo lo bueno que está por venir”.

– ¿Con qué se queda?
“Con la gente que he conocido en el camino. He podido vivir en muchos sitios, cruzarme con personas de multitud de países y he podido vivir muchas experiencias. Por encima de todo , me quedo con eso”.